Últimos temas
» En el bar tomando un refresco privado (Aldair)
Sáb Sep 23, 2017 11:28 pm por Aldair Orgnar

» Mis hijos {2/2}
Jue Sep 14, 2017 8:02 am por Segyg Fo'Gnir

» Buscando a mi Hermano♥
Jue Sep 07, 2017 9:40 am por Ptalka Fo'Gnir

» Mundus vult decipi, ergo decipiatur ◊ Drako
Mar Ago 29, 2017 3:05 pm por Drako Portgas

» Death parade × Alajëa
Sáb Ago 26, 2017 4:43 am por Alajëa N'Ralla

» ♥ I want to find you{Helena }
Mar Ago 22, 2017 12:07 am por Ptalka Fo'Gnir

» Brontide Ȣ Arabelle
Vie Ago 11, 2017 10:06 pm por Marie Arabelle Laveau

» Ad infinitum || Helena D. Corso
Jue Ago 10, 2017 9:20 pm por Ghünter L. Schröder

» Last beginning (Helena) FB
Mar Jul 25, 2017 8:24 pm por Nikola Tesla

Afiliados Hermanos
Afiliados de recursos/Directorios
Afiliados elite (36/55) [26/08/17]
Jurassic Park: The Walking FossilsElentarirpg No aceptamos Afiliaciones Normales

Pas de deux ◊ Robert {FB}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pas de deux ◊ Robert {FB}

Mensaje por Helena D. Corso el Vie Abr 14, 2017 5:16 pm

Tenía los ojos cerrados y su respiración era silenciosa, sosegada. Fingía estar dormida, acompañando el sueño de aquel que se jura amado, de aquel que aceptó sin pensar dos veces las disculpas de la mujer inmortal. Corso apeló a su agotamiento, diciendo que fingir no amarlo era terrible y que la distancia la estaba matando, que lo necesitaba aún si con ello debía morir o enloquecer aún más. Por eso estaba ahí esa mañana, recostada a un lado suyo, con su cuerpo amoldado al ajeno, sin prenda alguna que la cubriera salvo una fracción de sábana en su muslo. Por eso, con la cabeza recargada sobre el pecho de Schröder, respiraba su aroma pretendiendo que todo era real y que continuaba embelesada.

Movió cuidadosamente la cabeza para permitirse mirarlo en silencio como antaño. Ahí estaba la marca de sus dientes, repetida en esa piel mortal y cálida, enrojecida y quizá sensible. La respiración ajena, templada y sosegada también, formaba parte de aquel cuadro en que el tormento sufrido días atrás se serenaba hasta esfumarse. Ella con un supuesto amor renovado y él con el consuelo de conservar su vida. ¿Cuánto avivaría el dolor si Robert, su amado ramé, supiera que no estaba ahí porque realmente se arrepentía de alejarlo, que no estaba ahí para demostrar que ese odio jurado era falso y que era tan sólo una muestra de su propio dolor? Ella buscaba en ese cuerpo vivo el recuerdo de un muerto, buscaba el nombre de Ghünter con las letras de Robert, pero era imposible. Incluso con la yema de sus dedos acariciando el pecho despojado del mago no podría develar la piel de su antepasado. Estaba atrapada, como él en sus recuerdos, en esa isla cuyo único y primer amor había traicionado su confianza, cuya única obsesión que prometía reciprocidad pretendía mantenerla presa en el mismo sufrimiento del que ella había escapado mucho tiempo atrás.

Se desperezó suavemente, procurando no alterar el sueño de Schröder, y retiró el brazo con el que se abrazaba de su cuerpo, de modo que pudo incorporarse, presa aún del pesado sosiego que suponía tal descanso. Sin embargo, lejos de apartarse de su dolor hecho persona, encontró igual tortura en la habitación, en los muebles, en la suave entrada de la luz del alba. No era haber dormido ni haberle hecho el amor al mago, sino el amanecer, ese que rara vez le afectaba, aunque jamás grave. No, tampoco era eso. Era la incertidumbre. No entendía muy bien qué valía perseguir un fantasma hasta una prisión. Negar su odio a Robert implicaba volver a él, pretender que el daño había desaparecido en su mayoría y que estaba dispuesta a estar ahí para él a todo momento, siempre que él pudiera recibirla. Una mirada de soslayo para el hombre a quien debía entregar su libertad, una plegaria silenciosa que terminó con ella retirando la sábana de sus piernas y levantándose de la cama, despreocupada de su propia desnudez. Así, en silencio, atravesó la habitación y fue a dar con aquella ventana que filtraba la luz para finalmente correr las cortinas. Los destellos matutinos bañaron su cuerpo pálido, lamiendo cada curva, sin dañarla, robando toda su atención y depositándola lejos del mago, en los perfectos jardines de la residencia.


