Últimos temas
» En el bar tomando un refresco privado (Aldair)
Sáb Sep 23, 2017 11:28 pm por Aldair Orgnar

» Mis hijos {2/2}
Jue Sep 14, 2017 8:02 am por Segyg Fo'Gnir

» Buscando a mi Hermano♥
Jue Sep 07, 2017 9:40 am por Ptalka Fo'Gnir

» Mundus vult decipi, ergo decipiatur ◊ Drako
Mar Ago 29, 2017 3:05 pm por Drako Portgas

» Death parade × Alajëa
Sáb Ago 26, 2017 4:43 am por Alajëa N'Ralla

» ♥ I want to find you{Helena }
Mar Ago 22, 2017 12:07 am por Ptalka Fo'Gnir

» Brontide Ȣ Arabelle
Vie Ago 11, 2017 10:06 pm por Marie Arabelle Laveau

» Ad infinitum || Helena D. Corso
Jue Ago 10, 2017 9:20 pm por Ghünter L. Schröder

» Last beginning (Helena) FB
Mar Jul 25, 2017 8:24 pm por Nikola Tesla

Afiliados Hermanos
Afiliados de recursos/Directorios
Afiliados elite (36/55) [26/08/17]
Jurassic Park: The Walking FossilsElentarirpg No aceptamos Afiliaciones Normales

Next step || Isaac Amdahl

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Next step || Isaac Amdahl

Mensaje por Ghünter L. Schröder el Mar Dic 13, 2016 1:39 am

Territorio de La Orden
Periferia de Baskerville


Anochecía. Una tormenta había pasado por aquí hace unos cuantos días y ahora podía sentirse el frío tras la incesante caída de agua que humedeció tanto los terrenos que aún había sitios llenos de barro y muy peligrosos como para pasar por encima. El invierno se había apoderado de Pandora, aunque el frío era una cuestión bastante natural en este territorio. Muchos árboles habían perdido sus hojas y todo parecía relativamente muerto, el cementerio de hecho lucía más tétrico de lo que era habitualmente. Era necesario, al abandonar cualquier instalación, abrigarse lo suficiente como para no agarrarse un resfrío en el camino… de seguro pronto en las planicies iba a verse algo de nieve, aunque no la suficiente como para cubrir los caminos. Era una buena época, en lo personal me declaro amante de las estaciones frías, permiten el retiro y llaman a la calma, todo permanece latente.

Mi despacho en las instalaciones de La Orden no se podía comparar con el mío personal ubicado en mi residencia, aquí el espacio era mucho más acotado, aunque seguía siendo cómodo y suficiente para lo que necesitaba. Los muros estaban tapados por pesados libreros de madera de roble y no había espacio sin rellenar… textos antiguos, frascos, osamentas, piedras y elementos varios en su mayoría decorativos. Por supuesto que contaba con una chimenea generosa cuyas llamas podían alcanzar una altura no despreciable, permitiendo así que el calor no tardara demasiado en apoderarse de la habitación. De hecho en esos momentos permanecía encendida y el fuego estaba completamente vivo, los troncos crujían víctimas del calor abrasador y ocasionalmente saltaba una que otra chispa que se extinguía en el aire o en el suelo de roca. Pero nada de eso, pese a que uno de mis pasatiempos era observar el efecto de las llamas sobre la materia, me distraía de mis labores en esos momentos.

Me encontraba en esos instantes releyendo la bitácora que Helena me había entregado meses atrás en mi despacho y además repasaba las últimas cartas enviadas por los contactos que he logrado establecer en Zárkaros no sin ayuda. Mi interés permanecía vigente sobre esa región y es que Anabelle realmente parecía no tener intenciones de abandonar aquel lugar, ¿tan segura se sentía? Realmente me sorprendía y no sabía si pensar que la estaba subestimando o si ya realmente la magia blanca le había consumido el cerebro hasta volverla una verdadera idiota ingenua. Esta vez estaba seguro de que, fuera el día que yo pusiera un pie allí, ella estaría en ese pueblo, pero tenía que ser cauto, esta era mi última oportunidad y un movimiento en falso podrían significar treinta años más de búsqueda.

