Últimos temas
» The birdhouse × Lynceus
Hoy a las 12:43 am por Helena D. Corso

» ♥ I want to find you{Helena }
Hoy a las 12:23 am por Helena D. Corso

» different at all (Thenidiel)
Ayer a las 11:36 pm por Aldair Orgnar

» Cierre de Temas
Ayer a las 9:39 pm por Ghünter L. Schröder

» Ciénagas y árboles (Edzard)
Ayer a las 9:35 pm por Samara

» Back home (Lynceus)
Ayer a las 7:41 pm por Lynceus Bàlor

» Fate/Light of Extinction (Confirmación Elite)
Ayer a las 5:50 pm por Invitado

» ♢ Diary of a Sky Warrior ♢
Ayer a las 5:32 pm por Lynceus Bàlor

» Iron vs Iron | Aldair Orgnar
Ayer a las 5:23 pm por Lynceus Bàlor

Afiliados Hermanos
Afiliados de recursos/Directorios

For those who wait × Ghünter

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

For those who wait × Ghünter

Mensaje por Gabriele B. Reinhard el Vie Jul 07, 2017 11:30 pm

Tras la muerte de Mircea he ido retomando lentamente mi libertad. Ya no hay ojos que vigilen mis pasos ni lengua que me exponga ante traidores. Y yo sabía bien que, cuando me hartara de su presencia, comenzaría a retomar viejas amistades y alianzas, contactaría de nuevo a los que solían vigilar para mí la isla, aquellos que fueron mi soporte mientras desarrollaba el arma más útil que conocerían los seres de Pandora. Pero el tiempo no tiene clemencia. No todos sobrevivieron como yo. Muchos perecieron hace años, consumidos por enfermedades, por la edad o por las fauces de algún carnívoro.

Me he ataviado con mis mejores prendas para visitar a un viejo amigo. Un traje blanco de dos piezas y una blusa color lila, nada acorde con el espíritu en que los humanos suelen visitar los cementerios, vestidos con el dolor que representa una pérdida y el duelo que deben portar durante los años venideros… Pero Mathias jampas me exigiría semejante cosa, ¿verdad? Sabemos muy bien que las circunstancias de su partida fueron más que honorables, que merece algo más que lágrimas y drama. Merece que mis zapatos se humedezcan con los riachuelos que forma la lluvia en la tierra. Merece también que mi cabello permanezca intacto a pesar de la humedad en el ambiente y merece, finalmente, las flores que han coronado mi jardín durante años. Él fue uno de los muchos que perecieron con el tiempo, tras una larga vida de servicios a mi familia y una inquebrantable lealtad al Imperio de los Oscuros. Desde que mis padres murieran, desde que siguiera los pasos de mi maestro, él, Mathias, me fue leal a mí, me acompañó en los momentos más oscuros y en los menos terribles también. Por eso decidí concluir mi ausencia en los terrenos de La Orden y visitar su tumba. Apuesto mi preciosa sala a que, si se me viera, como seguramente lo harán, los sacerdotes y los altos mandos no estarían felices de mi presencia, de la seriedad lúcida que porto en mi rostro y el sirviente que no es Mircea. Este jovencito aún no tiene nombre, pero sabe sujetar con firmeza la sombrilla que me protege de la lluvia y no parece respingar ante su ropa empapada.

Contemplé la tumba de Mathias durante horas, en completo silencio y con las manos cruzadas ante mí. Después de mi maestro, este mayordomo fue la persona en la que más confié, el único que fuera mi soporte tras la desaparición de el Nigromante y mi fortaleza cuando fuera la única apegada al plan original de este imperio que habíamos comenzado a construir. — Me alegra que no estés aquí para ver, Mathias, cómo terminó todo — Pensé en voz alta, un susurro que apenas se animó a escapar de mis labios. — No hay gloria ni vestigios de ella — Y era verdad, la realidad que había estado predicando desde que la calidad de los líderes se fuera a pique. Nadie veía las cosas con la misma claridad de siempre, ahora los sacerdotes se protegían en su propia y miserable avaricia, su hambre de poder era pobre, mediocre. No saben por qué hacen las cosas y, por lo tanto, ignoran el modo correcto de hacerlas. Presumen una oscuridad impura, su propia vanidad y necesidad de ser halagados como reyes sin tierras.


