Últimos temas
» Nuevos mundos, viejos amigos / Flashback [Zeughaunn Schmeichel]
Hoy a las 9:54 am por Zeughaunn E. Schmeichel

» Expediente de C. Bastian
Ayer a las 9:30 pm por Pandora

» Registro de PB
Ayer a las 9:28 pm por C. Bastian Cage

» Registro de Grupo, rango y habilidad
Ayer a las 9:28 pm por C. Bastian Cage

» Registro de Ausencia
Ayer a las 7:59 pm por Galadriel Hitscok

» Preys of chaos × Håkon {FB}
Vie Ago 18, 2017 11:54 pm por Helena D. Corso

» Saludos a tod@s!
Jue Ago 17, 2017 10:01 pm por Nikola Tesla

» Rumor — Samara
Jue Ago 17, 2017 1:50 pm por Alajëa N'Ralla

» The Story Never Told - Élite
Miér Ago 16, 2017 7:39 pm por Invitado

Afiliados Hermanos
Afiliados de recursos/Directorios

Bellum omnium contra omnes || Pandora Van Hemelrijck

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bellum omnium contra omnes || Pandora Van Hemelrijck

Mensaje por Edzard Björn el Miér Feb 22, 2017 3:10 am

Era de noche, aunque el sol no se había ocultado hace muchas horas atrás. Un manto de nubes delgado cubría el cielo, revelando ocasionalmente la ubicación de las estrellas y de la luna creciente en su tercera fase. Hacía frío y una suave brisa soplaba meciendo solo un poco la copa de los árboles. Thyris, así como todas las otras regiones de Pandora, estaba sumida en una paz casi incómoda, el aire pese a su pureza, parecía pegajoso, enfermo y eso ninguna criatura lo pasaba por alto. La naturaleza estaba inquieta y eso preocupaba a muchos, mientras que otros simplemente se molestaban ante el poco respeto por la paz y la sana convivencia, cuyas consecuencias se reflejaban en el entorno mismo, incluso hasta en la más simple de las plantas. Los centinelas de la región estaban en sus sitios respectivos, algunos estáticos y otros en movimiento, recorriendo caminos, los bosques e incluso la Vérhzrë. El territorio circundante del castillo de Freyja tampoco estaba exento de guardias… todo debía protegerse, aún cuando la posibilidad de daño fuese mínima. Y de este último grupo se desprendía una fracción menor de elfos con una misión todavía más específica. Había algo en las tierras élficas que debía ser protegido, un objeto, un tesoro...

Los ojos de Edzard estaban fijos en la luna que acababa de asomar detrás de las nubes. Se encontraba a los pies de la cascada, aunque lejos del lugar donde el agua caía. Desde su lugar podía apreciar una fracción del castillo de Freyja. Estaba montado en su caballo, un Camargués joven de patas fuertes. Tal vez el mejor compañero que hasta entonces había tenido. El elfo se mantenía atento, más de lo que aparentaba con la vista perdida en aquel cuerpo celeste. La vegetación circundante, nutrida por la humedad de aquella zona, era verde y abundante, un lugar perfecto para ocultarse, sin embargo no había nada allí que llamara particularmente su atención. Sus ojos entonces se pasearon por su entorno inmediato, reparando en unas cuantas luciérnagas que flotaban entre los arbustos y luego en el punto donde el agua de la cascada caía. La luz de la luna brillaba sobre la cascada y la imagen global era tan impresionante como hermosa. ¿Cómo no cuidar de todo eso?

Entonces el caballo se inquietó, aunque sin armar escándalo, tan solo movió un poco la cabeza y cambió la posición de sus orejas a un estado de alerta evidente -Ro deg ned, Egil… ro deg ned- dijo Edzard buscando calmar al animal al tiempo que le daba suaves golpes en un costado del cuello. Efectivamente alguien se acercaba, sin embargo su presencia no era amenazante, él no la percibía como tal. No se movió de donde se encontraba, no había necesidad de hacerlo, esa presencia tarde o temprano se revelaría y no por saberse descubierta, sino porque tal vez sus intenciones eran efectivamente acercarse a los pies de la cascada. El peliblanco de ojos cielo se limitó a esperar, sin hablar, sin demandar nada, aunque con la vista puesta en la vegetación en la dirección desde la cual provenía el suave sonido de los pasos de quien parecía pasear.
avatar
Avatar : Tom Hardy
Habilidad : Furia Tormenta
F. Inscripción : 20/02/2017


Ver perfil de usuario
Vate

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellum omnium contra omnes || Pandora Van Hemelrijck

