Últimos temas
» Que las estrellas guíen su camino
Ayer a las 6:01 pm por Antonella Rosier

» FICHA MATTEW BLACK
Jue Mayo 25, 2017 10:38 pm por Pandora

» Avengers vs xmen ||+18|| Afiliación Elite
Jue Mayo 25, 2017 5:00 am por Invitado

» Qui bibit sanctus est. [Priv. Pandora Van Hemelrijck]
Miér Mayo 24, 2017 4:53 pm por Bergen Weiss

» Beast at ground, beast of heavens | Bergen Weiss
Miér Mayo 24, 2017 4:16 pm por Bergen Weiss

» Petición de Rol
Miér Mayo 24, 2017 1:44 am por Zeughaunn E. Schmeichel

» Last beginning (Helena) FB
Mar Mayo 23, 2017 12:10 am por Helena D. Corso

» Come out (Thea)
Lun Mayo 22, 2017 11:08 pm por Thea Vuignier

» KvotheTelwyth Mael
Lun Mayo 22, 2017 9:35 pm por Helena D. Corso

Afiliados Hermanos
Afiliados de recursos/Directorios

Brotherhood never leaves you alone | Drako Portgas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Brotherhood never leaves you alone | Drako Portgas

Mensaje por Yusef el Dom Feb 12, 2017 6:29 pm

El lugar estaba oscuro, pero por un hueco, demasiado pequeño para ser tomado por ventana, se filtraba la luz de la luna, la cual entraba en forma de un rayo de pura luz blanca y era la única iluminación que allí había. Él se encontraba ahí parado a un paso de distancia de una mesa y dos barriles que servían como sillas. Era todo lo que había en la habitación.
Él estaba completamente vestido de negro y encapuchado, debido al frío del desierto durante la noche. Esperaba a alguien, así que hizo traer a la brevedad un par de velas y una botella de vino, así como dos vasos rústicos. No tenían mucho, no había lugar para lujos. Él mismo debió acostumbrar sus ojos a la luz, pues aquellos últimos días los había pasado a la sombra, ocultando su rostro del mundo y de la vista del sol, teniendo como sustento de luz el hueco en la pared, con la que revisaba mapas y libros durante el día, y durante la noche hablaba con sus alféreces para mantenerlos al día con nuevas órdenes. Pero aquella noche no conversaría con sus hombres, sino con una visita, la cual no determinaba aún como grata o desafortunada.
Cuando sus hombres entraron en la habitación con el prisionero que había requerido se dio la vuelta y retiró el manto que cubría su cabeza.
-Tu no tienes que llamarme así, Drako.- respondió Yusef a un viejo compañero.- Solías llamarme por otro nombre. ¿Es que mi apariencia ha cambiado tanto estos últimos meses?- hizo señas a su invitado para que se sentara en el barril después de que los guardias le quitaran los grilletes a petición suya, luego los hizo irse para quedarse a solas con el prisionero. Tomó la botella y sirvió el vino en los dos vasos para luego entregar uno de ellos a Portgas.- Por favor, bebe y descansa. Estas podrían ser tus últimas horas de vida, lo menos que puedo hacer por ti es darte la oportunidad de vivirlas en compañía de un amigo. Así que, cuéntame todo sobre tu viaje hasta aquí. ¿Como has dado con mi escondite?


YusefLibramorte
avatar
F. Inscripción : 23/01/2017


Ver perfil de usuario
Libramorte

Volver arriba Ir abajo

Re: Brotherhood never leaves you alone | Drako Portgas

Mensaje por Drako Portgas el Lun Feb 20, 2017 5:30 am

Portgas guardó silencio. No, él no había cambiado. Reconocía sus letales e inteligentes ojos oscuros, heredados de su padre, tras las sombras de su rostro. Seguía teniendo en familiar aspecto de una águila posada, eterna observadora. Pero la realidad para Hunter, por un segundo, pareció distorsionada. El final previsible de aquello había sido encontrar a Abraham Van Helsing Jr. amordazado, quizá, la sangre manando de unas heridas graves que le habrían postrado tras un combate donde había estado en juego su libertad, Yusef arrebatándosela. Incluso barajaba la posibilidad de hallar a su camarada muerto. Un final apropiado para una vida de guerrero. Yusef era el enemigo, él no.