avatar
Apodos : Señora Bohm, Madame
Avatar : Eveline Hall
Habilidad : Aura control
F. Inscripción : 23/04/2017


Ver perfil de usuario
Aprendiz

Volver arriba Ir abajo

Re: For those who wait × Ghünter

Mensaje por Ghünter L. Schröder el Dom Jul 16, 2017 9:46 pm

Baskerville en días de lluvia no era muy diferente a como solía ser en sus tiempos. Nada de actividad por las calles adoquinadas, apenas se apreciaban las tenues luces de las viviendas y negocios. No lucía como una ciudad muerta, sino que dormida… aunque de todos modos triste, como si sobre ella se cerniera un manto de miseria que se adueñaba principalmente de la Villa de Baskerville y que teñía de un negro profundo los pequeños bosques ubicados al interior de la región. Casi al centro de todo, el castillo de Flamel parecía un gigante monstruoso que amenazaba con consumir todo cuanto tuviera cerca, luego le seguía la academia y la biblioteca… sitios emblemáticos, esos que convierten a Baskerville en un lugar respetable y no en un sucucho de brujas y magos. Era una región ordenada, funcional, limpia, no como Heindel, que es un caos que nadie entiende y que pareciera no estar bajo el mandato de alguien que impusiera una estructura.

Todas las aves dormían, a excepción de una que planeaba golpeada por las fuertes gotas de lluvia. Era grande, lo suficiente para soportar el peso del agua que caía incesantemente y sin dar tregua. Llevaba un tiempo volando, como si acechara. Se mantenía en completo silencio, pasando más que inadvertida para quien mirase al cielo por solo unos momentos… aunque tal vez alguien más observador podría verle cada vez que un rayo iluminaba el firmamento por unos segundos. Nada perturbaba su vuelo. Su plumaje negro le otorgaba una apariencia siniestra, casi haciéndole parecer que portaba malas noticias o terribles acontecimientos… y lo hacía en parte, mas no para ese momento, sino para el futuro, sin embargo eso solo lo sabía él… aquel que había transformado su cuerpo en el de un cuervo adulto tan solo para llegar junto a alguien que había visto salir de su morada en dirección al cementerio de La Orden.

La conocía, sabía perfectamente quién era. La había dado por muerta hasta que Robert le hizo aquella visita tiempo atrás. Le alegró saber que su aprendiz, la mejor de todas, seguía existiendo y que al parecer estaba más que bien. Aún desde la altura se podía percibir aquella elegancia que siempre había poseído y que en aquellos años la había vuelto tan especial entre todos los muchachos a los que Ghünter solía enseñar los secretos más oscuros y ocultos de la magia negra. Fue descendiendo de a poco a medida que se acercaba a aquella vasta extensión de tierra repleta de muertos bajo aquellas tumbas antiguas y mausoleos imponentes. Pero no se acercó de inmediato, lo que fuera que Gabriele fuese a hacer allí, iba a dejarla tranquila, siempre había respetado sus espacios así como ella los de él.

No muy lejos de ella, aunque a una distancia suficiente se paró en lo alto de una estatua que representaba seguramente a quien yacía bajo la lápida de granito oscuro. Batió sus alas para hacer equilibrio y luego las recogió, sacudió su cabeza para quitarse el exceso de agua y desde allí la observó. Al comienzo solo silencio y luego la escuchó hablar, dirigiendo aquellas palabras al difunto objeto de su visita… después, otra vez el silencio, tan solo el ruido de la lluvia sobre la superficie. Debió ser alguien importante, seguramente lo fue, de otro modo la mujer no estaría dedicándole tanto tiempo y no hubiese dicho lo que dijo. Muy probablemente se trató de alguien que en sus años la conoció bastante independiente de cómo hubiesen estado relacionados. Ghünter la entendía, comprendía esa clase de lazos, entendía la confianza, comprendía las conexiones.