Mensaje por Pandora Van Hemelrijck el Jue Mar 16, 2017 4:02 pm

Thyris no parecía ser muy distinto a Mördvolathe. Los blancos parajes se convertían en verdes y abundantes bosques, el silencio sepulcral de las montañas se convertía en una sinfonía de sonidos varios, de arrullos, susurros de la vida albergada y bien protegida en ese territorio. Incluso aquí se respiraba el mismo aire militar que en las alturas. Aquí todo estaba bien vigilado, todo perfectamente en su lugar, al igual que allá. La diferencia es que aquí mi diferencia es mínima, aquí no necesito presumir mi vuelo para sentirme en libertad, aunque no lo esté. Lo cierto es que aquí mi piel no sufre por el frío y el viento me engaña fácilmente, como diciéndome que puedo ir de allá para acá con la misma soltura que si volara. Pero sé que no es así. Tengo que atravesar la vegetación que solía ver desde arriba, tengo que fijarme en el suelo, asegurarme de no pisar nada que pueda lamentar y de no tropezarme con alguna rama. No es un martirio, pero no es fácil acostumbrarme. Sé que, pase lo que pase, mi lugar jamás será tierra firme.

Ya sabía yo que, tras haber terminado mis Thyris, mi segundo destino sería Zárkaros, tierra en donde buscaría alguna oportunidad para una guerrera sin alas. Para esto me pareció más sensato seguir el río que conectaba a una región con otra, de modo que mi falta de experiencia en tierra no terminara extraviándome sin remedio. Así pues, abandoné Vérhrzë y descendí caminando a la orilla del río, atenta a la música que reproducía en su viveza y mirando de cuando en cuando los alrededores para asegurar mi supervivencia. Iba, naturalmente, armada, aunque no con el mismo exceso que antaño. A estas alturas, mi armadura, abandonada también en Mördvolathe, me habría resultado un gran contratiempo por cuanto me desacostumbraba a ella. ¿Y qué sentido tenía, además, andar por ahí cargando armas pesadas cuando debía hacer un largo viaje? Era tonta, pero no tanto. O tal vez sí…

En alguna hora del día se me ocurrió apartarme del lago para descansar y comer sin estar a la vista. Así me perdí. De nuevo. Pero no desaproveché la ocasión. Aún era temprano, el sol apenas estaba alcanzando el punto más alto cuando comencé a revisar mis provisiones para alimentarme y reposar durante una hora. Estaba cansada, naturalmente, mi resistencia podía tener su encanto todavía, pero no iba a permitirme completar semejante viaje. Y así, descansando, me olvidé para dónde debía ir y hacia dónde sonaba el río. Cuando fue necesario reanudar mis andanzas, no supe yo para dónde iba, pero vagaba en medio del bosque, cuidando de no pisar nada que pudiera lamentar y de no tropezarme con alguna rama. Las horas pasaron y a medida que pretendía avanzar, continuaba buscando y buscando, hasta que escuché una caída de agua no muy lejos de mí. Naturalmente, moría de sed. Un poco de agua me vendría bien y como la noche aquí es terriblemente engañosa, de tranquilidad fingida, me acerqué sin temor, dejando que mis pies adoloridos me condujeran hacia el siguiente punto de descanso. Quizá pasaron cinco minutos antes de que levantara finalmente el rostro y reconociera la figura de un elfo montado en su majestuoso caballo. Yo llevaba esos cinco minutos bebiendo y lavándome el rostro. Fácilmente pudo haberme asesinado y yo habría muerto pensando en que me ahogué. No obstante, lejos de intimidarme, mantuve la mirada con aquel hombre, esperando a que se abalanzara contra mí o, en su defecto, que se marchara al no encontrar amenaza en mi persona.




The one who got my wings:




avatar
Apodos : Llámame como quieras, pero no me digas Pandora.
Avatar : Emilia Clarke
Habilidad : Relámpago
F. Inscripción : 18/10/2016


Ver perfil de usuario
Heraldo

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellum omnium contra omnes || Pandora Van Hemelrijck

Mensaje por Edzard Björn el Jue Mar 16, 2017 6:25 pm

La vio entonces aparecer entre la vegetación, mas él no se movió ni un poco de su lugar, tan solo la observó midiendo sus intenciones. Al parecer no se había percatado de su presencia, no en un comienzo, mientras utilizaba el agua que caía para refrescarse. Ni siquiera pensó en desenvainar su espada, no parecía en absoluto hostil. Parecía humana, lucía como tal y no había detalle físico en ella que pudiera revelar lo contrario, al menos de buenas a primeras. De todos modos no era tan probable que un condenado de Valtesi estuviera en estas tierras, Cruzar Arcadia para llegar hasta este lugar era una hazaña que prácticamente a la que ningún mortal de aquella raza se arriesgaría, el precio era la vida misma. No era tampoco una bruja, se habría dado cuenta al instante.

