Últimos temas
» Saludos a tod@s!
Ayer a las 10:01 pm por Nikola Tesla

» Rumor — Samara
Ayer a las 1:50 pm por Alajëa N'Ralla

» Expediente de C. Bastian {En proceso}
Miér Ago 16, 2017 10:28 pm por Pandora

» The Story Never Told - Élite
Miér Ago 16, 2017 7:39 pm por Invitado

» Death parade × Alajëa
Miér Ago 16, 2017 6:37 pm por Helena D. Corso

» Grey havens × Lestat
Miér Ago 16, 2017 6:35 pm por Helena D. Corso

» Registro de Grupo, rango y habilidad
Miér Ago 16, 2017 1:20 am por Leucótea

» Registro de PB
Miér Ago 16, 2017 1:20 am por Leucótea

» ♥ I want to find you{Helena }
Mar Ago 15, 2017 11:22 pm por Helena D. Corso

Afiliados Hermanos
Afiliados de recursos/Directorios

Death parade × Alajëa

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Death parade × Alajëa

Mensaje por Helena D. Corso el Miér Jul 26, 2017 12:23 am

Desde el monumento a Poseidón que daba fin a la gran muralla de Zárkaros podía apreciarse las luces tintineantes del puerto. Más allá, la oscuridad lo consumía todo. En los alrededores, sólo mar y el reflejo de la luna sobre las olas. Era la primera vez que veía a Pandora desde esa perspectiva, la primera vez que consiguiera verlo como un mundo aparte, ajeno de sí misma. Pero sólo hacía falta enfocarse un poco en las inalcanzables luces del puerto, pretender que desde su lugar podía distinguir su taberna, para recordar que tenía una obra pendiente e incompleta. Y las olas, que chocaban agresivamente contra la piedra pulida, parecían querer arrastrarla de regreso. No pedían su dominio, sino su perdición. Querían verla condenada como a toda criatura que no supiera enfrentarse a la ira del mar.

Cerró los ojos en un esfuerzo por convertir la inquietud del cuerpo azul en un momento de tranquilidad. No había nadie más cerca de ella, ni una sola alma que existiera bajo el mando de Davy Jones se atrevería a poner un pie en aquel santuario por temor a ser maldecido. Nadie que habitase la tierra vería la muralla como un espacio de recreación, ni como un objetivo. Por ello había escogido aquel sitio. Quizá en el puerto gozaría del anonimato que le brindaba un cuantioso número de habitantes, sin mencionar que su propia gente poseía cierto control sobre la zona, pero no había razón por la cual arriesgarse. Era mejor si nadie relacionaba a la inmortal con la mujer que estaba esperando. Cada mirada en Pandora podía ser infinitamente traicionera, un riesgo que podía evitarse con un poco de astucia y de conocimiento. Afortunadamente, aún eran tiempos de neutralidad para la Zárkaros, un lugar especialmente difícil para generar rivalidades entre la misma raza y, por consiguiente, conflictos que mantuvieran en alto rigor la vigilancia sobre cada rincón de los dominios de Jones.

Inhaló profundamente el aire limpio, impregnado de fragancia marina, que cada ola arrastraba consigo. Sus ojos se abrieron nuevamente en busca de la luna, al tiempo que de sus labios escapaba un suspiro silencioso. Pronto tendría que marcharse a Bran, a esa región desde la cual la luz azul de la luna no podía apreciarse con frecuencia. Mas era necesario, estrictamente necesario. Su mente comenzaba a traicionarla, cada vez había menos pasado al cual aferrarse en sus pensamientos y no debía faltar mucho para que comenzase a olvidar el paso del tiempo. Sabía, no obstante, que volvería. Por ello debía asegurarse de que todo estuviese preparado para su ausencia, por eso debía esperar la llegada de Alajëa, la mujer que penetraría ese territorio tan inalcanzable como ignorado por aquellos que existen sobre la tierra.