Última edición por Helena D. Corso el Vie Abr 14, 2017 8:54 pm, editado 1 vez




Portgas:

Schröder:





Nikola:

avatar
Apodos : Della, Muse of Death
Avatar : Jessica De Gouw
Habilidad : Viajero del Alba y Bat-man
F. Inscripción : 01/04/2015


Ver perfil de usuario
Maestro

Volver arriba Ir abajo

Re: Pas de deux ◊ Robert {FB}

Mensaje por Ghünter L. Schröder el Vie Abr 14, 2017 6:03 pm

Quería pensar que la pesadilla se había terminado y que esto significaba que estaríamos juntos hasta que ese momento llegara. Cuando ella vino nuevamente hasta aquí creí que sería tan solo para acabar una discusión que había terminado con un quiebre doloroso para ambos, pero me equivoqué. Pronto, luego de algunas cuantas palabras, de miradas y sonrisas sutiles, nuestros labios volvieron a encontrarse y nuestros cuerpos lo hicieron luego, recordando la pasión que somos capaces de alcanzar. Nos olvidamos del presente y del pasado, el mundo desapareció cuando cerramos la puerta de mi habitación y volvimos a rozar con nuestros dedos el paraíso. Volví a encantarme con la suavidad de su piel y con su voz en éxtasis, me entregué a sus mordidas y olvidé el dolor que poco a poco se iba apoderando de mi cuerpo a causa del proceso al cual me he sometido.

Pero la noche no fue eterna por más que lo hubiese querido y llegado cierto momento, el cansancio y el sueño me obligaron a descansar. Me dormí sabiendo que Helena estaría allí cuando despertara, nada la obligaba a irse y yo jamás le diría que se marchara, porque en su compañía mi mente encontraba la paz que poco a poco me abandonaba. Pero el mundo de la mente y el de los sueños no obedece a los deseos, así que me encontré envuelto a una de esas pesadillas a las que ya estoy habituado, a esas en las que lo pierdo todo y donde solo encuentro el sufrimiento. Esas donde triunfa todo lo que no deseo y donde yo sucumbo bajo fuerzas que están fuera de mi control… esos sueños donde muero… esos sueños donde fracaso.

Los rayos del sol se filtraron por la pequeña rendija de las cortinas cerradas y la luz golpeó mis párpados, avisándole a mi cerebro que la mañana había arribado por fin. No desperté de inmediato, pero me hice consciente de lo que tenía cerca. Fue reconfortante saber que todo lo visto en sueños se había esfumado y que junto a mí estaba aquella a la que yo más amaba. La dueña de mis pensamientos, la dueña de mis sonrisas, la dueña de mi corazón. Inspiré hondamente, sumiéndome en la tranquilidad que dominaba aquella habitación y olvidando la desesperanza que se había apoderado de mi cuerpo mientras dormía.

Pero entonces ella se movió y finalmente se levantó de la cama. No tuve que esperar demasiado para saber dónde había ido, pues pronto las cortinas fueron abiertas y solo ella pudo haberlo hecho. No me preocupó el hecho de que el sol golpeara su cuerpo, sabía que no le haría daño. Entonces abrí los ojos y me incorporé un poco, dedicándome a observarla como quien contempla una obra perfecta. Sonreí levemente y me levanté, alcancé mi bata de seda negra y mientras me cubría con esta, me acerqué lentamente hacia ella y cuando estuve a su lado, me detuve. Abroché la bata a la altura de mi cintura y luego besé su hombro, con la lentitud propia de un amante. –Guten morgen… - murmuré para después darle un beso en el cuello, allí donde había una débil marca de una de mis muchas mordidas de la noche anterior.



