Últimos temas
» Petición de Pack.
Hoy a las 12:58 am por Antonella Rosier

» Alianzas peculiares... (0/3) [Escribiendo]
Ayer a las 7:56 pm por Antonella Rosier

» Relaciones de Antonella.
Ayer a las 7:21 pm por Antonella Rosier

» Volviendo a mis raíces.
Ayer a las 7:00 pm por Antonella Rosier

» Cronología de Antonella
Ayer a las 5:47 pm por Antonella Rosier

» Petición de Rol
Ayer a las 3:59 pm por Antonella Rosier

» Registro de Grupo, rango y habilidad
Ayer a las 3:36 pm por Antonella Rosier

» Registro de PB
Vie Mar 24, 2017 7:18 pm por Antonella Rosier

» « Bad blood » Ahmed
Jue Mar 23, 2017 9:02 pm por Tarik Ahmed

Afiliados Hermanos
Afiliados de recursos/Directorios

Zona de confort (Glaraqé)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Zona de confort (Glaraqé)

Mensaje por Thenidiel M. Dangan el Vie Ene 13, 2017 9:58 pm

"La brisa, las hojas caen en un suicidio colectivo y silencioso... para los que están de vuelta y pasada por el bosque. No saben apreciar, no saben observar..."

En su labor existían días muy ajetreados como otros que rondaban la monotonía, como hoy, en donde la siesta después de almuerzo era un lujo asequible. No es que los elfos fueran criaturas hostiles ni mucho menos, sólo protectores lo cual podía llevar desde la paz a la guerra. Querían resguardar bien lo que consideraban sagrado como también la tranquilidad. O así le habían enseñado sus padres excesivamente normativos y seguidores de lo correcto a Thenidiel, principal motivo por el cual había optado por este labor.

Estirada en el verde del suelo dejando que la humedad se sintiera entre sus ropas, con ambos brazos detrás de la cabeza mientras su arco y flecha descansaban en una piedra próxima, podía ver entremedio de los frondosos árboles destellos de Sol que penetraban juguetones entre las hojas cegando la vista de vez en cuando. Era tanto el follaje desde donde descansaba que la vista al azul del cielo era inexistente, motivo por el cual extrañaba la Atalaya a pesar de ser una zona que frecuentaba seguido. Pero no, ella había sido asignada principalmente al bosque, un trabajo solitario que no le molestaba en absoluto porque era muy amiga de sus momentos a solas pero que tampoco se quejaría si le llegaba compañía de vez en cuando.

Justamente era en estos días vagos en donde la sed de conocimiento de ver otros lugares y nutrirse de ellos eran imperiosas, perderse sin saber rumbo y valerse de sus capacidades dejando la comodidad de Thyris. Con el tiempo había revisado cada piedra del lugar, cada insecto, cada animal, ¡cada maldito y sagrado hormiguero! que hacía que todo se viera... aburrido. "Aburrido si no eres capaz de notar los pequeños cambios que existen aún en las rutinas" discutía consigo misma. Aún así se sentía prisionera del lugar en cierta medida.

La pelirroja se estira haciendo sonar alguno que otro hueso para incorporarse tomando asiento sin dejar su lugar y otorga una vista panorámica al lugar. "Que no te engañe la vista, es un arma de doble filo, sentido prejuicioso. Esto no sigue siendo igual que hace cinco minutos". Razón tenía en sus palabras, no era un mero auto convencimiento pero aún así se sentía vacío.


avatar
Apodos : Ten, Morie
Avatar : Simone Simons
Habilidad : Telepatía
F. Inscripción : 11/01/2017


Ver perfil de usuario
Vate

Volver arriba Ir abajo

Re: Zona de confort (Glaraqé)