Entonces un nuevo rayo surcó el cielo y casi como si lo hubiese estado esperando, se elevó y se posó en el suelo al mismo tiempo que rompía el hechizo que lo había tenido convertido en aquel cuervo. Vestía de negro de pies a cabeza y lo cubría un abrigo de lana entallado que llegaba casi hasta sus pies. Comenzó a caminar entre las pequeñas calles del cementerio, despacio, guardando silencio. Luego se detuvo a pocos metros y guardó las manos en sus bolsillos -Schönen nachmittag madame- dijo con voz suave, casi aterciopelada, torciendo una leve sonrisa y ladeando la cabeza.



Ghünter Leberetch Schröder
avatar
Avatar : Robert Downey Jr.
Habilidad : Visión de Merlín, Ilusiones de Sombras
F. Inscripción : 09/07/2015


Ver perfil de usuario http://regiatenebrae.tumblr.com/
Erudito

Volver arriba Ir abajo

Re: For those who wait × Ghünter

Mensaje por Gabriele B. Reinhard el Jue Jul 20, 2017 9:08 pm

No me quedan energías, Mathias, para explicarte todo cuanto ha ocurrido. ¿De qué me sirve quejarme de nuevo contigo, tú que no puedes escucharme, que sólo habrías de entristecerte? Y es que nadie más debería saber lo deshonroso que es vivir con la amiga forzada que es mi demencia. Esta crueldad va más allá que los humanos colocan sobre sus mujeres indiscriminadamente, ese silencio con el que son forzadas a vivir y el distanciamiento definitivo contra todo lo comprendido y lo no comprendido por la ciencia. No quiero que me preguntes por qué he vivido recluida cuando antaño realicé hazañas terribles y grandiosas, cuando mi experiencia me promete acabar con todos ellos. No quiero explicarte que esa esperanza a la que me he aferrado, la que me ha condenado, es la misma que me mantiene en las sombras. Podría hacerlo yo, podría apropiarme de la isla entera, pero no me corresponde hacerlo, no de esa manera. Si tan solo supieras, Mathias, que el olvido me ha permitido desarrollarme…

Aunque mis pensamientos estuvieran centrados en la tumba, sentía que, por detrás de mí, el muchacho que sostenía la sombrilla se inquietaba por el ave que llevaba observándonos un buen rato. A mí me daba igual y al mismo me tiempo me sentí como Argos, el célebre perro de Ulises. Yo podía cerrar mis ojos, entregarme a la tranquilidad que me infundía el recuerdo de aquellos tiempos, de la compañía de mi Mathias y de ti, Maestro. Eran años que tenía que corregir en mi cabeza, una espera que había venido a consolar ante esta tumba y una soledad que tenía, de algún modo, que culminar, una soledad que la presencia de los criados agravaba por ser la única que poseía. Y suspiré. El desecho de mis pulmones sembró en el aire la infinidad de días que había pasado recluida. Pronto el aire se llenó de nostalgia, del recuerdo de mi yo joven, de aquella pelirroja que dependía de su maestro.

Una curvatura suave se dibujó en mis labios al escucharte, Ghünter. Mi mente quiso engañarme, decirme que eras una alucinación, pero yo la silencié en el instante en que me giré levemente hacia ti, tan solo para mirarte. — Shön, ja… Meister. — ¿Ves el brillo de mis ojos, Nigromante? El porvenir de Baskerville se ha mostrado a través de ellos en un destello. A pesar de ello, mi expresión es tranquila, sosegada. No me siento en el despertar que creí habría de experimentar a regreso, si es que volvías. Todavía no es tiempo para eso, tú no has venido a traer caos en bruto. — Du siehst alt aus — Continué hablando en nuestro idioma y la sonrisa que mostraban mis labios era jocosa, una propia de mí. No te mostraré una Gabriele de falsos modales y de respeto frío, fingido. Jamás fui así, menos contigo, que llevas toda mi confianza desde siempre. — ¿Cuándo has vuelto?  