Ghünter Leberetch Schröder
avatar
Avatar : Robert Downey Jr.
Habilidad : Visión de Merlín, Ilusiones de Sombras
F. Inscripción : 09/07/2015


Ver perfil de usuario http://regiatenebrae.tumblr.com/
Erudito

Volver arriba Ir abajo

Re: Pas de deux ◊ Robert {FB}

Mensaje por Helena D. Corso el Sáb Abr 15, 2017 12:02 am

Parecía mentira que lo hubiese amado del modo en que lo amó. Su estancia en la mansión no le resultaba insípida, sino amarga, la textura de las cortinas no era soportable, sino áspero, y el aire, el aire era sofocante, tóxico. Se sentía débil bajo esa fachada de mujer indestructible, se sentía vulnerable bajo esa máscara de amante. No sentía la compañía del mago, no disfrutaba del aroma ni del sabor de su sangre, tampoco le resultaba placentero recordar que su sexo palpitaba excitado durante aquella noche. Tragó saliva. ¿Qué demonios estaba haciendo? Quizá la luz del sol la consumiría si se exponía más tiempo a él, pero no tenía tanta suerte. Apenas sentía los rayos matutinos calentar dulcemente su gélida piel, pero no la mordía, no la consumía, no la mataba. No podía realizar ningún gesto que revelase su incomodidad y su fracaso al buscar al pasado en Robert.

Cerró los ojos al sentir el primer beso sobre su piel, un dolor punzante que recorrió su cuerpo entero. Ella era terrible convirtiendo el dolor en placer, pues aquello sólo podía funcionar estando dentro de una hoguera, consolándose con su propia muerte. Sin embargo, seguía sin morir. Sonreía complacida por la proximidad de su amante, imaginándose que detrás de ella, besando su piel, se encontraba un hombre más alto que Robert, imaginándose que aquello que les rodeaba era una habitación en Prejkme, destinada para el más alto rango de los magos. Se imaginaba que estaba en otra época, bajo la voluntad de otros besos y más cautiva de corazón que de materia. Abrió los ojos cuando una voz en su cabeza, una Helena de otra época también, le reprochaba todo. ¿Cuánto más pretendía engañarse a sí misma? No podía sentir nada salvo desprecio.

Buenos días, ramé. — Ronroneó ladeando su cabeza, exponiendo la piel de su cuello como lo ha hecho innumerables veces y como no debió volver hacer. Pronto surgió la necesidad de cubrir su desnudez, una cuestión de orgullo y una necesidad de balance. No le pertenecía como antaño, no tenía motivos para presumir su cuerpo desvestido para tentarlo ni para manifestar su propia comodidad. Ahora todo se trataba de un juego, uno en que sólo ella participaba de manera consciente y él, Robert, existía sin saber en qué tipo de abismo había caído. Así que se giró suavemente sobre sus talones, gozando de la coquetería propia de un amante y lo miró a los ojos un momento, fingiendo observarlo como antaño, devorando sin ver cada uno de sus gestos. — ¿Dejamos algo pendiente anoche? — Inquirió con curiosidad antes de rodearlo e ir en busca de sus prendas. Antaño hubo aprendido la lección de no tomar las camisas del mago, puesto que el largo de la prenda no le permitía cubrir muy bien aquel cuerpo que tenía como intensión insinuar y no exponer, de modo que no era extraño que la mujer recuperase alguna que otra prenda, olvidándose de algunas para prometer en silencio su estancia.




Portgas:

Schröder:





Nikola:

avatar
Apodos : Della, Muse of Death
Avatar : Jessica De Gouw
Habilidad : Viajero del Alba y Bat-man
F. Inscripción : 01/04/2015


Ver perfil de usuario
Maestro

Volver arriba Ir abajo

Re: Pas de deux ◊ Robert {FB}

Mensaje por Ghünter L. Schröder el Dom Abr 16, 2017 1:20 am

Me sentía embobado, perdido, completamente anestesiado. Ella ahí, así como estaba, su aroma, la total perfección que irradiaba era una droga más potente que cualquier otra existente en el mundo entero. -Creo que siempre van a quedar cosas pendientes- respondí a su pregunta sonriendo embelesado y permitiéndome sentirme como un completo estúpido. Nadie se daría cuenta excepto ella. Luego le eché un vistazo a la extensión de terreno visible desde aquella ventana y después regresé a la cama, tendiéndome boca arriba y cerrando los ojos. Crucé los brazos detrás de mi cabeza y suspiré hondamente. Quería aprovechar la paz que flotaba allí, podía postergar mis deberes unas horas, lo retomaría todo más tarde, a nadie iba a importarle realmente, todo iba perfectamente desde que trajimos el cuerpo de Anabelle. Ella estaba muerta y mi familia había recuperado el honor que había perdido por su culpa. Nada podía ir mejor. Y ahora que Helena había regresado, ahora que habíamos podido revivir lo que creí perdido para siempre, en mí descansaba una sensación de absoluta plenitud. Se sentía como haber recuperado el control sobre mi vida y sobre todo lo demás.