Decidió pues aproximarse, como guardia estaba en su deber conocer a quienes paseaban por las tierras que cuidaba y todavía más por el tesoro que resguardaba. Se acercó lentamente, sin intenciones de parecer amenazador o intimidante, guió a su caballo para que avanzara a paso lento. Y cuando estuvo próximo a la cascada, sintió las gotas frías que saltaban naturalmente por el impacto del agua que caía contra algunas rocas y contra el mismo elemento que fluía desde ahí para continuar su curso. -God kveld- dijo primero en su lengua natal y pronto descendió del Camargués. -Buenas noches- repitió, aunque ahora en la lengua conocida para todos, solo en caso de que no le hubiese entendido antes.

Entonces, ni siquiera con la cercanía pudo distinguir lo que era realmente aquella mujer. Su mente se inquietó un poco en busca de una respuesta, aunque eso no turbó su natural tranquilidad, no era un dato que necesitara saber con urgencia y no necesitaba esforzarse cuando con tan solo una pregunta dicha en voz alta podía obtener la información que completara el puzle en su cabeza. -No hay bosques más tranquilos que este para una caminata nocturna… - dijo luego desviando sus ojos unos momentos hacia la espesura de la vegetación. Soltó la rienda de Egil y dejó que este se alejara un poco, no iría muy lejos, jamás se apartaba demasiado. -Aunque es extraño que nuestros visitantes paseen de noche lejos de las luces de Vérhzrë- agregó intencionando una contestación por parte de ella, una que explicara porqué deambulaba tan cerca del castillo de Freyja.

Pronto una nube cubrió temporalmente la luna, aunque no era una demasiado oscura como para ensombrecer aún más la noche, tampoco era demasiado grande, así que sus bordes resplandecieron como la plata por el tiempo que duró su paso frente a ella. Pronto el bosque volvió a disfrutar de la luz blanquecina y el agua brilló otra vez. El viento seguía soplando, aunque ahora apenas se percibía a la altura en la que estaban ambos, aunque de todos modos la caída del agua movía el aire circundante y lo hacía incluso un poco más frío, aunque tolerable, al menos esa noche.
avatar
Avatar : Tom Hardy
Habilidad : Furia Tormenta
F. Inscripción : 20/02/2017


Ver perfil de usuario
Vate

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellum omnium contra omnes || Pandora Van Hemelrijck

Mensaje por Pandora Van Hemelrijck el Lun Mar 20, 2017 2:10 am

El hombre no parecía tener malas intenciones, pero… ¿Qué sabía yo? Se movía cauteloso en su caballo, consciente tal vez de su propia majestuosidad, y yo no pude hacer nada más salvo permanecer en mi sitio, inmóvil aún y con mi pensamiento en la cuchilla que llevaba escondida en mis ropajes. Entonces el eco de su voz rompió con la fiereza de la cascada, tranquila y sin malas intenciones, según oía. Primero fueron palabras extrañas. ¿Alguna jerga entre elfos? No lo sé. Jamás había escuchado esas palabras antes ni mucho menos unidas en una frase. Si me dijo algo importante antes de desearme una buena noche, o de insinuar que aquella era una buena noche a pesar de mí, no lo sabré nunca.

Me fui poniendo de pie lentamente, dejando que de mis manos corriera el agua que permanecía aferrada en mi piel. Por un momento consideré la idea de tomarlo como un ser no hostil, pero el verlo soltar la rienda de su caballo no significó nada bueno para mí. En la noche que perdí mis alas, ese mago realizó el mismo gesto, previendo alguna contienda que pudiese poner en riesgo a su montura. Así que permanecí tensa, lista para moverme cualquiera que fuesen las intenciones de aquel hombre. Con algo de suerte lograría quitarme su atención de encima con un breve diálogo, con algunas palabras que tranquilizaran al guardián y que me colocaran a mí como una simple viajera. Al fin y al cabo, yo sólo estoy de paso.