Portgas:

Schröder:





Nikola:

avatar
Apodos : Della, Muse of Death
Avatar : Jessica De Gouw
Habilidad : Viajero del Alba y Bat-man
F. Inscripción : 01/04/2015


Ver perfil de usuario
Maestro

Volver arriba Ir abajo

Re: Death parade × Alajëa

Mensaje por Alajëa N'Ralla el Jue Jul 27, 2017 1:47 pm

Alajëa conocía cada rincón de Zárkaros. Sabía cuánta y qué gente había en cada lugar en cada momento del día, del mes y del año. Aquella noche, la luna llena pintaba las olas del océano e iluminaba las playas, invitando a pasear por las orillas. Alajëa conocía lugares que llevaban décadas sin ser pisados, y, en muy contadas ocasiones, acudía a ellos para apreciar la belleza de aquellas tierras sin preocuparse de ser vista.

Aquella, sin embargo, no era una de esas ocasiones. Salió del agua en una plataforma de abrasión golpeada violentamente por las olas, y respiró profundamente el aire del exterior antes de continuar su camino hacia la muralla. Allí, la esperaba Helena, una vampira con una inteligencia más que peligrosa, y un poder muy a tener en cuenta por aquellos que la conocían. Sin embargo, su charla iba a tener lugar a orillas del mar, en su territorio, y Alajëa era muy consciente de ello.

Subió al punto de encuentro por rutas que llevaban tiempo olvidadas, cosa que se podía deducir por el nulo mantenimiento de los caminos. Las escaleras eran escarpadas y estaban salpicadas de roturas y salientes que no deberían estar allí. Tan solo se ayudó de la luz de la luna para sortear los obstáculos, aunque, en realidad, casi había memorizado las peculiaridades de aquel camino. Alajëa, como Helena, siempre tenía una forma de escapar por si las cosas se complicaban. Eran mujeres inteligentes, que sabían que era mejor una retirada a tiempo que un dramático asalto frontal que acabara con sus vidas. Al fin y al cabo, nadie las recordaría.

Al menos, no por eso.

Tal y como esperaba, la vampira ya estaba allí cuando Alajëa llegó a su destino. La observó unos instantes antes de dejarse ver, aunque ya sabía que los vampiros tenían unos sentidos lo bastante desarrollados como para haberla oído llegar. Oteó el horizonte en busca de extraños, pero no había nada. Solo Helena.

Avanzó unos pasos hasta que sintió la luz desvelar las marcas que tenía en la piel. Se había colocado el cabello tras las orejas, mostrando que no portaba armas, y miró a la vampira a los ojos, serena. De todas formas, no le hacía falta un cuchillo para acabar con una vida. O una medio muerta, en este caso.

Hola, Helena.




LENA TE AMOOOOOOOOO ♥
avatar
Avatar : Daria Sidorchuck
Habilidad : Nana mortífera
F. Inscripción : 22/07/2017


Ver perfil de usuario
Litoral

Volver arriba Ir abajo

Re: Death parade × Alajëa

Mensaje por Helena D. Corso el Dom Jul 30, 2017 12:05 pm

Pronto perfume salado del mar adoptó un matiz distinto, un aroma que provenía de las profundidades, tal vez, algo poco común en los hijos de Poseidón que vagaban libremente por la tierra. El silencio, además, que acompañaba a la atlante, le resultó a Corso fascinante, un acierto y un paso a su favor en aquel proceso por el cual habría de apoderarse de la isla. Quizá, bajo otras circunstancias, habría apreciado la sutileza de aquella mujer en un modo distinto, tal vez se alegraría simplemente y no se preocuparía del mismo modo de los acontecimientos en Pandora. Un par de meses antes todo habría sido tranquilidad, pero la urgencia de actuar la obligaba a poner particular cuidado sobre sus decisiones.

Se giró hacia la atlante cuando hubo estado lo suficientemente cerca. Era extraño apreciar el reflejo de una luz azul en aquella mirada que pertenecía a las profundidades, en los ojos de esa criatura tan habituada a matar que casi enorgullecía a la inmortal. Estaba harta, fastidiada con la existencia de un sinnúmero de criaturas que temían destruir una delicadeza en sí mismos al verse forzados a asesinar, ni siquiera por supervivencia. Esta vez, por fortuna, las cosas prometían un rumbo distinto, una ventaja para la inmortal que ya no admitía simplezas ni errores.

