Últimos temas
» Nuevos mundos, viejos amigos / Flashback [Zeughaunn Schmeichel]
Hoy a las 9:54 am por Zeughaunn E. Schmeichel

» Expediente de C. Bastian
Ayer a las 9:30 pm por Pandora

» Registro de PB
Ayer a las 9:28 pm por C. Bastian Cage

» Registro de Grupo, rango y habilidad
Ayer a las 9:28 pm por C. Bastian Cage

» Registro de Ausencia
Ayer a las 7:59 pm por Galadriel Hitscok

» Preys of chaos × Håkon {FB}
Vie Ago 18, 2017 11:54 pm por Helena D. Corso

» Saludos a tod@s!
Jue Ago 17, 2017 10:01 pm por Nikola Tesla

» Rumor — Samara
Jue Ago 17, 2017 1:50 pm por Alajëa N'Ralla

» The Story Never Told - Élite
Miér Ago 16, 2017 7:39 pm por Invitado

Afiliados Hermanos
Afiliados de recursos/Directorios

The witch and the wolf .... one, two, three. Drink!! [ Privado - Bergen]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The witch and the wolf .... one, two, three. Drink!! [ Privado - Bergen]

Mensaje por Serj Sabbat el Sáb Mayo 06, 2017 11:40 pm

Estaba tan aburrida de molestar a su madre que decidió dejarla en paz un par de horas, para ir a entregar un par de botellas de uno de sus licores a un bar casi de mala muerte de la ciudad pero que pagaba muy bien por sus creaciones.
Se puso a conversar con cantinero y de pasada se enteraba de varias cosas que pasaban en la zona junto a ver si encontraba algunas cosas más divertida que hacer mientras estaba en la ciudad. Pero no duró mucho su atención sobre el viejo hombre que notó la carencia de atención de la proveedora.

Se pudo de pie con todo la paz del mundo y sin llamar a un la atención para ir a sentarse a un mesa que estaba en un rincón pero tenía vista de casi todo el lugar, al local había entrado un viejo conocido y podría decirse que único amigo de la bruja, la última vez que se vieron ella era una niña y en cambio el seguía igual que siempre. Se acomodo todo el cabello dentro de la capucha del abrigo que llevaba para no ser tan llamativa y esconder lo que más pudo su aura, aunque sabía que aquello no serviría de mucho, dejó la espada sobre la mesa haciendo un poco de ruido solo llamar la atención del lobo, era raro verlo en la ciudad, si él casi era un huraño del bosque y sin darse cuenta comenzó a reír sola por unos momentos para luego serenarse.

-HEY! sirvame otro trago- grito de dónde estaba, ni ella misma podía seguir los planes que pensaba para pasar desapercibida, se auto boicotea solo porque le causaba gracias, lo caprichoso que era el destino con ella. Volvió a seguirlo con la mirada, “Bergen” repitió varias veces el nombre del licántropo en su cabeza hasta como si deseara llamar más su atención y de golpe hizo crecer su aura volviendo por unos instante el ambiente tenso y la hizo casi desaparecer, como un niña se tapó la boca para evitar reír a carcajadas a más de uno se le había caído el trago o se había levantado casi de golpe.
Apoyó la espalda bien contra la silla y se cubrió con la sombras del lugar, un vaso del mismo licor que creaba ella llegó a su mesa, lo bebió de golpe sin dudar, la cosa quemaba como whisky pero dejaba esa sabor picante y salvaje del aguardiente. - Perfecto- pensó en voz alta, mientras miraba el vaso vacío en su mano.




"¡Solo hace falta un mal dia para sumir al hombre mas cuerdo del mundo en la locura!
Asi de lejos esta el mundo de donde estoy yo, a solo un mal dia”
Serj SabbatAprendiz
avatar
Avatar : R.C
Habilidad : Aura control - Odiosa por magister
F. Inscripción : 19/03/2017


Ver perfil de usuario
Aprendiz

Volver arriba Ir abajo

Re: The witch and the wolf .... one, two, three. Drink!! [ Privado - Bergen]

Mensaje por Bergen Weiss el Dom Mayo 07, 2017 6:06 pm

E
l tiempo pasaba y los pasos del hombre nuevamente le habían llevado a un área diferente, su andar era casi eterno al igual como aquellos que se denominaban los archienemigos de su especie, vampiros o licántropos dos criaturas tan longevas que su misma Longevidad volvía su vida una verdadera maldición, por su parte el hombre había tenido el privilegio de explorar casi todas las zonas de Pandora aun y cuando su vida en sobrepasaba por poco el siglo “¿me pregunto cuanto faltara para llegar a una ciudad o poblado?” Como era costumbre el hombre viajaba ligero, su larga expedición se había prolongado, la vida que había encontrado en Bran no había sido ni la mitad de buena de lo que aquella mujer había prometido, y el trabajo le había llevado a la ciudad de los Guerreros alados Mördvolathe, la cual ahora conocía y de la cual se había llevado una grata experiencia y el privilegio de conocer a una chica local, que resultó ser más agradable de lo que podía imaginarse.