- Lo es – Respondí esforzándome en parecer tranquila. Si tenía éxito o no, no lo sabía. – He pasado el día entero deambulando en busca del río y no he visto a ninguna otra alma por aquí. Aunque, estando tan lejos de la ciudad, ya no es un paseo, sino un viaje. – Después de todo, ¿quién más se alejaría tanto de Vérhzrë por un simple paseo? En Pandora difícilmente uno puede tomarse esa clase de libertades, incluso yo he tenido suerte de no toparme con algún enemigo por ahí y la tendré aún más si consigo llegar a Zárkaros en una pieza.




The one who got my wings:




avatar
Apodos : Llámame como quieras, pero no me digas Pandora.
Avatar : Emilia Clarke
Habilidad : Relámpago
F. Inscripción : 18/10/2016


Ver perfil de usuario
Heraldo

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellum omnium contra omnes || Pandora Van Hemelrijck

Mensaje por Edzard Björn el Dom Abr 16, 2017 11:33 pm

No pudo evitar sentir cierta incomodidad o desconfianza de parte de la mujer, pero entendía y en parte también podía sacar algunas conclusiones. Alguien que paseara por ahí solo por conocer, respondería de un modo diferente a alguien que está de paso escapando de algo… lo que fuera. -Con que es un viaje- dijo el elfo asintiendo una vez con la cabeza -¿Y de dónde viene? Si es que mi pregunta no es impertinente, por supuesto- sonrió cortésmente. -Puede estar tranquila, mis intenciones no son hostiles esta noche a menos que las circunstancias ameriten que desenvaine mi espada y creo que esta no es la ocasión. Solo soy un centinela más entre los muchos que deambulan por nuestra región guardando hasta el más oculto de nuestros caminos- aclaró de inmediato por si con ello lograba que la mujer se calmara un poco.

El hecho de que ella mencionara la palabra viaje le hacía sentir cierto grado de curiosidad. Jamás había dejado Thyris, nunca había sentido la necesidad de abandonar aquella región que le ofrecía todo lo que necesitaba, por ende, los viajeros le parecían interesantes, ¿qué los hacía ir de un lado a otro?, ¿por qué no permanecían en sus respectivos lugares de origen?, ¿qué necesidades arrastraban con ellos? Estaba dispuesto a, si ella se lo permitía, a indagar un poco más respecto a la historia que esa mujer cargaba sobre sus hombros. Adquirir conocimiento y aprender detalles de las experiencias de otros era una de sus formas de enriquecerse. Y si podía entregar una parte de sí a otros, lo hacía… aunque con prudencia, conociendo los límites de aquello que debía guardarse celosamente en su interior.

Entonces tomó asiento en una roca, ¿qué sentido tenía permanecer de pie gastando su energía vital innecesariamente? Le prestó total atención a la castaña, aunque seguía alerta de su entorno, no por entablar una conversación podía descuidarse, estaba de vigía a esa hora, así que si algo llegaba a ocurrir cerca suyo y si él no atendía a tiempo, sería su total y absoluta responsabilidad, todavía más por el cargo que desempeñaba.
avatar
Avatar : Tom Hardy
Habilidad : Furia Tormenta
F. Inscripción : 20/02/2017


Ver perfil de usuario
Vate

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellum omnium contra omnes || Pandora Van Hemelrijck

Mensaje por Pandora Van Hemelrijck el Dom Abr 23, 2017 10:49 pm

Asentí siguiendo sus palabras con absoluta atención, como si entre alguna frase fuera a revelar sus verdaderas intenciones, más allá de su extraña serenidad. Sé que él me aseguró que no tenía malas intenciones y sentí que mi cuerpo se relajaba un poco, pero mi ceño continuaba fruncido y mis ojos clavados en él, aún recelosa del guardián. — Vengo de la Ciudad del Río — Respondí sin reparos, pues a fin de cuentas él estaba haciendo su trabajo, el mismo que a mí me correspondió hacer en las montañas en otra etapa de mi vida y por cortos años. — Voy de camino al puerto de Zárkaros, me pareció que seguir el río era el modo más fácil de llegar — Añadí como adelantándome a sus preguntas.

De pronto me vi a mí misma sonriendo ladina, un gesto ligeramente tenso, pero no hostil, recordando las no muy lejanas palabras que siguieron a su pregunta. — Este bosque me ha parecido muy seguro, tanto que no he considerado necesario viajar con armas pesadas. Así que tampoco hará falta que desenvaine usted la suya, no lo creo necesario. — Como he dicho, mis intenciones son meramente viajar, dejar atrás estas tierras y encontrarme con mi fortuna, así me beneficie o no.