De todos modos había un asunto pendiente y de sabor amargo que debía tratar con Helena. No sé cuánto ha aceptado ella lo que hablamos días atrás en mi estudio y desconocía de qué manera iba a reaccionar a la otra parte de la verdad. Sin embargo, esta vez no permití que esa preocupación me embargara y me distrajera, no quiería que fuera evidente, porque la última vez que dejé que eso ocurriera, todo salió mucho peor de lo que esperaba. Ahora, en lugar de eso, volví a abrir los ojos para verla, recuperando la sonrisa idiota y reviviendo las imágenes de la noche pasada en mi mente -¿Quieres un poco de whisky?- no me importaba beber con el estómago vacío, estaba de hecho acostumbrado a hacerlo. Cada mañana un trago de ese licor me despertaba mucho más que el café de grano concentrado y con poca azúcar. Dirijí mi vista unos segundos hacia el mueble donde permanecía guardada a la vista la whiskera, una muy similar a la que tenía en mi estudio. Y es que prefería tener dos a estar trasladando una a todos lados. Me levanté entonces, otra vez, y caminé hacia aquel mueble, abriendo la puerta de cristal. Tomé la botella y la destapé, tomando el aroma del whisky. Después serví un par de vasos hasta la mitad y finalmente regresé a la cama, sentándome y luego extendiéndole uno de los vasos a ella, invitándola a acercarse.

De momento no sabía lo que ella sentía ni lo que pensaba, es difícil descifrarla, siempre lo ha sido. Su coraza es imposible de traspasar, sus ojos imposibles de leer. Pero no estaba intranquilo. -Me gusta que estés aquí… otra vez. Ya sabes cuánto me haces falta si no estás- le dije con sinceridad, porque así había sido, desde el segundo que ella había abandonado la mansión. Por eso guardaba sus cartas celosamente, para leerlas cada vez que mi mente rogaba por ella, porque a través de aquellos trazos podía revivir su recuerdo todavía mejor y el aroma impregnado en el papel siempre completaba el cuadro completo… ese aroma que ahora llenaba la habitación.



Ghünter Leberetch Schröder
avatar
Avatar : Robert Downey Jr.
Habilidad : Visión de Merlín, Ilusiones de Sombras
F. Inscripción : 09/07/2015


Ver perfil de usuario http://regiatenebrae.tumblr.com/
Erudito

Volver arriba Ir abajo

Re: Pas de deux ◊ Robert {FB}

Mensaje por Helena D. Corso el Dom Abr 16, 2017 2:05 am

El orgullo era lo más herido. Trataba de enfocarse en sus prendas, se esforzaba por ignorar al mago que merodeaba por la habitación, haciendo cuanto podía para no perder los estribos y marcharse sin decir palabra. Sabía que le había dado la victoria, que Robert estaba feliz y complacido a costa de ella, que en realidad no le importaba si la mujer que según amaba sufría o no con tal de tenerla a su lado, de disfrutar una mañana que iniciaba con la visión de un cuerpo desnudo y de palabras insinuantes. Sentía que pensar en ello, porque ella misma se imponía tal tortura, le arrebataba el aliento, que el aroma ajeno tomaba forma invisible y la tomaba del gaznate para sofocarla, para someterla a una voluntad arbitraria y a la vez predecible, simple. Y por fuera, aunque se muriera por dentro, estaba la máscara de una mujer tranquila y complacida, estaba aquella inmortal que juraba no pensar en nada mientras estaba con él.

De no haber sido por el cuidado que requería el único accesorio que portaba, habría explotado en caos y quizá el mago habría tenido que verla perecer en el fuego. Era, ni más ni menos, un collar, una joya pequeña que pendía de una cadena delgada y aparentemente frágil, recibida de manos de aquel hombre por quien sufría ahora en Baskerville. Rodear su cuello con semejante obsequio le otorgó unos segundos de tranquilidad, lejos de aquella habitación, de aquella mansión y, por supuesto, lejos de Robert. Pero cuando un extremo hubo quedado finalmente enganchado en el otro extremo, el paraíso se esfumó y de ello nacía un eco, resultando ser la voz del mago. — Jamás me negaría semejante placer — Respondió afirmativa a la idea de un buen whisky. Lástima que no podía embriagarse, que no podía perderse en el sabor fuerte de la bebida hasta olvidar su propio nombre y sus propios sentimientos. Quizá era aquel la única manera en que podría sentirse atraída por Schröder una vez más.

