Últimos temas
» En el bar tomando un refresco privado (Aldair)
Sáb Sep 23, 2017 11:28 pm por Aldair Orgnar

» Mis hijos {2/2}
Jue Sep 14, 2017 8:02 am por Segyg Fo'Gnir

» Buscando a mi Hermano♥
Jue Sep 07, 2017 9:40 am por Ptalka Fo'Gnir

» Mundus vult decipi, ergo decipiatur ◊ Drako
Mar Ago 29, 2017 3:05 pm por Drako Portgas

» Death parade × Alajëa
Sáb Ago 26, 2017 4:43 am por Alajëa N'Ralla

» ♥ I want to find you{Helena }
Mar Ago 22, 2017 12:07 am por Ptalka Fo'Gnir

» Brontide Ȣ Arabelle
Vie Ago 11, 2017 10:06 pm por Marie Arabelle Laveau

» Ad infinitum || Helena D. Corso
Jue Ago 10, 2017 9:20 pm por Ghünter L. Schröder

» Last beginning (Helena) FB
Mar Jul 25, 2017 8:24 pm por Nikola Tesla

Afiliados Hermanos
Afiliados de recursos/Directorios
Afiliados elite (36/55) [26/08/17]
Jurassic Park: The Walking FossilsElentarirpg No aceptamos Afiliaciones Normales

Prelude of Chaos || Part II || Leucótea

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Prelude of Chaos || Part II || Leucótea

Mensaje por Invitado el Lun Feb 20, 2017 12:24 pm

El asesinato de Anabelle había sido la gota que rebalsó el vaso. La castaña lo sabía, siempre se lo había dicho a él y solo a él. Lo preparó para ser el siguiente líder para que asumiera como tal en el momento que la muerte se apropiara de su vida. Fue doloroso enterarse de que el cuerpo de su adorada líder estaba en manos de los oscuros. Desconocía cómo la habían asesinado, pero apostaba a que había sido cruel, ¿qué podía esperar del mellizo de Anabelle? Pero no iba a quedarse de brazos cruzados, era muerte debía ser vengada y se tomaría de todo el conocimiento que ella le había transmitido para dar un buen golpe. De todos modos el asunto era mucho más personal. Harm y Anabelle habían establecido una relación mucho más estrecha que la de mentora y aprendiz. Por esa razón sus movimientos siguientes fueron rápidos y sus planes se ejecutaron apenas fueron trazados.

Habían esperado entre los árboles que bordeaban el cementerio de Baskerville, sabían que esa noche los cadetes tendrían entrenamiento en ese lugar, el informante que habían preparado fue lo suficientemente hábil como para hacerse de esa información. Y apenas tuvieron la oportunidad, atacaron al maestro a cargo y rápidamente capturaron a todos los muchachos instalándoles a cada uno un artefacto que bloquearía la energía mágica, impidiéndoles escapar. Harm iba con ellos, siempre participaba activamente de las misiones y actividades que su grupo realizaba. Apenas los tuvieron a todos cautivos, se marcharon y se separaron en dos grupos, uno iría a Mördvolathe y el otro a Thyris, no era inteligente dirigirse todos al mismo sitio, era obvio que los oscuros no tardarían en darse cuenta saltando a la acción de inmediato con sus cazadores.

Harm dirigió el grupo a Thyris, específicamente hacia la Ciudad del Río, allí tenían un sitio en el cual rescuardarse. En el treyecto ningún muchacho fue asesinado, pues no era esa la intención. Lo que ellos querían era sumar más adeptos a sus filas y estaban dispuestos a purificarlos con magia si era necesario borrándoles incluso la memoria. Sabían que los de La Orden lamentarían mucho más eso que la muerte de todos ellos. El trayecto hacia tierras élficas fue relativamente lento, asegurándose de pasar por sitios poso habitados por criaturas que pudieran delatarlos ante una oferta tentadora de parte de los cazadores de La Orden. Aunque pese a lo lento, fue seguro y llegaron a destino sin más novedad que la de un muchacho con el pie torcido. Allí fueron encerrados en celdas individuales, de todos modos no eran demasiados, solo diez en este grupo.