Cuando lo veo tomar asiento, me siento confundida y en reacción ladeo mi cabeza, tratando de comprender lo que sea que hubiere más allá de ese gesto. — ¿Hay otra cosa que desees saber? — Pregunto con sinceridad, puesto que no veo más razón salvo esa y la extraña necesidad de sostener una conversación entre vigilante y viajero. Quizá el hombre sólo desee interrogarme, quizá se cansó de estar montado largas horas. No lo sabía. Demasiado extraño e inesperado para mi gusto. Sin embargo, viéndolo tan tranquilo, me tomé la libertad de volver a inclinarme y a sumergir mi cantimplora en el agua para rellenarla, haciéndole saber que no me sentía incómoda ni que estaba desesperada por marcharme, puesto que no era así. De otro modo, no habría perdido tiempo deambulando por ahí.




The one who got my wings:




avatar
Apodos : Llámame como quieras, pero no me digas Pandora.
Avatar : Emilia Clarke
Habilidad : Relámpago
F. Inscripción : 18/10/2016


Ver perfil de usuario
Heraldo

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellum omnium contra omnes || Pandora Van Hemelrijck

Mensaje por Edzard Björn el Sáb Abr 29, 2017 7:52 pm

-No tenía intenciones de desenvainar mi espada. Desde el primer momento no me pareció alguien hostil como para tener la guardia alta. Sin embargo todo parece apuntar a que usted está más alerta que yo en  estos momentos… como si estuviese esperando a que algo o alguien la ataque, como si la persiguiera constantemente una amenaza que solo usted siente- se atrevió a decir concluyendo aquello solo de la observación y la comparación entre su propia actitud y la de ella. -Puedo entenderlo de todos modos… si es que estoy en lo cierto- agregó dándole cabida al error, pues podía estar equivocado y en ello no había absolutamente nada malo.

No era dueño de la verdad y no pretendía serlo. -Hay algo cierto en sus palabras sobre este bosque, es de hecho muy seguro y como lo es, nadie levantaría contra usted su arma sin tener un real motivo para hacerlo. Y todo aquel que pudiera eventualmente atacarla, no vive aquí. Pero no hay nada detrás de los árboles ni en el suelo. Quienes guardan estas tierras pretenden mantener Thyris apartado de la destrucción que se cierne sobre Pandora, eso incluye mantener los bosques libres hasta de la más mínima amenaza. Una criatura inocente muerta alimenta a la oscuridad que trae consigo el mal- sonrió solo un poco, pero su rostro otra vez recuperó su seriedad serena acostumbrada.

-El río es un buen guía- aseguró recordando las primeras palabras que ella había dicho. -Lo flanquea un camino iluminado libre de vegetación espesa. Es la ruta escogida por muchos viajeros que se pasean entre estas dos regiones y por lo mismo puede que en su andar se encuentre con otros guardianes… además de náyades. Se les ve sobre todo por las noches… no sé cuán familiarizada esté usted con ellas. En caso de que no las conozca lo suficiente, no les preste demasiada atención, les gusta molestar a los viajeros, aunque no provocan ningún daño salvo si se ven realmente amenazadas. Por lo demás, son molestosas e inofensivas. Les gusta cantar e inventar cosas en el momento… pero nada de lo que pronuncian es realmente cierto- por su parte él solía visitarlas, aunque no a las que jugaban en el río, sino a las que estaban hacia el interior del gran bosque que rodeaba a la región.

-Y respecto a su última pregunta, la verdad solo estoy interesado en conocer la razón que la mantiene recelosa, para ver si de alguna manera puedo ayudarla a sentirse diferente en su paso por aquí y en la medida que se encuentre con otros guardianes. Lamentaría realmente que, en su viaje, la acompañara la incomodidad o cierto grado de inseguridad- dijo finalmente volviendo a sonreír por algunos instantes.
avatar
Avatar : Tom Hardy
Habilidad : Furia Tormenta
F. Inscripción : 20/02/2017


Ver perfil de usuario
Vate

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellum omnium contra omnes || Pandora Van Hemelrijck

Mensaje por Pandora Van Hemelrijck el Mar Mayo 02, 2017 1:00 pm

Antes de llegar a Thyris era soldado en Mördvolathe — Aclaré con tranquilidad — Lamento si mis costumbres le han figurado una ofensa personal contra los suyos. Sin embargo, estoy segura de que comprenderá que los guerreros somos constantemente hostigados por la sensación de ser perseguidos, especialmente cuando has sido atacado en tus propias tierras. Entenderá, también, que un guerrero sin alas tiene una particular tendencia a sentirse desprotegido. — Atiné a dibujar una sonrisa ladina en mi rostro según escapaba por mis labios una confesión involuntaria. Él no necesitaba saber mi procedencia, no estaba preguntando por ella ni por mi accidente. Simplemente respondí a la extraña necesidad de justificarme y terminé por revelar cosas innecesarias.