Tras eso el rumbo lo llevo a la costa, a aquella ciudad Atlante Zárkaros la cual jamás había visitado, y con esa visita el hombre solo le faltaba la ciudad de los elfos Thyris, la cual se encontraba en los bosques oculta de los forasteros para guardar recelosa sus secretos, pero tras aquella hermosa vista y unos acontecimientos finalmente el hombre llego a Valtesi y seguido de ese lugar continuo su andar regresando nuevamente a un lugar peculiar donde la magia predominaba, el misticismo en un ambiente un tanto gótico similar al de los vástagos y a su vez tan único, una ciudad sin igual Baskerville un lugar lúgubre sin duda, sin embargo esa fue el primer lugar que visito tras escapar de Arcadia en aquel momento de su vida, viviendo del bosque el cual le trajo bastas memorias, las cuales revivía al pasar por aquellos gruesos árboles, entrando finalmente a la ciudad, su mano bajo a los bolsillos y como era de esperar solo quedaban unas cuantas monedas, suficiente para pagar un trago y ver si existía un poco de información útil para lucrar con las necesidades de los Brujos del lugar.

Su entrada al lugar no llamo demasiado la atención, aun así, no era extraño que algún visitante llegara a la ciudad, siniestros e incluso vampiros recurrían a los brujos para diversas negociaciones, las cuales fortalecían la economía y el poder de aquellas razas, aun así, la presencia de Licántropos desde siempre había causado incertidumbre en los pueblerinos, pero al final los brujos seguían siendo en esencia humanos cuyo ventaja evolutiva les permitía usar diversa artes tan variadas como los mismos elementos en la naturaleza, y eso los volvía impredecibles “parece que nadie me conoce o recuerda” Pensó caminando con un atuendo desgastado aunque curiosamente limpio, tomo asiento en la barra y dijo al cantinero unas palabras mientras soltaba todas las monedas que tenía en la bolsa, tomando el tarro de Whiskey que le sirvió mientras hablaban en voz baja.

Un par de minutos después la plática con el cantinero termino, el hombre era de los pocos miembros de la sociedad que le conocía, aunque claro ahora el hombre parecía un vejestorio a comparación del hombre que mantenía una apariencia casi igual a la que tenía en el momento que abandono la ciudad y se perdió por más de una década — Gracias — Aclaro, percatándose de algo peculiar, su mente se había mantenido absorta en la plática y la información que había comprado, pero ahora que se relajaba una fragancia peculiar fue captada por su agudo olfato, desviando su mirada en busca del origen de aquella fragancia, escuchando la voz femenina de una sensual jovencita de no más de 20 años, que solicitaba un trago, sus orbes se entrecerraron “¿Creo que conozco este aroma?” su mirada se conectó con la de ella, mirándola fijamente hasta sentir como sus pelos se erizaban, conocía aquello sin duda una de las peculiaridades más molestas de los brujos, por lo que solo tomo su vaso y bebió de este dejándolo en la barra aun a medio vaso, contemplando como esta se acomodaba frente a él en la barra.

Un ligero silencio y el ambiente en realidad eran muy densos, la mayoría contemplaban a las únicas dos personas en la barra, mientras ella de manera un tanto despreocupada contemplaba el vaso y el la analizaba viendo a la fémina para luego beber el resto del vaso — ¿Perfecto?... ¿Disculpa? — La miro fijamente estirando la mano para jalarla un poco brusco, repitiendo una acción que seguro si era ella sabía cuál era, sus labios casi acariciaron su cuello pero ni siquiera lo rosaron, en vez de eso una pesada respiración olfateaba a la dama, mientras se encontraba muy cerca de el — Interesante… — Menciono soltándola para luego separar su rostro y quitarle la capucha — Un placer verte Serj, me da gusto saber que te has vuelto una hembra saludable — Con ella no tenía que mostrar etiquetas, podía ser el mismo sin preocuparse si le fastidiaba algo, seguro luego se reiría y pensaría en cómo diablos se vengaría “¿Hace cuánto fue?” Pensó pues no podía negar el hecho de que la niña que conoció se había desarrollado de manera ejemplar, y por sus músculos, era casi seguro que esta había entrenado un poco como le había dicho.



avatar
Apodos : Bergen Weiss
Avatar : Ryan Phillipe
Habilidad : Rastreo Superior
F. Inscripción : 13/09/2016


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.