El desasosiego se volcó sobre ella cuando fue preciso aproximarse a él y recibir así el único consuelo en aquella habitación. Era terrible el desamor. Todo resulta una conjura, la estupidez del otro enamorado se convierte en una mente lúcida y cruel, maquinando a todo momento contra el que ha abierto los ojos. Tener que acercarse a él, por lo tanto, fue algo menos que una invitación a humillarse, una invitación que ella estaba obligada a aceptar para cumplir con sus propias maquinaciones. Así que se aproximó a él, abusando de aquel andar lento y cautivador que utilizaba con todas sus víctimas y se sentó con suavidad sobre la cama, aceptando el vaso de whisky que él le ofrecía. Antes de responder, dio importancia al líquido ámbar y bebió de él. Sólo entonces dedicó una sonrisa cálida al mago y se aproximó a él para dejar un beso lento en sus labios. — Y a mí me gusta estar aquí… — Murmuró contra sus labios una vil mentira, pero no sabría él nunca cuán descarada podría llegar a ser. — Sé que lo he dicho muchas veces ya… — Interrumpió su farsa para forjar un ademán falso, una sonrisa que se desvanecía doliente y arrepentida — Lamento haberme marchado como lo hice… No fue fácil ignorar cuánto te necesitaba, ramé.




Portgas:

Schröder:





Nikola:

avatar
Apodos : Della, Muse of Death
Avatar : Jessica De Gouw
Habilidad : Viajero del Alba y Bat-man
F. Inscripción : 01/04/2015


Ver perfil de usuario
Maestro

Volver arriba Ir abajo

Re: Pas de deux ◊ Robert {FB}

Mensaje por Ghünter L. Schröder el Dom Abr 30, 2017 12:49 am

Su beso, la cercanía y el sonido de su voz parecían no tener el mismo resultado que solía tener antes. Y aunque me complacía que estuviese allí y aunque adoraba la noche que tuvimos, no podía evitar sentir cierta lejanía, como si algo se hubiese interpuesto entre nosotros además de la brecha que había marcado días atrás en esa conversación. Cerré los ojos y no quise abrirlos. Negué con la cabeza y suspiré con un sentimiento de pesar presionándome el pecho. -No… no lo lamentas- entonces volví a mirarla y le sonreí solo un poco. -Yo sé tanto como tú que me lo merecía y que aún este reencuentro no me corresponde por lo que te causé- quise volver a sonreír, pero lo que resultó fue solo una mueca que acompañé con un encogimiento de hombros. -Quien debe lamentarlo soy yo… - agregué y me aparté, poniéndome de pie.

-Sé que de una u otra manera me odias… y que cosas han cambiado pese al poco tiempo que ha transcurrido- caminé hacia el ventanal y me detuve en el umbral, mirando hacia el exterior, aunque con mi atención puesta en lo que estaba ocurriendo dentro del dormitorio. -El modo en el que te enojaste ese día me hace suponer que conoces del tema lo suficiente como para que llegaras a ese punto- miré el contenido de mi vaso, pero no me animé a beber de su contenido. Tenía otra vez ese nudo en la garganta, aunque no por estar al borde del llanto, sino porque la expectación era lo suficientemente alta en cuanto a lo que podía ocurrir a medida que el tema avanzara.

-Tal vez en este momento y en este lugar, el más complacido soy yo y no porque desprecie lo que sientes ni lo que ocurre en tu interior- suspiré largamente. -Jamás había visto ese collar… pero reconozco el símbolo del infinito que pende de la cadena. No sé quién pudo dártelo, lo ignoro y no deseo saberlo. Sin embargo puedo apostar a que tiene un significado importante para ti… - agaché un poco la cabeza y cerré los ojos. -Te extraño, ¿sabes?- dije entonces y me giré para poder mirarla. -Y te necesito, porque eres mi centro y porque te amo aunque no me creas… te amo aunque me odies y me aborrezcas por lo que te hice. Te amo a sabiendas de que no merezco que me correspondas… y te amaré aún cuando haya perdido la cabeza- dije manteniendo mi vista fija en ella. Era lo que sentía, era mi verdad.

Regresé a la cama, pero dejé el vaso sobre la mesita de noche. Me senté en el borde clavé mis ojos en el suelo, esperando alguna respuesta, la que fuese… aún si era tan solo silencio. No podía fingir que todo era perfecto cuando no lo era, no con ella. Me era imposible pretender vivir en una fantasía, no era un niño. Entendía perfectamente la tensión en el aire y el descontento, porque era obvio, era malditamente natural.