Le ruego que no tome mi recelo como algo que me produce esta región. Después de todo, siempre quise explorar estos bosques y fue mi opción más segura a la hora de abandonar mi tierra. Sin mencionar que se me ha recibido muy bien. — Dicho aquello, me incliné nuevamente sobre el cuerpo de agua y continué la actividad que había interrumpido por una u otra razón, de modo que comencé a recoger pocos de agua con las manos a fin de lavar mis antebrazos, sucios por un poco de tierra y explorados aún por pequeños bichos inquietos. En parte era por higiene y por otra porque parecía un buen método para reducir mi nerviosismo, pues era eso lo que sentía al ser el centro de atención de un elfo como él. Era, en cierta medida, intimidante con su extrema tranquilidad, imposible de leer como muchos elfos que llegué a conocer en la ciudad.

Por otra parte, nunca he conocido a ninguna náyade. De hecho, no sabía que habitaran Thyris. Si no me hubiese comentado nada, quizá habría tenido unos cuantos problemas, pues es fácil ser engañado cuando se desconocen ciertas cosas, especialmente cuando nos referimos a una clase de habitante. En mi caso serían las grandes bestias que se ocultan en las montañas. — Era casi una tradición que los alados, conquistados por el espíritu aventurero de su temprana juventud, se atrevieran a explorar por cuenta propia el extenso territorio que nos correspondía, creyendo ir en busca de tesoros o aventuras que no los devolvieran malheridos o adulterados en la mente por las triquiñuelas de aquellas criaturas que se muestran más avanzadas en mente que la mayoría de los habitantes de la isla.




The one who got my wings:




avatar
Apodos : Llámame como quieras, pero no me digas Pandora.
Avatar : Emilia Clarke
Habilidad : Relámpago
F. Inscripción : 18/10/2016


Ver perfil de usuario
Heraldo

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellum omnium contra omnes || Pandora Van Hemelrijck

Mensaje por Edzard Björn el Sáb Mayo 20, 2017 9:07 am

-Pues esta es para ellas la mejor región para vivir. Comparten con nosotros algunas características que nos permiten convivir sin conflictos. Ellas, las ninfas en general, nos respetan en la medida que nosotros lo hagamos con ellas. Los otros bosques de las demás regiones les parecen demasiado hostiles como para expresarse de la manera que lo hacen- dijo explicando un poco más respecto de por qué ellas habitaban aquí y no en otros lados. Pero dejó hasta ahí ese asunto, pues en realidad no necesitaba hablar más al respecto, así que se enfocó nuevamente en el centro de la conversación, que era la mujer delante de sí y no otra cosa diferente.

La comprendía entonces mucho mejor. Si ya entonces entendía que alguien pudiese andar sobre sus pasos con cierto temor y desconfianza, ahora le hacía total sentido. Y lamentaba el hecho de que hubiese perdido sus alas, pues aquellas eran grandes herramientas para seres como ellos, ¿de qué manera fue despojada de ellas? Esa sería una pregunta que guardaría en su interior, pues no tenía intenciones de revivir lo que fue tal vez un gran trauma, además de una tremenda pérdida. -Todo aquel que pone su vida por delante su nación con la intención de defenderla hasta las últimas circunstancias, vive en amenaza constante. La entiendo pues mi labor aquí es precisamente esa. Mi vida sobre la misión que se me ha encomendado hasta el final de mis días- respondió sonriendo apacible.

-Y ahora que me ha explicado ese detalle importante, yo quisiera sugerirle que permanezca en estas tierras hasta que pueda contagiarse suficientemente de la paz que emana de estas tierras. Zárkaros no es tan seguro como ésta región. Llegan allí demasiadas cosas, tanto de fuera de Pandora como de dentro de la misma. Es el lugar más expuesto de este gran pedazo de tierra en el que habitamos. Aunque, por supuesto, desconozco sus intenciones en ese lugar. Pero dado lo que usted me ha expuesto brevemente, yo le recomendaría quedarse por aquí un poco más de tiempo. No me gusta inmiscuirme en asuntos que no me corresponden, pero tampoco me gusta callarme cuando considero que lo que puedo decir podría ayudar- explicó. Siempre ha sido así. Saber que otros andan intranquilos lo turba, pues él siempre ha vivido en una paz constante que ha procurado cuidar, por ende siempre vela porque otros puedan alcanzar lo mismo, por más difícil que pueda sonar en la actualidad.
avatar
Avatar : Tom Hardy
Habilidad : Furia Tormenta
F. Inscripción : 20/02/2017