Alajëa — La saludó de vuelta con una disimulada curvatura en sus labios. — Me alegra que vinieras. — A pesar de que había cierta formalidad en aquellas palabras, esa era una de las ocasiones en que Corso realmente se alegraba por la presencia de un individuo. Que Alajëa estuviese ahí significaba que había decidido continuar trabajando en las sombras, incluso profanar un santuario para los suyos si hacía falta. — Como puedes ver, aquí sólo estamos tú y yo, en un punto entre tu territorio y el mío. Te he citado en este lugar no solo para indicarte qué es lo que has de hacer de ahora en adelante, incluso a espaldas de los míos, sino porque también me interesa escuchar lo que tengas que decir. Jones comienza a interesarse en los asuntos diplomáticos más allá de sus fronteras, cosa muy poco común. Dime qué has escuchado. ¿Acaso está planeando algo?




Portgas:

Schröder:





Nikola:

avatar
Apodos : Della, Muse of Death
Avatar : Jessica De Gouw
Habilidad : Viajero del Alba y Bat-man
F. Inscripción : 01/04/2015


Ver perfil de usuario
Maestro

Volver arriba Ir abajo

Re: Death parade × Alajëa

Mensaje por Alajëa N'Ralla el Miér Ago 02, 2017 11:43 am

El salitre se pegaba a la piel de Alajëa como si supiera que era al mar donde pertenecía, aunque hacía ya muchos años que había dejado de tener un hogar. Escuchó con atención a Helena, y analizó el significado de sus palabras antes de contestar. Ambas estaban tomando un riesgo muy alto con lo que estaban haciendo, pero no había mucha gente dispuesta a hacer lo que ellas hacían. Traficar con información era peligroso, sí, y muy poco ético también, pero así era como se ganaban las guerras. De nada servía un ejército de cien mil hombres si no tenían idea de dónde debían asestar el golpe.

Ya sabes que Davy Jones es un viejo lobo de mar — comenzó Alajëa con voz queda —, pero ni siquiera él puede seguir ignorando lo que está pasando. La rebelión es ya un secreto a voces. Nadie sabe nada, pero todo el mundo sabe que está ahí — los susurros en la calle que se apagaban abruptamente cuando se oía a alguien pasar, las miradas cómplice en los lugares más concurridos, la desaparición de gente corriente —. A Jones le importáis un carajo los terrestres y la guerra que os hayáis inventado, y esa postura le ha funcionado estupendamente hasta que dicha guerra ha comenzado a agitar sus aguas. No es estúpido, Helena, y quiere saber el nombre del caballo ganador antes de apostar por él.

Alajëa no podía culparlo. En cierta manera, era justo lo que estaba haciendo ella. No tenía un estricto código moral que la guiara en los tiempos tan oscuros que se cernían sobre Pandora, ni alguien amado a quien proteger de los malvados. Ella se movía por las corrientes, según le conveniese en cada momento, no por los designos del corazón. Era eso lo que la hacía tan eficaz y, a la vez, tan peligrosa.

Lo único que te puedo decir en este momento es que Jones ya está enviando a sus agentes a investigar lo que sucede en las zonas de conflicto con el mar. Y que te va a costar mucho convencerlo de salir de su neutralidad.

Jones era lo bastante inteligente como para no dejarse convencer con palabrería. Estaba volviendo a militarizar Zárkaros, y bien conocía Alajëa lo que el ejército del mar era capaz de conseguir. Podía ser el recurso decisivo para sofocar la rebelión o llevarla hasta la victoria, pero lo que ambos tenían claro era que no iban a luchar en una guerra que no pudieran ganar.




LENA TE AMOOOOOOOOO ♥
avatar
Avatar : Daria Sidorchuck
Habilidad : Nana mortífera
F. Inscripción : 22/07/2017


Ver perfil de usuario
Litoral

Volver arriba Ir abajo

Re: Death parade × Alajëa

Mensaje por Helena D. Corso el Lun Ago 07, 2017 10:31 am

“La guerra que os hayáis inventado”. Hasta entonces, los problemas que han ocasionado los rebeldes no eran más que eso, una guerra inventada, pasos equivocados e ideas egoístas disfrazadas con una causa que para muchos podía ser válida. Pero nadie estaba en guerra aún, todavía era una matanza silenciosa, la gota que sacudiría los cimientos de la isla hasta sumergirla en caos. Y, naturalmente, aquello no le molestaba a Jones, no le interesaba si los titanes de la tierra morían o si llegaban a morir ni a manos de quién. Sin embargo, el titán estaba inquieto, muy a pesar de sus propias ideas o costumbres.