Ghünter Leberetch Schröder
avatar
Avatar : Robert Downey Jr.
Habilidad : Visión de Merlín, Ilusiones de Sombras
F. Inscripción : 09/07/2015


Ver perfil de usuario http://regiatenebrae.tumblr.com/
Erudito

Volver arriba Ir abajo

Re: Pas de deux ◊ Robert {FB}

Mensaje por Helena D. Corso el Dom Abr 30, 2017 1:30 am

¿Falló? ¿Acaso Schröder se percató del desprecio que la inmortal sentía aún por él? Lo miró confundida, como si de verdad aquella fuera la primera vez en que escuchara tales palabras, como si nunca se le hubiese ocurrido culparlo por lo que pasó y como si fuera tan tonta e ingenua como antaño. Siguió su silueta como si temiera que el hombre revelara al fin la farsa. Temía, más que nada, escuchar que todos sus años como perfecta actriz no podrían jamás ir contra la aversión que sentía por la mansión, por el aroma de la sangre del mago, por su voz, por su tacto.

Era inevitable responder en su mente cada palabra que emanaba de los labios ajenos. Cazaba con sus oídos cada frase y los aniquilaba en su mente como la fiera que podía ser en el campo de batalla. Era verdad que no le creía nada, ¿cómo iba a hacerlo después de enamorarla tan egoístamente, después de decirle cara a cara que quería conservarla como un trofeo que apreciaría cual perro cuando su nueva dueña se lo permitiera? El hombre atentaba contra su libertad y al fin se atrevía a confesar por enésima vez un amor insano, tóxico.

No se movió ni un ápice, ni siquiera cuando Robert volvió a sentarse en la cama nuevamente, sino que desvió levemente la mirada, pensativa y en silencio durante una fracción de minuto. Necesitaba pensar mejor en sus acciones, meditar en sus palabras antes de expulsarlas, puesto que no era su intención descubrir su profunda incomodidad. Así, al término de lo que pareció haber sido una eternidad, suspiró suavemente, aún con el vaso de whisky entre las manos que lo acunaban sobre su regazo. — Soy casi tan antigua como el hombre que rige mi tierra. He presenciado el desarrollo del mundo en muchos aspectos, he conocido secretos y entre los que no pude hacer míos está la nigromancia. No soy experta, pero he vivido en carne propia parte de los sacrificios que se exigen, he conocido el dolor que debe compartirse a través de quien toma ese camino. Este collar es parte de una promesa que jamás se cumplió, pero no lo porto sino por ti. — Su respuesta emergió de sus labios con la suavidad que concierne a una confesión, con la tranquilidad que le transmite pensar en alguien que no es él. — Sé lo que voy a experimentar si permanezco a tu lado y me asusta, me roba el sosiego, la calma que en momentos se me permite tener… Imagino que ahora comprenderás por qué mi enfado superó tal vez tus expectativas. Fue, en efecto, una puñalada, pero aquí estoy. Es duro, pero no ha cambiado nada. Eso que sientes es tan solo el recuerdo de nuestra discusión, es tu mente recordándote mis últimas palabras antes de marcharme. — Volvió su mirada a él y lo contempló, imitando perfectamente el amor que sentía por él, esa devoción que creyó interminable, su dependencia ciega a su compañía. Su mano se elevó e indecisa descendió, incapaz de alcanzar el rostro que deseaba acariciar. — No temas al pasado, Robert. Es el futuro en lo que deberías pensar, si acaso el presente no termina de cuadrarte.




Portgas:

Schröder:





Nikola:

avatar
Apodos : Della, Muse of Death
Avatar : Jessica De Gouw
Habilidad : Viajero del Alba y Bat-man
F. Inscripción : 01/04/2015


Ver perfil de usuario
Maestro

Volver arriba Ir abajo

Re: Pas de deux ◊ Robert {FB}

Mensaje por Ghünter L. Schröder el Vie Mayo 05, 2017 5:44 pm

La escuché tratando de mantenerme tranquilo cuando por dentro todo vibraba amenazando con estallar. Cuando la mano de ella se movió sin llegar a tocarme, como si se hubiese arrepentido de la acción, sentí como si un abismo aún más grande apareciera entre nosotros. -Me da miedo pensar en el futuro cuando amenazas con desaparecer de él. Pero veo que es algo que no puedo evitar… lo has dicho ya, aunque no haya sido directamente- sonreí con tristeza y me aproximé a ella desplazándome solo un poco sobre la cama. -Lamento que hayas tenido que vivir esto antes… - dije cuando estuve lo suficientemente cerca como para mencionarlo en tan solo un murmullo, mientras mis ojos se perdían en los de ella como en ocasiones solía hacerlo en aquellos momentos en los que estábamos solo ella y yo… sin problemas, sin penas. -Lamento tanto… empujarte a vivir lo que estamos viviendo ahora- entrecerré los ojos y finalmente los cerré para poder apoyar mi frente contra la de ella.