Ver perfil de usuario
Vate

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellum omnium contra omnes || Pandora Van Hemelrijck

Mensaje por Pandora Van Hemelrijck el Dom Mayo 21, 2017 12:45 pm

No pude evitar esbozar una sonrisa, aunque un tanto amarga, ante la invitación del elfo. Recuerdo que yo solía hacer exactamente lo mismo en Mördvolathe. Siempre que me topaba con algún viajero en la taberna que acosumbraba a frecuentar, lo exhortaba a explorar más la región, a permanecer más tiempo para embriagarse con la tranquilidad de mi tierra e incluso indicaba sitios que podrían ser de interés. Yo amaba Mördvolathe, aun por encima de mi espíritu aventurero, pero el incidente lo cambió todo. Al perder mis alas sentí como si le hubiese fallado a mi raza entera, a pesar de que la pérdida tuvo lugar al defender los principios de mi gente y el territorio que nos pertenece. Mi misión, como el elfo y yo coincidimos, era poner nuestra nación por sobre nuestra vida y perderla si hacía falta con tal de defender lo nuestro. Pero la honra de un soldado está en morir, no en defender. La honra de un soldado está en la victoria, no en la derrota. Y yo sobreviví a mi derrota. Permití que asesinaran al hombre que juré prometer y viví para contar la historia de mi pérdida. Sé que mi condena será siempre tener que explicar lo que soy y que no poseo mi sello distintivo al perderlo en combate. Pasará una y otra vez como sucedió ahora.

Me encantaría quedarme y es verdad que me ha costado mucho apartarme de Vérhzrë para emprender mi viaje. — Respondí. La sinceridad y la tranquilidad con la que el elfo conversaba conmigo me impedía dar negativas escuetas, razones vagas por las cuales debía continuar mi camino. — Sin embargo, ya he consumido una buena parte del trayecto y volver ahora significaría echar en menos ese esfuerzo que hice al salir. Por otra parte, me alegra decir que mis asuntos en Zárkaros serán breves y que volveré pronto a la protección del bosque. Para un soldado es imposible quedarse quieto cuando ha perdido su sitio en la milicia y no me queda más que buscar un remedio para eso. Además, siempre quise explorar las regiones de la isla; supongo que ahora es un buen tiempo para eso y no tengo mis alas para consumir impetuosa el mapa por el aire.

Dolía terriblemente ser optimista respecto a mi pérdida, pero en parte era verdad. Ahora estaba obligada a explorar por tierra y mis ojos conocerían cada región desde su interior y no desde arriba. No olvidaré que siempre que volaba a Valtesi y veía partes de cada ciudad desde el aire, moría por interrumpir mis asuntos y explorar, pero también era celosa de mi tiempo y me obligaba a mí misma a terminar mis deberes antes de explotar mi libertad. Desde luego, era raro el día en que tenía una tarde libre, siempre había algo por hacer y mis ambiciones terminaban siendo sueños que quizá cumpliría en un fururo muy lejano.




The one who got my wings:




avatar
Apodos : Llámame como quieras, pero no me digas Pandora.
Avatar : Emilia Clarke
Habilidad : Relámpago
F. Inscripción : 18/10/2016


Ver perfil de usuario
Heraldo

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellum omnium contra omnes || Pandora Van Hemelrijck

Mensaje por Edzard Björn el Sáb Jun 24, 2017 2:29 am

La entendió, por supuesto que sí. Si tenía otros asuntos que atender antes de entregarse al descanso o a los propios pasatiempos, era menester que lo hiciera. Pero entonces, cuando ella regresara, si es que lo hacía, le agradaba la idea de volver a encontrarse con ella, pues parecía alguien con quien podía charlar de la manera que a él le gustaba, hablando de temas que no se limitaban a un solo lugar… conversaciones que permitían trasladarse a otros espacios y revivir a través del diálogo realidades remotas, pero existentes por más imposibles o extrañas que parecieran. -En ese caso, no me gustaría seguir retrasando su viaje a Zárkaros, aún le queda bastante camino por delante- dijo no con la intención de despedirse de inmediato, sino para que ella se sintiera libre de acabar aquella conversación cuando quisiera, Edzard comprendería.

