Últimos temas
» Saludos a tod@s!
Ayer a las 10:01 pm por Nikola Tesla

» Rumor — Samara
Ayer a las 1:50 pm por Alajëa N'Ralla

» Expediente de C. Bastian {En proceso}
Miér Ago 16, 2017 10:28 pm por Pandora

» The Story Never Told - Élite
Miér Ago 16, 2017 7:39 pm por Invitado

» Death parade × Alajëa
Miér Ago 16, 2017 6:37 pm por Helena D. Corso

» Grey havens × Lestat
Miér Ago 16, 2017 6:35 pm por Helena D. Corso

» Registro de Grupo, rango y habilidad
Miér Ago 16, 2017 1:20 am por Leucótea

» Registro de PB
Miér Ago 16, 2017 1:20 am por Leucótea

» ♥ I want to find you{Helena }
Mar Ago 15, 2017 11:22 pm por Helena D. Corso

Afiliados Hermanos
Afiliados de recursos/Directorios

El Invierno se acerca // LIBRE

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Invierno se acerca // LIBRE

Mensaje por Invitado el Mar Abr 28, 2015 3:47 pm

No hay letrero alguno que te indique que camino tomar una vez llegas al territorio de los elfos. Desde la distancia, en otros territorios, quizá puedas divisar en donde están las montañas, los bosques y demás, pero una vez llegar a Thyris los caminos se dividen y tu visión se nubla, no podrás divisar ni la montaña más alta o sentir el calor del desierto. Deberás tener cuidado o podrías llegar a perderte, y los elfos no son dados a dar guía a otras especies a  menos que sean invitados esperados. 

Es, sin embargo, algo común que los viajeros sigan a los mercaderes según sean sus intereses. Si buscas comida fina, ropas de seda o animales exóticos. Pero es en las montañas de Thyris donde encontrarás armas un tanto variadas, tanto de cuerpo como de fuego, fabricadas por humanos y elfos en común. Pero más allá de eso encontrarás pergaminos que relatan hechizos de magos o secretos de Siniestros y humanos, cosas que se han encontrado o han hecho tratos para poseerlos, creyendo que estarían mejor cuidados en sus tierras que con sus dueños originales. Solamente un camino va seguro por las montañas, pero los mercaderes no lo utilizan. Pareciera algo suicida, pero ni siquiera los caballos o animales que lleven se quejan de aquella decisión. Se pasa por varias rocas, siguiendo la tierra inestable y helada. Pero es en aquellos caminos estrepitosos donde están más protegidos y lo saben. Están conscientes de que hay varios ojos que les vigilan y cuidan, con armas diversas y poderes variados. 7 elfos y elfas de distintos elementos están escondidos en la nieve, a plena vista pero sin ser detectados, liderados por la más joven de los hermanos, aquella que controla el viento.

Katerina era la única elfa de viento de la familia Mithrilen, por ahora. Lideraba a sus hermanos y hermanas mayores, que hacían pares de cada elemento, mientras protegían a todo aquel que pasara por los caminos al pueblo de las montañas de Thyris. A veces aprovechaba para ir de caza, pero siempre con una aguda vista sobre toda criatura cercana y un oído en los murmullos del viento. Si se quería encontrarla mientras se caminaba por ahí uno debía estar en peligro, o tener gran visión para distinguirla ahí sentada en una rama en las alturas, con una armadura cubierta por pieles blancas y los rubios cabellos ocultos por una capucha del mismo material. Cuando el sol se asomaba por entre las nubes a veces su espada reflejaba la luz y uno podría tener una pista de su paradero. Era normal que a ella se le viera, pero solo a ella. Recuerda que es la líder, y que a una señal podrías estar salvado o condenado sin siquiera saber de donde vinieron los demás golpes. 

Aquellos que no supieran de la familia Mithrilen solo sabrían de rumores, quizá, con suerte, sabrían que sendero tomar. Ningún elfo les revelaría que hay 7 guardianes en aquel lugar, solamente una cosa podrían decirle a un forastero. “El Terror de las Montañas siempre está atento. Ve con sigilo y buena voluntad, o no vayas para nada.” 
InvitadoInvitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Invierno se acerca // LIBRE

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 01, 2015 12:18 pm

Siempre había sido una amante del conocimiento y del saber, quería aprenderlo todo, devorar cada libro que estuviera a mi alcance y experimentar todo lo que me fuera posible. Precisamente había sido ese uno de los motivos de que acabara trabajando en la biblioteca de Baskerville, empapándome de todo el material que allí se encontraba, siempre ávida de conocimientos y queriendo aprender todo tipo de hechizos que pudieran llegar a serme útiles llegado el momento. Porque nunca se sabía qué te podías llegar a encontrar al doblar la esquina o al caer la noche. No tenía demasiados enemigos, pero prefería pecar de precavida antes que de ingenua.