Movió las manos, permitiendo que el gesto devolviese el fluir de la sangre a sus músculos adormecidos y con mirada atenta ocupó el sitio que el castaño le propuso, si bien no se colocó a la defensiva ni varió su posición relajada. Aquella era una reunión sin escudos, cara a cara, el tipo de encuentros que solo podían darse en Pandora y a manos de unos hombres como ellos. La muerte podía encontrarse al final de la conversación, uniéndose como una vieja amiga invitada, pero de una forma insólitamente civilizada. El desenlace de aquella escena aún no estaba escrito, si no el rubio no estaría ante Yusef.

-Siempre he apreciado tu sinceridad. -Aquel interrogatorio no estaba necesariamente enmascarado aunque bajo palabras más cordiales es lo que estaban indicando las preguntas del que antaño fue leal camarada a sus filas. Sopesó el vaso lleno de vino, observándolo durante un instante con la fugaz idea del veneno en él. ¿Y de qué serviría? Bebió un pequeño trago, lo justo para mojarse la garganta, pero a sabiendas de que sería el último para no empañar sus sentidos ni reflejos con él. Levantó la mirada acerada hacia Yusef. Yusef, el líder rebelde. Si había cambiado algo entre ambos, lo suficiente para desterrar la identidad del hijo del titán siniestro de su mente. Podría engañarle, contarle otra versión de los hechos, ¿y de qué serviría? Al fin y al cabo, el proceso no importaba y la manera en la que le habían encontrado era sin duda incontrolable para Yusef- Los renegados cada vez llaman más la atención, en algunos lugares estáis desatados. Vuestras pesquisas han llevado a creer que sois un problema y la desaparición del descendiente de Van Helsing no ayuda a calmar los ánimos. Hemos sido enviados para encontrarte, Yusef. -Apoyó los codos sobre sus piernas, los brazos lo suficientemente estirados como para que el vaso quedase lejos de él- No puedes controlar la discreción de tu gente. Seguimos a uno de los tuyos. Luego nos atrapaste. -Resumió la historia brevemente, al fin y al cabo solo había condesado la verdad a la parte que realmente interesaba a Yusef- ¿Por qué? -La pregunta salió sola de entre sus labios, la auténtica incomprensión reluciendo por un instante en sus pupilas. Todas las explicaciones que podía hallar para que su camarada estuviese frente a él eran tan... pobres, débiles y fuera de lugar aunque tuviesen sentido para cualquier otro hombre que no fuese el que tenía delante, que simplemente tenía que conocer porque Yusef estaba ahí.




Della:


yaoming


I'd rather be your enemy :

Drako PortgasVigilante
avatar
Apodos : Mejor llámame Hunter.
Avatar : S.E.
Habilidad : Gracia felina. Danza de hojas.
F. Inscripción : 03/05/2015