avatar
Apodos : Señora Bohm, Madame
Avatar : Eveline Hall
Habilidad : Aura control
F. Inscripción : 23/04/2017


Ver perfil de usuario
Aprendiz

Volver arriba Ir abajo

Re: For those who wait × Ghünter

Mensaje por Ghünter L. Schröder el Lun Jul 24, 2017 12:41 am

-Denkst du?- rió un poco y se acercó un poco más para quedar a una distancia prudente propia de una conversación normal entre buenos amigos. -Hace unos días, aunque descansé un poco antes… fue un poco doloroso y agotador- le guiñó un ojo y bajó su vista hasta la tumba a la que Gabriele había venido a visitar. -Oh… ahora entiendo por qué llevas tanto tiempo aquí de pie- dijo luego de leer el nombre del que yacía bajo la piedra. -Lo lamento… - agregó volviendo a mirarla a ella -... fue un buen hombre- dijo luego. No le sorprendía de todos modos que estuviese muerto, a cada quien le llegaba su hora en algún momento… a unos antes y a otros después, aunque eso no significaba que no sintiera un leve pesar al saber que ya no acompañaba a Gabriele. Lo había conocido y solía confiar en él solo porque la mujer lo hacía, ¿necesitaba de una prueba más potente que esa? -¿Has estado sola desde entonces?- preguntó suponiendo que quizá en parte lo había estado. Entonces miró al muchacho que le hacía compañía y se acercó para tomar el paraguas -Déjame con ella a solas. Me encargaré de que llegue sin novedad alguna a su mansión- le pidió cortésmente.

-Ven, vamos a charlar a un sitio donde estemos más cómodos- la invitó y le hizo un gesto con la cabeza para que caminaran juntos, así podía mantenerla protegida bajo el paraguas. -Pensé en ir a visitarte a tu bella mansión… pero te vi salir así que preferí seguirte sin interrumpir tus planes. Admito que me daba algo de curiosidad saber dónde irías en un día tan lluvioso como este. Sobre todo tan bien arreglada- sonrió, aunque mantuvo la vista al frente, fija en una estructura grande, un mausoleo un poco más majestuoso que los ya existentes, uno donde habían ido a parar los magos más importantes de cuando La Orden se estableció en Pandora. Construido con mármol y adornado en su interior con placas de oro y plata. Y estaba protegido con magia, Ghünter se había encargado de dejar un escudo mágico que solo unos pocos podían romper en caso de ser necesario y apostaba a que actualmente solo Gabriele podía hacerlo… además de él, lógicamente. Lo creyó necesario pues temía que en el futuro fuesen a sepultar allí a cualquiera, que se le diera el honor a alguien solo por tener un rango alto cuando se necesitaba mucho más que eso para entrar allí.

-Tú te mantiene bastante bien, ¿eh? Me pregunto cuál es tu secreto- la miró de reojo alzando una ceja y volviendo a torcer una sonrisita. -Nadie a los 95 años se mantiene así. Si hasta parece que el tiempo no pasó sobre ti… no me digas que te tomaste en serio lo de beber sangre de muchachitas jóvenes, solo bromeaba cuando te lo dije- rió entre dientes -¿Será por eso que la población en Baskerville es en su mayoría adulta?- continuó con su comentario a medida que avanzaban y entonces detuvo su andar. -Jamás voy a arrepentirme de que decidiéramos construir esto- movió su mano libre haciendo aparecer un círculo arcaico de transmutación y a continuación hizo que este mismo se acercara a la cerradura que mantenía juntas las rejas de hierro forjado. Sonó un leve chasquido y se abrieron pronto por sí solas. -Después de usted, madame- le sonrió e hizo un gesto con la mano para que ella entrara primero.



Ghünter Leberetch Schröder
avatar
Avatar : Robert Downey Jr.
Habilidad : Visión de Merlín, Ilusiones de Sombras
F. Inscripción : 09/07/2015


Ver perfil de usuario http://regiatenebrae.tumblr.com/
Erudito

Volver arriba Ir abajo

Re: For those who wait × Ghünter

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.