Últimos temas
» Saludos a tod@s!
Ayer a las 10:01 pm por Nikola Tesla

» Rumor — Samara
Ayer a las 1:50 pm por Alajëa N'Ralla

» Expediente de C. Bastian {En proceso}
Miér Ago 16, 2017 10:28 pm por Pandora

» The Story Never Told - Élite
Miér Ago 16, 2017 7:39 pm por Invitado

» Death parade × Alajëa
Miér Ago 16, 2017 6:37 pm por Helena D. Corso

» Grey havens × Lestat
Miér Ago 16, 2017 6:35 pm por Helena D. Corso

» Registro de Grupo, rango y habilidad
Miér Ago 16, 2017 1:20 am por Leucótea

» Registro de PB
Miér Ago 16, 2017 1:20 am por Leucótea

» ♥ I want to find you{Helena }
Mar Ago 15, 2017 11:22 pm por Helena D. Corso

Afiliados Hermanos
Afiliados de recursos/Directorios

Diafragma | Leucótea

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Diafragma | Leucótea

Mensaje por Lenore A. Clemm el Dom Ene 08, 2017 12:34 pm

Lenore había vivido gran parte de su vida y posterior existencia con la curiosidad como bandera. Si bien era cierto que se había buscado muchas veces la mejor manera de conseguir lo que se proponía sin salir escaldada, o no siempre lo lograba al no ser perfecta o bien decidía lanzarse a la piscina cuando necesitaba adrenalina.
A veces, no obstante, ocurría un fenómeno que no dejaba de llamarle la atención. De vez en cuando, cuando ya se había acostumbrado a algo o estaba harta de ejecutar según qué acción, llegaba un momento en el que la adrenalina no fluía. No es que necesitara de una dosis mayor, ni que algo en su anatomía fallase. Era que, simplemente, llegado un momento dado, ya no sentía nada.
No sería nada extraño viniendo de un ser inmortal, pero le resultaba curioso. Años atrás, por ejemplo, cuando era joven, le aterraba la idea de ser perseguida. Ahora, siglos después, no sólo no se asustaba, sino que hasta le hacía gracia tener a alguien detrás. El cambio en su vida, sus nuevas costumbres y su nueva forma de ver el mundo habían contribuido a ello más incluso que su propia personalidad o su voluntad.
En ocasiones también, Lenore sorprendía a sí misma buscando respuesta o «remedio» a cosas que no la tenían. En aquella ocasión, por ejemplo, al dejarse llevar por una simple duda, se había desplazado hasta el territorio vecino de Baskerville para sumergirse en los libros de su biblioteca en busca de un «algo» que pudiese revertir el vampirismo o devolverle, aunque fuera, un poco de su antigua humanidad.
Lenore sabía que esto era imposible, por supuesto, pero aún así allí estaba ella, encapuchada, pasillo tras pasillo, estantería tras estantería, categoría tras categoría, letra tras letra.
De pronto se topó con un volumen algo escondido. Le llamó la atención, y lo tomó. La portada era oscura y estaba desgastada, y en principio no parecía esconder nada interesante entre sus páginas. Sin embargo, Lenore se llevó una agradable sorpresa cuando descubrió que se trataba de un libro de nigromancia. Sí… Se lo había planteado muchas veces. Si la nigromancia trataba con espíritus del más allá y la magia negra, ¿no podría devolverle su «espíritu»?
La cara de la dependienta al decirle que quería llevarse aquel libro no fue agradable, pero Lenore no tuvo más que sonreír y mostrar sus colmillos amigablemente. Prometió devolverlo pronto.
Buscó un lugar apartado para poder leer. Lenore tenía pocas manías, pero las que tenía eran sagradas. Aquella en concreto consistía en no ser interrumpida mientras se enfrascaba en una lectura cautivante.
Encontró un pequeño claro con dos rocas que parecían besarse. Encima, una rama ondulada parecía llamarla. Lenore se tumbó encima de dicha rama y abrió el libro.
Comenzó a leer, y así transcurrieron las horas.


avatar
Apodos : Lenore Anrold Clemm
Avatar : Catherine Zeta Jones
Habilidad : Spider-Climb.
F. Inscripción : 27/10/2016


Ver perfil de usuario
Neófito

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.