Ver perfil de usuario
Vigilante

Volver arriba Ir abajo

Re: Brotherhood never leaves you alone | Drako Portgas

Mensaje por Yusef el Lun Mar 27, 2017 12:08 pm

Abraham sonrió a su viejo compañero de entrenamientos.- Así me gusta.- dijo cuando Drako hubo bebido con libertad. Él sabía que debido a las circunstancias en las que se encontraban sería un tanto difícil retomar la confianza con que solían conversar. En el fondo deseaba prometer a Drako que nada malo le pasaría, pero tantas personas dependían de él, de sus decisiones. Mientras Drako hablaba, el moreno supo que ya no podría pasar más por Abraham Van Helsing Jr. Y era cierto, lo sabía, era por eso que dejó Heindel para encontrarse con sus seguidores y ocultarse en el desierto.  En un determinado tiempo, las filas rebeldes se incrementaron, y controlarlas bajo las narices de su padre se volvía cada vez más difícil. Su empresa había crecido, miles de hombres y mujeres de diferentes razas ponían su sangre en las manos de Yusef. ¿Sabría hasta el último de ellos que en realidad seguían al heredero de Van Helsing? ¿Habrían creído en la causa si sabían que el hijo del titán de Heindel la comandaba? Era un hecho, o Yusef o Abraham, no los dos. Drako se lo recordaba con palabras frías en un tono cálido. Una sensación bastante incómoda.
-Es curioso. Algunos de mis hombres piensan que debería buscar a Van Helsing Jr. para tomar ventaja sobre Heindel.- dijo mientras miraba los reflejos de luz en el vino dentro del vaso mientras sonreía con un gesto nostálgico.- Algún día sabrán la verdad, pero mi doble identidad ha sido el éxito de mi campaña hasta el momento. Pero como puedes ver, la rebelión ha alcanzado a alcanzado a Abraham, si no fuera así no habría tenido que darme por desaparecido. Mi ejército ha crecido demasiado, por lo que reunirlo en un mismo punto nos delataría. Los Libramorte de Heindel son astutos y nos cazan a lo largo y ancho de Pandora. Como tu dices, es difícil mantener en el anonimato a tantas personas.
Abraham cesó un momento su discurso para observar que nada de ello llenaba la interrogante más grande que había en Drako. Él lo llamaba Yusef, pero con sus ojos parecía buscar algún rastro de Abraham. Suspiró pesadamente, estirando el cuello y volviendo a su posición normal.
-Quizás para ti no soy más que un traidor, pero ¿a quién he traicionado en realidad?- Abraham dio un par de tragos a su vino.- En un principio, mi abuelo fundó Pandora. Creó su propio ejército y con su influencia en el mundo humano, consiguió que nos dieran Pandora, para vivir sin ser molestados, pero, a la vez también es la condena de criminales humanos, y su descendencia. Igual que tu y muchas otras personas, no importa de qué raza, nací y crecí aquí. Jamás he visto el mundo exterior y en mi destino estaba escrito que eso jamás sucedería.- Abraham se alzó en su asiento y habló con voz nítida.- Mi causa defiende el derecho de los inocentes de vivir en verdadera libertad. Obviamente no todos lo merecen salir de Pandora, por ello he rechazado gobernar Heindel, pues mi causa rechaza el liderato de los siniestros.  En cambio mis hombres y yo tomaremos, bajo una bandera que no pertenece a ninguna de los siete titanes, el control de las salidas y entradas de Pandora. Estoy convencido que hay más salidas, a demás del mar de Zárkaros, pues es imposible burlar al viejo Davy.- Abraham tomó un prolongado descanso después del discurso que acaba de compartir a su compañero de la juventud. Se puso de pie y dio unos pasos en dirección al hueco en la pared.- Viejo amigo, sabes que te aprecio demasiado como para adormecerte endulzando tu oído con falsas ilusiones. Si has de morir, morirás. Si acaso, decides unirte a la causa rebelde o no, tampoco puedo garantizar que puedas conservar tu vida o tu libertad. - El siniestro moreno volvió a su lugar con pasos lentos, mientras recogía su largo cabello para acomodarlo sobre su hombro derecho.- Espero que entiendas el peso que llevo en mis hombros. Cuando acepté liderar la causa, también renuncié para siempre a mi libertad, a ver el mundo humano con mis propios ojos y a permanecer bajo la mira de los titanes.- Finalmente se encorvó hacia delante y apoyó sus codos sobre sus rodillas. - Incluso renuncié a mi propio nombre.