-No nos hemos presentado, creo que olvidé mis modales- dijo al tiempo que una sonrisa se dibujaba en su rostro. -Detestaría que, si la vuelvo a ver, no supiera cómo llamarla- ladeó la cabeza. -Soy Edzard. Centinela de Thyris. Para servirla- dijo al tiempo que se ponía de pie para dedicarle una leve reverencia, con elegancia, así como se le enseñó. Era una señal de respeto, tal vez la mejor de todas. Y es que, aunque no la conociera en absoluto y supiera de ella tan solo lo que había oído hasta ahora, le parecía alguien admirable y con una fortaleza de hierro. Tal vez la veía de ese modo porque, a pesar de haber perdido algo tan importante, seguía en pie… lucía estoica y eso no cualquiera lo lograba después de sufrir las desventuras del destino.

Edzard había aprendido a ser un pilar difícil de derribar, pero jamás había sido puesto a prueba. Ciertamente en su vida se han presentado dificultades, pero ninguna lo suficientemente potente como para probar que todo lo aprendido había quedado bien grabado en su mente. Sabía cómo reaccionar, pero solo eso, únicamente estaba entre sus conocimientos. Aunque por supuesto que una vida tan larga otorga una sabiduría diferente, pues el aprendizaje no se logra solo con las experiencias, sino también a través de la observación y de las vivencias de otros. De hecho, aunque la interacción entre él y la alada fuese breve, mucho podía rescatar. No quedaría como un encuentro aislado, para él ninguna cosa era fortuita y, por esa misma razón, extraería todo aquello que sirviera para alimentar su mundo interior.
avatar
Avatar : Tom Hardy
Habilidad : Furia Tormenta
F. Inscripción : 20/02/2017


Ver perfil de usuario
Vate

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellum omnium contra omnes || Pandora Van Hemelrijck

Mensaje por Pandora Van Hemelrijck el Dom Jun 25, 2017 5:47 pm

No me resistía a la extraña tranquilidad que emanaba de aquel elfo ni tampoco guardaba ya una pizca de recelo. El modo en que se movía, en que economizaba graciosamente cada ademán, cada uno cargado de elengia, me hacía saber que no había nada en aquel hombre que pudiese temer. No había nada en él que insinuara siquiera el más mínimo gesto militar. Más bien me parecía un espíritu del bosque, alguna deidad que hubiese protegido esta tierra durante miles de años. Pero no era posible, ¿verdad? Pandora no podía ser tan antigua ni él tan longevo.

Era cierto que aún tenía camino por recorrer y que debía estar en el puerto de Zárkaros un día en específico, así que la pausa que había hecho para beber tenía la intención de ser breve. Había, finalmente, recuperado el sendero del río y no planeaba demorarme más de lo necesario, pues ya me había perdido yo y mi tiempo también.

Ugh, de nuevo el cuento de mi nombre. No estoy orgullosa, de verdad. Acepto que mis padres hayan sido demasiado patrióticos, pero es una exageración llamarme Pandora sólo por eso. Quizá Anaberta sería un mejor nombre. Pero tampoco iba a negarle mi identidad a este elfo ni me iba a tomar el tiempo de explicarle cómo es que terminé llamándome de este modo. No era justo, después de todo, que simplemente le diera mi apellido. — Me llamo Pandora — Respondí con una sonrisa inevitablemente tímida. — Un placer, Edzard. Será un honor volver a encontrarme con usted a mi regreso. — Aseguré con sinceridad, antes haber imitado aquel gesto que realizó luego de presentarse.. Me parecía que de verdad esa existencia valía la pena ser frecuentada. Con algo de suerte me contagiaría de su tranquilidad.

Hice ademán de marcharme, acomodándome bien lo que portaba conmigo y al final le ofrecí una amplia sonrisa, de esas que no esbozaba desde mucho tiempo atrás. Suspiré. — Continuaré mi viaje. Cuanto más me apresure en llegar a Zárkaros, más pronto volveré. Ha sido un honor, Edzard. — Finalicé en una despedida de un militar a otro y tras despedirme agitando mi mano al aire, me puse en marcha, con la esperanza de tener la misma suerte en el puerto que la que he tenido esta noche en el bosque.




The one who got my wings:




avatar
Apodos : Llámame como quieras, pero no me digas Pandora.
Avatar : Emilia Clarke
Habilidad : Relámpago
F. Inscripción : 18/10/2016


Ver perfil de usuario
Heraldo

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellum omnium contra omnes || Pandora Van Hemelrijck

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.