-Voy a morir… - dije entonces sabiendo que no podía seguir evadiendo el asunto. -Alcanzar esos poderes implica pasar por un proceso en la otra vida… y el final antes de ese nuevo comienzo va a ser tan terrible y doloroso como romperse en mil pedazos para volver a reconstituirme- agregué sin moverme ni un poco de donde estaba. Me generaba temor, porque jamás antes he enfrentado nada similar y los pequeños dolores que en ocasiones me aquejan a causa de haber iniciado ya la primera etapa, no se comparan a lo que dicen las escrituras de los pocos libros que tratan sobre la conversión. -Sé que no tengo el derecho de arrastrarte a que veas eso, sé que no me corresponde pedirte que observes una agonía progresiva que va acabar conmigo… - hice una corta pausa y tomé un poco de aire. -Pero de todos modos te necesito… - confesé. Podía esperar lo que fuera como respuesta y me daba miedo que esta fuese el total rechazo… y era quizá la más probable, así que debía asumirlo rápidamente ante de que llegara aquel golpe. En cuestión de segundos tenía que prepararme para lo que no quería escuchar.

Desconocía aún cuanto tiempo me quedaba por delante, pero ciertamente era bastante, pues son tres sendas y recién me he aventurado a atravesar la primera, que es un juego de niños al lado de las dos siguientes y sobre todo de la final. Primero dolores leves, breves y espaciados… luego más fuertes y terribles ataques a nivel emocional, luego la agonía y finalmente la muerte… la más terrible jamás conocida según la bibliografía, imposible de imaginar. El trabajo bien hecho durante las tres sendas hace la diferencia entre la posibilidad de volver completamente renovado o perecer y caer en el más profundo de los abismos. Es delicado, el más mínimo error puede desencadenar el más horrible de los fracasos.



Ghünter Leberetch Schröder
avatar
Avatar : Robert Downey Jr.
Habilidad : Visión de Merlín, Ilusiones de Sombras
F. Inscripción : 09/07/2015


Ver perfil de usuario http://regiatenebrae.tumblr.com/
Erudito

Volver arriba Ir abajo

Re: Pas de deux ◊ Robert {FB}

Mensaje por Helena D. Corso el Lun Mayo 08, 2017 12:07 am

El abismo que se formaba entre ellos se llamaba desolación. Lo sentía cada segundo que lo miraba, consumiendo su interior, quemando sus entrañas en un dolor interminable, constante y molesto. Sin embargo, no era Robert quien provocaba ese dolor, pese a que estuviera involucrado. Era saber que él era todo lo que podía tener, era la necesidad de estar ahí, bebiéndose su propio orgullo para mirarlo como una amante desolada. Sentía el pecho oprimido y aquello que los mortales sufrían ante la falta de aire. Ella no lo necesitaba para vivir, pero quizá a Robert sí, por más terrible que resultase para ella. Entonces el vacío abismal se vuelve inflamable, arde en cuanto sus pieles se encuentran. No fuego pasional, no es nada de amor. Simplemente es dolor y muerte. No hay nada más.

La siguiente sensación resultaba más compleja y difícil de explicar. Él moriría. Volvería, seguramente, pero no para ella. Los vestigios de ese amor que profesó al mago emanaron de las sombras y la tomaron del cuello, sofocándola a muerte, susurrando promesas terribles a sus oídos y robando cada palabra de su boca. Él moriría. Abrió los ojos para verlo, con la falsa esperanza de robarlo así de ese futuro que ambos sabían inevitable. Lo miró con la esperanza de que supiera de cuánto terminaba por arrebatarle con esa sola confesión. No podría odiarle si no existía. Aborrecerlo no tenía sentido si no podía verlo.