Era el tercer día, estaba anocheciendo y el pelirrojo se paseaba entre las celdas compartiendo la guardia con otro de los suyos. No se habían presentado grandes novedades por el momento, sabía que los cazadores ya habían comenzado a moverse, pero no estaban ni siquiera cerca de donde ellos se encontraban. Les sería difícil llegar ahí. No había manera de que supieran que estaban en Thyris y que los elfos defendieran sus fronteras no sería un acto sospechoso, sino que absolutamente natural. Se detuvo entonces para observar fijamente a uno de los prisioneros. Se trataba de una muchacha joven, quizá no tanto como lo aparentaba. De cabello claro casi blanco, tez casi a tono y ojos de mirada penetrante. Se veía más confiada que el resto, como si creyera fervientemente que los rescatarían a todos. -¿Crees que vendrán por ti?- le pregunta sonriendo levemente. De ella emanaba una energía diferente, mucho más oscura, como si hubiese pasado su tiempo en un lugar donde la energía oscura brotara por todos lados. -¿Cuál es tu nombre?- inquirió con un tono ahora serio, casi autoritario. Tenía el listado de los hijos de todos los miembros de La Orden, si lograba obtener un apellido, entonces podría sacar mejores conclusiones.
InvitadoInvitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Prelude of Chaos || Part II || Leucótea

Mensaje por Leucótea el Mar Feb 21, 2017 3:40 pm

Incluso para los seres oscuros existe un retorcido sentido de la tranquilidad. Para mí son las prácticas frecuentes que se llevan a cabo en el cementerio y cada vez me acostumbro más esos rostros con los que debo encontrarme aquí, todos con un mismo fin y todos con un propósito diferente. Sus mentes, sin embargo, no pueden compararse a la mía. Ellos siempre han existido aquí, ellos han aprendido todas estas cosas en un lapso más amplio y, por lo tanto, han caído en el horror de la cotidianeidad, así como también cometen el error de sobrestimar las lecciones. Por eso es preciso repetirlas. A mí me afecta por cuanto me veo forzada a convertir lo que sé en rituales.

¿Hago mal al celebrar esta emboscada? Miro el ataque contra el instructor, permanezco en mi lugar observando la inútil resistencia que ponen mis compañeros. Así, me dedico a contemplar las posibilidades. Puedo permitir que se los lleven a todos y yo librarme, puedo permitir que los maten aquí mismo y puedo celebrarlo o… Si son enemigos, juzgando la naturaleza de sus ataques y el método que emplean… Tal vez deba sacrificarme. Planean llevárselos, eso es lo que sé. Entonces decido quedarme quieta, permitir que me arrastren con ellos también y descubrir qué es lo que pretenden, pues no hay método más efectivo que adentrarse a la mente del enemigo. De modo que entrego mis manos sin luchar y permito que me priven de la magia, mas no de mi ingenio. No obstante, mi labor no termina en mi persona. Soy plenamente consciente del efecto que tendrán sobre las familias de estas personas y sobre La Orden, tanto así que me tomo la precaución de dejar una marca en un árbol y un segundo objeto que, además de señalarme como autora del signo, presentar también una dirección a los cazadores.

El viaje es agotador, pero lleno de recompensas. Sé por qué nos dividen y sé adónde van los otros. Escucho de cuando en cuando sus planes, todos amenazas falsas que ocultan un verdadero propósito. Si Geshë no me hubiese enseñado el idioma de los elfos, no comprendería nada de mi entorno, pero lo conozco. Entre esas palabras cifradas se cuelan órdenes, indicaciones y otros datos. No me he dado a la tarea de cuidar a los míos, pues no son mi prioridad y es que la actitud de estos magos comunes resulta sospechosa.

—Mueres por que lo hagan, ¿no es así?— Respondo imitando esa sonrisa y de mi cosecha es la ironía. No hace falta que lo crea, en realidad no depende de mis aspiraciones el que me den búsqueda o no. Sé que la fiereza de mi protectora y la responsabilidad de mi mentor los arrastrará aquí, y yo he de recibirlos con estos idiotas en bandeja de plata. —Ino— Parece insensatez revelar mi nombre, pero no lo es. Geshë sabe que es el que verdaderamente me corresponde y Robert es consciente de sólo eso conservo además de mi demencia.  —¿Me revelarás también tu nombre o serás estricto en ese aspecto también?


LeucóteaAprendiz
avatar
Apodos : Leucótea
Avatar : Ginta Lapina
Habilidad : Ilusiones de sombras
F. Inscripción : 09/08/2016