YusefLibramorte
avatar
F. Inscripción : 23/01/2017


Ver perfil de usuario
Libramorte

Volver arriba Ir abajo

Re: Brotherhood never leaves you alone | Drako Portgas

Mensaje por Drako Portgas el Jue Mayo 11, 2017 4:08 pm

Quizá en otro tiempo, en aquellos días donde las cicatrices eran promesas de gloria y no un historial de su deber, cuando empezó a conocer los entresijos de la ciudad oscura de Heindel y la seguridad de sus murallas junto al hombre que hablaba frente a él, habría aflojado la comisura de sus labios para hacer desaparecer aquel permanente rictus severo que acompañaba siempre a su rostro cuadrado. Puede que incluso permitiese que su antiguo aliado atisbase las insólitas vagas sonrisas que reflejaban hasta que punto había significado para él. Pero el siniestro que sujetaba el vino y sonreía sonaba como él, tenía sus movimientos lentos e implacables, el brillo inteligente y despierto en aquellas pupilas decididas... pero no era Abraham Van Helsing Jr., era Yusef. Enfrentarse a esa nueva identidad era incómodo a la par que familiar. Podía percibir la razón subrepticia bajo sus palabras, la cordura de una nueva visión comandada por un hombre que trataba de organizar una rebelión ordenada. Como él, Abraham, Yusef, era un estratega, un guerrero. Tenían ambiciones distintas, quizá no tan alejadas entre si, salvo que las recorrían en un camino paralelo: uno había escogido la senda marcada para llegar a una justicia injustificada en Pandora, fuera de ella, cumplía su deber a rajatabla y aceptaba su destino, el otro la buscaba recorriendo parajes inhóspitos que pensaba transformar en su camino.
Hunter conocía la historia de Pandora, conocía el mundo exterior. ¿Era eso cierto? Apenas tenía vagos recuerdos de la Francia a la que una vez perteneció, borrados por la sangre y tierra dura que Pandora había marcado a fuego en su piel. Sus labios no se movieron ante el silencio de Yusef, ni siquiera en su gesto de mármol dejaba entrever el movimiento que había comenzado a mover los engranajes de sus pensamientos. Mantuvo su postura de guardián asentado, músculos tensos y ojos atentos... hasta que su mano se deslizó entre sus ropas oscuras, a aquella zona donde guardaba su inseparable cuchillo que le habían arrebatado allí. En su lugar lo que relució entre sus dedos con un brillo plateado fue su pitillera.

-¿Y quién te ha concedido la potestad para ser tú el que dirija a esos hombres? -Sonó tranquilo, sacando uno de los preciados cigarrillos para posarlo en sus labios y, en un acto acostumbrado, estiró su brazo hacia Yusef, ofreciéndole- ¿Por qué confían en ti? -Bien hubiese podido responder él a aquella pregunta, pero aquel era un sondeo. Drako conocía los puntos fuertes de aquel hombre carismático y directo, de su mente astuta. Pero había engañado, había traicionado a los suyos. En nombre de una misión más grande, quizá, pero todos debían pagar un precio cuando cometían aquellos actos. El precio de Abraham fue renunciar a si mismo y a una posición en Pandora que le había asegurado su linaje. El rubio podría inclinar la balanza a acabar con él, independientemente del resultado, solo porque no sabía hasta que punto su viejo aliado había pagado- Fuego. -Pese a la calma, la tormenta se encerraba en el interior de Portgas.
Se echó ligeramente hacia atrás, optó por beber aquel vino a sabiendas de que aquella conversación era un "tú a tú", sin juegos sucios de por medio. Si Yusef quería cobrar su cabeza, sabía que lo haría. Ambos se movían con las mismas normas en aquella conversación y Hunter sabía que si había una ejecución, la suya probablemente, sería legal. Y no estaba seguro que camino deseaba tomar. Oía todo lo que él deseaba para Pandora en la boca de un hombre que en otros tiempos corrió la misma suerte que él en Heindel. Pero no podía perdonar el engaño de su juego, la traición. Reforzaba sus principios pero machacaba sus valores. No había seguido el camino que él consideraba correcto.

-Acepto mi destino... sea cual sea.-Dijo finalmente, clavando la mirada azulada y dura en el líder rebelde- Te convertirás en objetivo de todos los titanes, de tu padre. Tendrás a los personajes más emblemáticos en contra, a los miembros de la élite de todas las razas que conviven aquí.  -Enumeró detenidamente- ¿Harías eso en nombre de los inocentes? -Cuestionó con una dureza implacable en su voz tranquila, común en él su gravedad.




Della:


yaoming


I'd rather be your enemy :

Drako PortgasVigilante
avatar
Apodos : Mejor llámame Hunter.
Avatar : S.E.
Habilidad : Gracia felina. Danza de hojas.
F. Inscripción : 03/05/2015


Ver perfil de usuario
Vigilante

Volver arriba Ir abajo

Re: Brotherhood never leaves you alone | Drako Portgas

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.