Ante el cúmulo de emociones quedó petrificada, falta de aliento y de espíritu para existir. Pensó en lo que perdería, el futuro se visualizaba cruel ante sus ojos, con cada tortura bien trazada en pinceladas toscas. Él moriría. Esa lucha que llevaba contra sí misma para estar ahí, en esa habitación, venía a valer nada. Ese esfuerzo que realizaba por amarlo y por encontrar más allá de sus ojos el pasado, carecía de sentido. Así fue como, negada a la realidad, lo envolvió con sus brazos, estrechándolo contra su cuerpo y reteniéndolo con sus dedos perdidos entre la espesa cabellera azabache. Si servía de algo, lo atesoraría esos minutos, entregaría nuevamente su alma a ese ser egoísta en una súplica para no perderlo. Y es que en el fondo su miedo más profundo era no sentir nada por su muerte, era no echarle de menos y darse cuenta de que en realidad no le importaba lo que pasara con él con tal de recordar a un amado que no tenía entre sus brazos desde medio siglo. — Estaré ahí — Fue lo único que logró decir. Quería decirle tantas cosas para mantener su farsa, quería prometerle que estaría para él hasta el final, que por él resistiría ese tormento, pero fue imposible. Las palabras se resistían a salir de su boca, amenazaban con romperla y traicionarla si acaso ella las obligaba a convertirse en sonido. ¿Qué hubiese pasado si jamás hubiera regresado a él? ¿El dolor habría cesado realmente? Era una inmortal, era parte de su condena. No había tal cosa como una vida sin dolor, ni un periodo de felicidad, sin importar cuán corto fuera. Habían noches, acaso, noches disfrutables, mañanas dulces, pero al final todo era igual de doloroso y terrible. Él moriría y, tal vez, ella moriría con él.




Portgas:

Schröder:





Nikola:

avatar
Apodos : Della, Muse of Death
Avatar : Jessica De Gouw
Habilidad : Viajero del Alba y Bat-man
F. Inscripción : 01/04/2015


Ver perfil de usuario
Maestro

Volver arriba Ir abajo

Re: Pas de deux ◊ Robert {FB}

Mensaje por Ghünter L. Schröder el Dom Mayo 14, 2017 12:53 am

Silencio. Solo dos palabras salieron de su boca tras estrecharme entre sus brazos, acto al que yo correspondí igualmente, aferrándome a ella con desesperación. Sí, eso era lo que sentía… desesperación y de la más profunda, pues en el fondo sabía que aunque quisiera prolongar este instante eternamente, era imposible. Mantuve mis ojos cerrados fuertemente y apreté los dientes cuando nuevamente mi garganta se trabó a causa de un nudo cruel que quiso quitarme el aire. No quise responderle, ¿qué más podía decirle? Un gracias no era suficiente. Acaricié suavemente su espalda y luego dejé un beso sobre su cuello y a continuación varios más. Miles de ‘lo siento’, millones de ‘te amo’... aunque nuevamente… insuficientes.

Por unos instantes acudieron a mi memoria momentos pasados, ocasiones similares a esta, aunque sin este dolor ni este gran peso. Instantes en los que éramos solo los dos sin importar el futuro. Ese tiempo donde todo era perfecto dentro de este mundo caótico al cual pertenecemos… donde todos cargamos condenas a causa de nuestros actos, donde las consecuencias son siempre terribles y sumamente dolorosas. Recordé la primera vez que nos vimos, el primer momento en el que pude apreciar el encanto de su sonrisa y luego el momento en el que caí en la tentación de ser mordido para probar de su boca la adrenalina de rozar la muerte con mis dedos, aunque sin que esta pudiera llevarme consigo.

No quise buscar su mirada, ni siquiera tuve ganas de abrir los ojos. Tan solo mantuve el contacto de mis labios con su piel y pronto reclamé sus labios, aunque despacio, sabiendo que no los merecía, aunque consciente de mi necesidad de ellos. Detestaba que aquello tuviese el sabor de una despedida, pero esa era la realidad, la dura y cruel realidad que yo había escogido. Pero si podía prolongarla un poco más, si podía mantener aquello aunque fuese por unas horas, podría continuar con relativa calma hasta que esta dosis de paz intranquila se agotara y perdiera su efecto para convertirse nada más que en un recuerdo agridulce.

Entonces acudió a mí un leve dolor de cabeza, aunque quise ignorarlo, pasarlo a un segundo plano, olvidarlo aunque permaneciera, no quería detenerme. Era de momento tolerable, aunque molesto. Mantuve aquel beso nuevamente con miles de lo siento y millones de te amo, admitiendo mi culpa y total responsabilidad, tragándome aunque costara el nudo de mi garganta, pues ni mis lágrimas la merecían, yo no la merecía… nada de mí la merecía, ni siquiera las paredes de esta gran casa.



Ghünter Leberetch Schröder
avatar
Avatar : Robert Downey Jr.
Habilidad : Visión de Merlín, Ilusiones de Sombras
F. Inscripción : 09/07/2015


Ver perfil de usuario http://regiatenebrae.tumblr.com/
Erudito

Volver arriba Ir abajo

Re: Pas de deux ◊ Robert {FB}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.