Además de los libros, como a la mayoría de magos, me encantaba coleccionar todo tipo de objetos curiosos y materiales que pudieran servirme para mis transformaciones o para los hechizos que experimentaba en mi aprendizaje. Y mi ansia de saber me llevaba a cada uno de los rincones de Pandora, desde las tierras destinadas a los humanos al territorio acuático de los atlantes cruzando por los dominios de todas las demás razas, procurando no caer en la trampa de ninguna criatura con ganas de hacerle la vida imposible a los demás. Por suerte, la Visión de Merlín me había salvado mi precioso trasero en diversas ocasiones, pudiendo detectar a mis potenciales enemigos a distancia, incluso en los mejores escondites que eran capaces de idear.

Aquel día mis pasos me habían llevado a la tierra de los elfos, Thyris, en busca de objetos que sólo aquella raza de enorme altura y orejas puntiagudas podían crear. Precisamente por aquello procuraba no buscarme enemigos, al menos no en terrenos que pudieran interesarme, ya que nunca sabía cuándo iba a necesitar algún objeto valioso de cualquier criatura de Pandora. En los negocios era mejor no mezclar el terreno personal, ya que con el menor descuido se podía salir escaldado, y no tenía el suficiente poder como para enfrentarme con una horda de elfos, por ejemplo.

Cuando conseguí lo que había ido a buscar, decidí dar una vuelta antes de volver a Baskerville, movida, como siempre, por mi enorme curiosidad. Quería regresar pasando primero por la atalaya norte para observar todo el territorio, tan hermoso y de tan viva naturaleza. En ocasiones envidiaba a los elfos por la viveza de sus campos y su enorme relación con los elementos que nos rodean a diario. Y pronto supe que no estaba sola. Parecía que mi compañía estaba intentando esconderse, pero mi Visión la encontró antes de que mi propia vista lo hiciera. Sin levantar la mirada, continué caminando, aminorando mi marcha, y ni siquiera necesité alzar la voz, ya que sabía lo desarrollados que tenían los elfos los sentidos. - Si pretendías asustarme, siento aguarte la fiesta. No vengo en son de guerra, sólo quiero dar un paseo y conocer mejor el territorio de los elfos. Si quisieras acompañarme, te lo agradecería. Si no, preferiría que no intentaras atacarme.
InvitadoInvitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Invierno se acerca // LIBRE

Mensaje por Tarik Ahmed el Dom Mayo 03, 2015 3:11 am

Como era típico en la vida de Tarik, las encomiendas que le eran hechas por sus superiores lo llevaban de ciudad en ciudad hasta lo más remoto de Pandora. Desde niño tuvo siempre un buen sentido de la orientación, aunque no mucha afinación a la aventura. Sin embargo los desolados territorios hostiles lo atraían tanto como las flores a las abejas. No por la tentación o el fugaz deseo de sentir de cerca el peligro, sino por la escaza concurrencia que tenían. Terrenos vírgenes y salvajes que no acogían cálidamente a los viajeros sino que les azotaban con su formidable fuerza natural, senderos que no habían sido andados sino por los más audaces y hábiles seres, o bien, que no habían sido pisados por pie alguno. No obstante el deber lo mantenía a raya como una firme correa, que de no existir tendría la libertad de ser el primero de llegar hasta la ciudad de los guerreros alados a pie.

En aquella oportunidad decidió viajar hacia el norte pasando por Thyris. Tal vez por tratarse de un siniestro, Tarik no percibía a los elfos como el resto de la gente. Antes anteponía el prejuicio de que la mayoría eran guerreros territoriales que vigilaban en todo momento sus preciosas tierras como si se tratara de santuarios sagrados donde los militantes siniestros no debían siquiera atreverse a soñar con visitar. Así que mantenía el perfil bajo y viajaba casi siempre después del anochecer, ocultando cualquier insignia que revelara su subordinación a los soldados siniestros.

Estaba en el momento justo antes de cruzar la frontera cuando la condición del entorno le reveló la presencia de invasores en el hábitat natural del terreno. Aves de todo tipo comunicándose entre sí, roedores huyendo en dirección hacia él. Avanzó oculto entre helechos y arbustos en cuclillas, lentamente y con extremo sigilo solo para asegurarse de que no se trataba de una amenaza. Poco a poco alcanzaba a diferenciar cierto bullicio, como de voces. A medida que avanzaba el terreno era más y más abrupto. La vegetación se quedaba atrás mientras se ascendía a un terreno rocoso, lo que le hacía cada vez más difícil ocultarse. Aun así avanzo, ya que volver o buscar una manera de rodear le sería una pérdida de tiempo.