Mensaje por Glaraqé T. Alzur el Sáb Ene 21, 2017 4:12 pm

Ah, no. He dicho que no. No estaba haciendo nada malo, shú. ¡Que no! ¡Aaah!
Y, como venía siendo lo normal, ahí iba la negra otra vez. ¿Qué qué hacía ahora? Más bien debería ser qué no hacía, y era mantenerse al margen de algo que incluso al más ingenuo le hubiera parecido descabellado. Pero no a la negra, no a la Glaraqè que se metía en el agua y se quedaba quieta durante horas con tal de que un pez se le acercara así pillara pulmonía, no a la Glaraqè que se colgaba de los árboles cual mono para poder observarlo todo mejor, no a la Glaraqè que se acercaba a un cervatillo sin importarle un carajo que la madre anduviera cerca y pudiera hacerle daño, no.
Si Glaraqè era capaz de eso y mucho más, ¿qué le haría pensar que no podía acercarse tranquilamente a un panel de abejas y no salir escaldada? Y así fue. Se acercó más de lo permitido por las abejas, no contenta con eso fue y metió el dedo en el panel y no fue hasta que recibió el primer picotazo que se dio cuenta y salió corriendo con un enjambre generoso volando tras ella.
Su primera reacción fue correr en dirección contraria, pero se le había olvidado que ahí  había un pequeño acantilado que acababa en agua no demasiado profunda. Apunto de caer, logró girar a tiempo y correr corre que vuela hasta una zona con arbustos, pero ni modo, continuaban siguiéndola. La elfa no podía entenderlo, porque al fin y al cabo las abejas picaban como advertencia y para defenderse, y ella, la amenaza ya se había ido. Pero de pronto lo entendió, porque, tras sacudirse toda la miel de encima, la abeja reina empezó a zumbar en su mano. Cuando la negra relacionó aquel «picor» con lo que estaba sucediendo perdió toda la negrura de repente y su rostro se transformó en algo parecido a una piedra grisácea. Del grito que pegó se asustaron hasta las aves que descansaban en los árboles y que salieron volando como si hubieran escuchado a un águila.
Echó a correr y continuó así mientras se sacudía la mano intentando deshacerse de la reina y al mismo tiempo no ser alcanzada por el enjambre que continuaba zumbando tras ella. Trastabilló, se tropezó varias veces, se comió más de un tronco, se raspó con más de un arbusto y finalmente alcanzó un claro. Allí, como por gracia del destino, reconoció la cabellera rojiza de Thenidiel, a la que no dudó en avisar.
¡Cuiiidaaad! —no pudo terminar, porque tropezó nuevamente.
En esta ocasión con una raíz de árbol sobresaliente. Glaraqè, con todas sus heridas encima, rodó pendiente abajo como una croqueta en una carrera. Lo último que vio antes de golpearse el costado con una piedra pequeña fueron las piernas de Thenediel. Rodaba con tanta velocidad que no llegó a distinguir si se la había llevado por delante o no.
Para bien o para mal, la reina continuaba pegada a su mano.


avatar
Apodos : Glaraqué Tzuzr Alzur
Avatar : Maria Borges
Habilidad : Furia Tormenta
F. Inscripción : 05/02/2016


Ver perfil de usuario
Vate

Volver arriba Ir abajo

Re: Zona de confort (Glaraqé)

Mensaje por Thenidiel M. Dangan el Dom Ene 22, 2017 11:29 pm

Se pone de pie y sacude sus ropajes que se han ensuciado con algo de tierra húmeda y una que otra hoja pegada. No es que le importe mucho, total, no era nada grave que una lavada en las orillas del río no solucionara. No era de las personas que se calentara la cabeza con problemas, para ella las soluciones no debían ser tan rebuscadas, eran o no eran.

Camina hacia la roca en donde se encontraba su arco y flechas para comenzar la rutina cuando unos metros más allá la bandada de aves salía por el cielo en dirección opuesta a lo habitual. Coje con prisa sus instrumentos y se los lleva en la espalda. "Eso no es normal" piensa, y más que una preocupación absoluta siente como la adrenalina de lo desconocido le bordea cada arteria de su cuerpo, incitándole a salir en busca de lo que fuera que hubiera rompido su rutina.

No alcanza a correr mucho cuando en la entrada del claro ve a Glaraqé quien algo parece decir por el movimiento de sus labios, pero no escucha gracias al zumbido que traía consigo como por el feroz golpe que la morena se da y le hace rodar, llevándose colina abajo consigo a Thenidiel. Pocos eran los elfos que poseían el color de piel oscuro de la elfa, pero no era eso por lo que era conocida. Muchos hablaban que Glaraqé muchas veces podía ser una piedra en el zapato con tal de obtener lo que deseaba. Y ahora entendía el por qué. Rodaron colina abajo, sintiendo alguna que otra piedra que dejaría marcar moradas en sus pieles, hasta que conseguieron llegar a tierra firme nuevamente. Se para de un golpe muy a pesar del dolor y golpea la mejilla de la negra unas dos veces esperando que estuviera despierta para no cargarla —Hey, ¡hey! — le grita mientras la toma de sus hombros, zamarreandole. Entonces, se percata de lo que había hecho, de la furia que había provocado. Cubierta de miel y con la reina zumbando en su mano sabe que necesita un escondite de inmediato. Sabía lo brava que podía ser un enjambre y no, no deseaba morir hinchada como un sapo. El enjambre se escucha turbulento a lo lejos.