Escuchó a la atlante mientras recorría a paso lento ese santuario, meditando sobre cada palabra y relacionando un acontecimiento con otro, repasando la situación allá en tierra firme y los planes que había para el futuro. No había lugar para cabos sueltos y Jones tenía el potencial de convertirse en uno, en el más problemático de los cabos sueltos. — Davy Jones siempre ha apostado por sí mismo, porque nadie nunca ha peleado estas aguas — Replicó, pensando en lo fácil que se planteaba al titán la cuestión diplomática que, así la escogiera él o le fuera impuesta, lo ataba al territorio. ¿A quién le habría interesar el dominio del mar cuando todo se concentraba en tierra firme? Había escuchado a insensatos desear el puesto de Ikarus y Yusef pretendía destronar a su propio padre, pero nadie a Davy Jones, incluso siendo su territorio la única entrada y la única salida de la isla.

Una sonrisa amplia se dibujó en los labios rojos de la inmortal, exponiendo sus colmillos a la luz noctura, a ese espectro azulado que teñía vagamente las siluetas de ambas mujeres. No se trataba de un gesto artificial ni forzado. Al contrario, la sonrisa que coronaba su rostro estaba influenciada por la más sincera de las ambiciones, por la emoción que le producía pensar en el futuro. La mirada en sus ojos era la de una mujer paciente, acostumbrada al tiempo de los mortales y al desarrollo de esa clase de conflictos que condenaban naciones enteras. — Mi intención es que se quede donde está. Mantenerlo fuera de este asunto facilita mucho las cosas y apuesto a que los demás involucrados agradecen que Davy no pretenda tomar cartas en el asunto. Él estará tranquilo mientras no lo invada nadie. — Detuvo sus pasos y miró de lleno a la mujer, ahora con la expresión digna de una criatura llena de determinación, capaz de ensuciarse las manos tanto como hiciera falta con tal de conseguir lo que ambiciona. — Pero tú sabes mejor que nadie que lo están invadiendo. La bahía puede pertenecer a los elfos, pero la playa sigue siendo territorio de Zárkaros. Lo mismo sucede con el puerto. Esa rebelión que hasta ahora ha sido algo menos que una leyenda está consumiendo el sur de la isla como un cáncer y se lleva de encuentro esa zona que conviene mantener como neutral. Aquí es donde entras tú. La invasión parece, hasta cierto punto, arbitraria, un punto de encuentro para todos aquellos que quieran sumarse al ejército de Yusef, pero lo que quiero que investigues no es lo mismo que Jones pretende saber. Deberás adentrarte más, sumarte como yo, si hace falta, a esta rebelión e investigar qué es lo que quiere con el mar. Te darás cuenta de que parecen haberse acorralado a sí mismos o haber elegido una zona opuesta a Heindel, pero estoy segura de que hay algo más, algo que puede traer problemas si no se evita a tiempo.

off:
Pronto subiré una actualización del mapa que incluya los lugares que he mencionado, así será más sencillo hacernos una idea de lo que están planeando en el aspecto geográfico :3




Portgas:

Schröder:





Nikola:

avatar
Apodos : Della, Muse of Death
Avatar : Jessica De Gouw
Habilidad : Viajero del Alba y Bat-man
F. Inscripción : 01/04/2015


Ver perfil de usuario
Maestro

Volver arriba Ir abajo

Re: Death parade × Alajëa

Mensaje por Alajëa N'Ralla el Dom Ago 13, 2017 11:07 am

Por fortuna para los atlantes, las guerras no se solían librar en sus aguas. Las batallas teñían de sangre la tierra firme, y pintaban de barro las armaduras de los hombres y sus monturas, mas en el océano estaba el poder de engullirlo todo y arrastrarlos hacia la oscuridad más profunda.

Cuando Helena sonrió, Alajëa sintió un chispazo recorrer su columna. Fue capaz de disimularlo, pero no pudo evitar que se le erizase la piel. La sonrisa de aquella mujer era como el primer rayo que desencadenaba una tormenta y lo arrasaba todo. Y solo Dios sabía si el tifón que estaba por llegar a Pandora iba a arrastrar a Alajëa también. Su rostro, sin embargo, se mantuvo transparente y opaco mientras oía a Helena hablar. ¿Qué clase de agente doble sería si en sus facciones se pudiesen leer sus pensamientos?