Las voces de pronto se extinguieron. Pensó que ya había sido detectado. Se quedó inmóvil recargado en un piedra helada mientras el claro vapor de su aliento brotaba de su boca. Pronto se sintió presionado a cambiar de sitio para ocultarse mejor, pues las piedras húmedas y frías estaban congelando su espalda y adormeciendo sus dedos. Aprovechó un breve soplido gélido del viento para cubrir el ruido de sus pasos mientras se adentraba de nuevo en los helechos. Oculto nuevamente avanzó con mayor libertad aunque con la barbilla rozando el suelo para así llegar a divisar al dueño de la voz que había escuchado. No era un elfo. No podía decir con seguridad de si se trataba de un simple humano, pero eso parecía. Desde su perspectiva no podía ver a nadie más, pero estaba seguro que le había escuchado hablar. Permaneció en donde estaba, inmóvil como estatua mientras esperaba a que algo sucediera.



items:

Pricols:
Tarik AhmedVigilante
avatar
Apodos : Tarik Ahmed (Radu Cel Frumos)
Avatar : Atesh Salih
Habilidad : Evasión, Halcón secuaz
F. Inscripción : 21/04/2015


Ver perfil de usuario
Vigilante

Volver arriba Ir abajo

Re: El Invierno se acerca // LIBRE

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 12, 2015 11:40 pm

Los guardianes de la Atalaya Norte no eran novatos a pesar de pertenecer casi todos al rango más bajo de los elfos. Los Vates que cuidaban los caminos eran fieros, expertos en camuflaje aunque carecieran de este como habilidad principal, pues aprendían de sus mayores, y tampoco se encontraban escondidos meramente para jugar o asustar a los caminantes. No. Su misión era proteger el norte de Thyris, no involucrarse en juegos de niños. Esto hablaba no solo de ellos, sino en lo que podrían convertirse de llegar a Señores.

Es quizá por esta razón que ninguna voz respondió ante las palabras de la bruja. Ni siquiera las aves habían dado a escuchar su canto en advertencia ante los dos forasteros del camino. Katerina había visto a la bruja primero, reconociéndola como tal de manera sencilla ya que la mujer no vestía como Siniestro ni tenía la marca de los criminales de Valtesi, pero sus ropas delataban que sentía frío, aunque leve, y su actitud dio a entender la preocupación de ser atacada bajo una máscara de falsa confianza. No era una vampiresa ni una loba.

El otro ser fue quien la tomó por sorpresa. No se había percatado de su presencia sino hasta que el sonido de un ave carpintera hizo presencia. Cada uno de los elfos podía recrear diversos sonidos a la perfección para dar mensajes o advertencias. Con un suspiro dirigió la mirada hacia el hombre sentado en las rocas, muy apenas distinguiendo su figura de entre las sombras gracias al frío aliento en cada respiración. Sus ropas y la forma en que lograba ocultarse de manera casi experta…Seguramente era un Siniestro o un licántropo, aunque el segundo era muy poco probable pues aquellas criaturas no eran tan calmadas.

El ulular de un búho respondió a los golpes del carpintero. Ninguno de los doce elfos vigías saldrían de su escondite, por lo menos no todavía. Era claro que la bruja había encontrado a Katerina, pero también había sido clara en que no buscaba ser hostil. Desde aquella experiencia con el otro brujo, la líder de los vigías había aprendido que no eran seres a tomar a la ligera, podrían defenderse solos y era mejor observarlos que interactuar directamente. 

Debido al invierno y a las tormentas constantes de la temporada la noche no tardó mucho, desde aquel sendero aún no podrían verse las luces del pueblo de los elfos, pero si las linternas de la Atalaya Norte, alta e imponente, destacando como un faro en la oscuridad pero aún lejana, siendo lo único que podría llevarlos a un refugio del frío. La elfa no estaba preocupada por ello, los del norte sabían sobrevivir a esto incluso estando en la profundidad de las montañas en medio de una terrible tormenta. Sin embargo este no siempre era el caso de los extranjeros, por lo tanto los elfos les vigilarían desde las sombras. Si morían por el clima, alguien debía limpiar los cuerpos.

Los vientos se calmaron lo suficiente para crear un silencio casi absoluto a excepción de los pasos de la bruja sobre la nieve y la leve respiración del hombre en el frío. Los instintos de Katerina se pusieron completamente en alerta al escuchar el frenético chillidos de un par de aves a lo lejos. Dos de sus hermanos advertían de un peligro, algo que no podrían detener y solo se movía hacia adelante, hacia ellos. No tardó mucho en saber que era exactamente aquello que los amenazaba, pues las nubes al moverse revelaron el brillo de la luna llena, acompañada de terrible aullidos monstruosos, acercándose con rapidez. 

El búho ulula de nuevo, y doce elfos salen de las sombras, con armas en manos y preparados sobre las gruesas ramas de los árboles, listos a atacar y defender.
InvitadoInvitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Invierno se acerca // LIBRE

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.