avatar
Apodos : Ten, Morie
Avatar : Simone Simons
Habilidad : Telepatía
F. Inscripción : 11/01/2017


Ver perfil de usuario
Vate

Volver arriba Ir abajo

Re: Zona de confort (Glaraqé)

Mensaje por Glaraqé T. Alzur el Lun Feb 06, 2017 6:34 am

La mente de Glaraqé se había quedado en una especie de limbo. Su consciencia se había ido de vacaciones en un intento de no afrontar la tremenda situación en la que se había visto envuelta por cabeza hueca. No era ya que una elfa debería conocer los riesgos de molestar abejas, sino que a ella parecían darle igual las enseñanzas de sus ancestros, sus ancestros en general, su sabiduría y hasta su conocimiento y su magia. Glaraqé, en ocasiones, podía pecar gravemente de insolente, pero era un ser tan desenfadado que le daba absolutamente igual. Ella tenía su propia forma de descubrir el mundo, de testarlo y de comprobar por sí misma. Si bien era cierto que algunas cosas eran incuestionables, como que las abejas seguían a la reina, había otras que a ella no se lo parecían tanto, como por cuánta distancia estaban dispuestas a hacerlo.
Ahí, tirada en la hierba, con un zumbido en la mano y dos tortas en la cara, la negra poco a poco recobró la consciencia. Al principio todo le daba vueltas y sus ojos iban de aquí para allá. El aire que le entraba en los pulmones era frío, más frío de lo normal, o así lo sentía ella. La cabeza le dolía, como diría ella, al revés. Sentía presión, pero no hacia adentro, sino hacia afuera. Sentía escalofríos mezclados con tranquilidad, la tranquilidad de saberse bien, a salvo, en el suelo. Bueno, lo de a salvo era cuestionable. Su vista se centró finalmente en la elfa pelirroja, la cual la miraba casi con miedo.
¿Thenidiel? ¿Qué…?
No hizo falta preguntar. El zumbido, y no el de su mano, sino el que se acercaba peligrosamente, la devolvió finalmente a la realidad. Se incorporó todo lo rápido que su cabeza le permitió.
He hecho una idiotez enorme. Corre. ¡Corre! O quédate y ayúdame, pero, si no… ¡Corre!
La negra de ojos oscuros intentó despegarse a la reina de la mano, pero ésta intentaba picarle todo el rato. Así, con la otra mano intentó crear una corriente de aire alrededor de las dos lo suficientemente fuerte para mantener a las obreras a raya.
Intenta algo tú también. Hay que impedir que se acerquen demasiado, están muy cabreadas.


avatar
Apodos : Glaraqué Tzuzr Alzur
Avatar : Maria Borges
Habilidad : Furia Tormenta
F. Inscripción : 05/02/2016


Ver perfil de usuario
Vate

Volver arriba Ir abajo

Re: Zona de confort (Glaraqé)

Mensaje por Thenidiel M. Dangan el Dom Feb 19, 2017 8:30 pm

Quizás le había golpeado muy fuerte pero la ocasión lo pedía y estaba pensando en darle otro en sus mejillas sino hubiera sido por el movimiento de sus ojos. De pronto los tiene abiertos par en par, oscuros, sobre los claros de ella. Un alivio, por ahora, sino fuera por que no ha ignorado el zumbido y su vista ha viajado en todo este momento de la negra hacia el horizonte — ¿Qué? — es todo lo que Thenidiel logra articular y en un dos por tres se incorpora junto a Glaraqé, tanto por reflejo como porque se ha percatado que ahora ambas son concientes de lo que ocurre.

¿Tenía la responsabilidad de ayudarle? no. Ella se encontraba en el bosque, es verdad, pero era de su misma raza y sabía que no haría daño más allá que matar unas cuantas abejas, algo que de todos modos era grave. Estaba descuidando su guardia por un par de insectos y una mujer que era conocida por desobedecer y buscar problemas. Lo justo, era abandonarla. Pero ahí estaba, agarrando su arco y flecha, apuntando hacia el enjambre que se comenzaba a acercar, dubitativa — no puedo matarlas —admite y gruñe, para dejar sus implementos en el carcaj de su espalda con absoluta resignación. Se une a ella a pesar de saber que no lograrán mucho con ello, más allá de alejarlas un rato, necesitaban algo para escapar — a la cuenta de tres, corres."el río es nuestra salvación".


avatar
Apodos : Ten, Morie
Avatar : Simone Simons
Habilidad : Telepatía
F. Inscripción : 11/01/2017


Ver perfil de usuario
Vate

Volver arriba Ir abajo

Re: Zona de confort (Glaraqé)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.