Ver perfil de usuario
Aprendiz

Volver arriba Ir abajo

Re: Prelude of Chaos || Part II || Leucótea

Mensaje por Invitado el Lun Abr 17, 2017 12:46 am

Según la escuchó, le pareció demasiado segura y serena en comparación a como estaban los otros chiquillos aquí cautivos. -No muero porque lo hagan, porque no es incierto si eso va a ocurrir o no. Ciertamente vendrán y entonces, negociaremos- responde el mago alzando una ceja mientras procesaba aquel nombre que seguía sin decirle nada. -Soy Strashko, pero saberlo no te servirá de nada. Al final… lo más probable es que pierdas la memoria… o la vida si es que las cosas se ponen muy complejas- aquellas palabras salían de aquella madeja de pensamientos relacionados con Anabelle. Su muerte aún le dolía y es que su amor por ella seguía tan vivo como una herida recién abierta y que sangraba sin parar. Vio que insistir en saber el apellido de ‘Ino’ sería contraproducente, así que buscó un camino diferente para llegar a una respuesta similar o mejor. -¿Quién es tu maestro?- y es que el hecho de que ella tuviera una energía diferente, quería decir que alguien le entregaba conocimiento adicional. La cantidad y tipo de magia no fluye a través de un mago sin que este entienda de ella. Nadie era un canal natural de grandes cantidades de energía, era necesario transformarse conscientemente en uno.

Anabelle le había dicho que el vasto terreno de La Orden era un manantial de magia oscura, un sitio ideal para aprender sobre esta, un lugar maldito por lo mismo, un espacio donde lo único que se podía hallar era desolación. Él lo había sentido cuando cayeron sobre estos muchachos, pero jamás creyó que se traerían con ellos a una muchacha que parecía estar impregnada de ese sitio. Harm estaba al tanto de los magos peligrosos de ese grupo de ‘élite’ y entre ellos figuraba nada más y nada menos que el que le había dado muerte a la líder de los rebeldes, sumándose también unos pocos que conformaban un equipo con él. ¿Acaso alguno de ellos era  maestro de esta chiquilla?, ¿qué tan buena era entonces? Al parecer no lo suficiente, pues seguía allí cautiva, privada de su magia y sin posibilidad de liberarse por sí misma. Eso lo hizo sentirse bastante tranquilo.

Por ahora todo estaba en calma en aquella región. Se preguntaba cuánto tardarían en llegar por esos jóvenes. ¿Qué había generado en ese nido de víboras la desaparición de tantos aprendices juntos?, ¿se habría desatado el caos en aquella fortaleza? Harm quería pensar que ellos comprendían la razón por la que eso había pasado, aunque tenía claro que no se iban a arrepentir. Esperaba por sobre todo que Schröder haya recibido el mensaje de que todo esto era por su culpa y que si las cosas salían mal, la muerte de todos los prisioneros cargaría sobre sus hombros.
InvitadoInvitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Prelude of Chaos || Part II || Leucótea

Mensaje por Leucótea el Dom Abr 23, 2017 3:49 am

Strashko… — Murmuro paladeando su nombre como si de verdad tuviera algún valor para mí. Puede tenerlo, por supuesto. Sólo es cuestión de que pueda robarle suficientes detalles, nada aparentemente valioso. — ¿Perder la memoria? ¿No es algo recuperable? He oído que incluso Flamel ha tenido problemas con ello — Y es verdad. O tal vez no. Es probable que las circunstancias hayan sido distintas. Aunque no todos estos desafortunados magos son hijos de padres verdaderamente talentosos. No extrañarán su miseria, eso también es verdad.

¿Para qué quieres saber el nombre de mi maestro? Dices que vendrá de todos modos, ¿no es así? Me sorprende porque no sé a cuál de todos te refieres. — Respondo mirando el artefacto en mis muñecas en un enrevesado fingimiento. Lo miro como si fingiera analizarlo y como si fuera evidente mi falta de fe, como si ese vistazo fuera claramente poco útil cuando en verdad analizaba el artefacto. Una mirada distraída que me revelaba la naturaleza de ese hechizo. Nada realmente complejo a decir verdad. Si alguna vez me he cuestionado la utilidad de las enseñanzas de Schröder, cosa que dudo, ahora mismo lo desmiento. Lo que sigue es planear mi puesta en libertad y el del resto de los muchachos. Un escape o un enfrentamiento, cualquiera que sea necesario. — Considerando que no recordaré nuestra charla o que no viviré para compartir tus secretos con nadie, ¿qué más puedes decirme? Podemos fingir que enviaré una amenaza a ese tal… ¿Schröder? El hermano de tu líder, ese que no nos agrada ni a ti ni a mí. — Me aseguro de que en mis últimas palabras se muestre mi sinceridad, porque no miento. Vivo con él, aprendo de él, pero ha perdido su encanto.


LeucóteaAprendiz
avatar
Apodos : Leucótea
Avatar : Ginta Lapina
Habilidad : Ilusiones de sombras
F. Inscripción : 09/08/2016


Ver perfil de usuario
Aprendiz

Volver arriba Ir abajo

Re: Prelude of Chaos || Part II || Leucótea

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.