Cierto era que solo los necios podían pensar que Zárkaros iba a ser siempre un lugar seguro. La sombra de la rebelión era alargada y ya alcanzaba las agitadas aguas que rodeaban Pandora. El turno de Alajëa había llegado. Los rumores ya no bastaban para satisfacer a Helena, y ya era hora de abandonar la cristalina playa para meterse en el fango hasta las rodillas. La atlante no estaba demasiado preocupada por ello, al fin y al cabo había logrado completar misiones bastante más complejas satisfactoriamente, y su existencia no era más que un rumor. Todavía tenía el anonimato y la libertad que le concedía. Asintió, dando por comprendidas las instrucciones, y tomó una bocanada de aire antes de hablar.

De acuerdo. Marcharé dentro de dos días, al alba. Todavía me quedan un par de asuntos pendientes por aquí — dirigió la mirada hacia el mar, pensativa —. Durante el tiempo que esté fuera, no podremos comunicarnos. Hasta que parte, podrás encontrarme si me buscas. Cualquier información extra me servirá para estrechar el cerco. ¿Hay algo más que deba saber?

OFF:
Mil perdones por el retraso al responder pared




LENA TE AMOOOOOOOOO ♥
avatar
Avatar : Daria Sidorchuck
Habilidad : Nana mortífera
F. Inscripción : 22/07/2017


Ver perfil de usuario
Litoral

Volver arriba Ir abajo

Re: Death parade × Alajëa

Mensaje por Helena D. Corso el Miér Ago 16, 2017 6:37 pm

Comprendía muy bien la situación de Alajëa y sabía las implicaciones de su nueva obligación. La joven se vería en la necesidad de intercambiar su anonimato por una máscara de revolucionaria, cesar todo contacto que alguna vez tuvo para con su propio mundo hasta convertirse en lo que hiciera falta para recibir la confianza de Yusef. Pero aquella ocupación encajaba a la perfección con las circunstancias de la inmortal, que también se haría inalcanzable en un futuro próximo. Nadie esperaría el caos que habría de devorar la isla en cuanto aquellas dos criaturas volvieran a encontrarse.

Todavía debo entregarte un par de cosas — Replicó relajando nuevamente su postura junto con su expresión. Acto seguido, retiró de su indumentaria un discreto rollo de pergamino que, además de tener un sello que no le pertenecía, estaba amarrado por un colgante de naturaleza extraña. — El corazón de la rebelión se encuentra en el desierto, lugar poco accesible para tu raza. Si llegas a verte en la necesidad de llegar hasta ahí, este colgante evitará que te deshidrates o que sufras el calor excesivo de la zona — Comenzó a explicar mirándola fijamente a los ojos. — El rollo contiene información valiosa de Thyris y de su regente. Se trata de una carta para Van Helsing, la respuesta hacia la posibilidad de un armisticio. Si llegas a encontrarte con Yusef en persona, es importante que pruebes tu lealtad y el valor que tendrías en sus tropas. Apuesto que no te importará vender a los titanes de la superficie. Dentro de poco no tendrán mucho peso en la isla.

Al finalizar, entregó ambos objetos a la atlante y posteriormente se tomó unos segundos antes de añadir algo más, pues en su mente repasaba de manera fugaz las maquinaciones hechas hasta ese momento, los planes que se habían puesto en marcha a partir de una supuesta alianza con el ejército de los rebeldes. No hacía falta que le confesara que ella misma había jurado lealtad a la causa ni tampoco era necesario explicar que las razones nada tenían que ver, en un principio, ni con sus asuntos ni con un interés sincero a la rebelión, a pesar de que al final se prestara como un movimiento a su propio favor. Haber aceptado la mano del enemigo de la isla le permitía agrandar sus dominios de manera discreta, mas no era suficiente.

De momento no tengo nada más que añadir. Yo misma me encargaré de dar contigo cuando sea tiempo de dar el siguiente paso.




Portgas:

Schröder:





Nikola:

avatar
Apodos : Della, Muse of Death
Avatar : Jessica De Gouw
Habilidad : Viajero del Alba y Bat-man
F. Inscripción : 01/04/2015


Ver perfil de usuario
Maestro

Volver arriba Ir abajo

Re: Death parade × Alajëa

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.