La bitácora estaba frente a mí suspendida en el aire y así mismo las cartas que no eran más que cuatro, aunque sumamente útiles y ricas en información. Sobre mi escritorio tenía además un quinto pergamino sobre el cual yo estaba escribiendo, era un mensaje para Helena, una mixtura de muchas cosas ordenadas según prioridad y es que tenía mucho que informarle además de otras que necesitaba solicitar. Y es que mis últimas semanas no solo se han basado en trazar un plan de acción para cazar a mi gemela, sino que también me he entregado a la labor de formar a la joven Leucótea que ha mostrado interesantes avances y en muy poco tiempo. Era necesario que Helena, como su protectora, estuviese al tanto. Así que en esos instantes tenía la cabeza más que ocupada en múltiples asuntos y debía apresurarme, puesto que debía regresar a mi hogar. Cratos y Zelo estaban conmigo, aquella tarde había salido desde la mansión hasta acá en caballo y ellos me habían seguido, no había problema de tenerlos aquí.

Finalmente no fue un solo pergamino, sino que tres y todos los metí dentro de un sobre que sellé con cera acuñando el escudo de mi familia. La enviaría a primera hora por la mañana, en este momento no había mensajeros disponibles y era demasiado arriesgado además enviar información tan valiosa a altas horas de la noche. Leí otra vez la última carta que hablaba de que Anabelle estaba oculta en una cabaña apartada del pueblo y repasé el detalle de que no estaba sola, sino que acompañada de un grupo de brujos de su calaña, aparentemente guardianes. Era importante saberlo, pero no me complicaba demasiado los planes, no realmente. Torcí una sonrisa y moví mi mano derecha para que el diario y los papeles se recogieran y se depositaran ordenadamente por sí solos dentro de un cajón que manejo con seguro. Aún no había hablado a nadie sobre esto, temía que si esparcía demasiado lo que sé, las cosas acabaran saliendo mal. Prefiero ser prudente.

Me levanté de mi asiento y pasé junto a la mesita en la que mantengo siempre un juego de cuatro vasos más una whiskera de cristal. El momento merecía un buen trago y vaya que llevaba bastante rato en el día sin beber el dichoso licor ámbar que actualmente traía consigo recuerdos bastante dulces de noches apasionadas e intensas. Observé el líquido a trasluz cuando lo vertí en uno de los vasos y después me deleité con su aroma. Posteriormente me aproximé a la chimenea y me detuve a un par de pasos, solté el ajustado nudo de mi corbata y luego el primer botón de mi camisa, podía dar por finalizado mi horario laboral. Bebí un poco de whisky y dejé que el sabor se apoderara de mi boca y que su descenso por mi garganta me quemara cada centímetro hasta acabar su recorrido… aquello tenía ya un significado tan único. Cerré mis ojos y llevé mi mano libre a mi cuello, pudiendo sentir leves cambios de textura sobre sitios casi estratégicos, marcas a permanencia que traían consigo recuerdos que no me molestaba en rememorar. Dejé que mi meñique y anular buscaran distraídamente las que estaban no mucho más abajo que mi clavícula… me gustaba saber que seguían allí y que así sería por siempre.

Pero entonces mis perros se inquietaron y Zelo gruñó suavemente al sentir ruido en la puerta. Volví a la realidad y bebí un trago apresurado de licor. Tenía compañía. Suspiré y giré solo un poco mi cabeza -Adelante… - dije tras unos segundos, no sacaba nada con pretender que no estaba allí, al fin y al cabo, mi presencia en las instalaciones de La Orden me obligaba a atender a cuanta persona tocara a mi puerta, era mi trabajo, mi responsabilidad.



Ghünter Leberetch Schröder
avatar
Avatar : Robert Downey Jr.
Habilidad : Visión de Merlín, Ilusiones de Sombras
F. Inscripción : 09/07/2015


Ver perfil de usuario http://regiatenebrae.tumblr.com/
Erudito

Volver arriba Ir abajo

Re: Next step || Isaac Amdahl

Mensaje por Isaac Amdahl el Jue Dic 22, 2016 4:50 pm

Su mirada había permanecido clavada en un par de ojos inertes durante una hora. Los globos oculares se conservaban en buen estado y continuaban en su sitio, incrustados en sus respectivas cavidades de aquella cabeza cercenada. Era su trofeo, el resultado de una maravillosa coincidencia durante un viaje ajeno a los intereses de La Orden. Lo mejor de todo era que aquellos ojos sostenían la mirada con el mago y que su presencia no suponía ninguna incomodidad, salvo por el costo que Amdahl debió pagar para conseguirla. Tan solo pensar en eso alteraba la expresión del oscuro. Prefería pensar que los restos de ese tal Schartzman eran incapaces de retener su orgullo ante su asesino, que, aunque no poseía ya el control de sí mismo, tenía la necesidad imperiosa de desviar la mirada de los ojos de Isaac. Pero el maldito precio…
 
Cerró los ojos durante un momento y en su mente dibujó cada herida y cada cardenal que persistía en su cuerpo, visualizaba sus arterias teñidas de morado mostrándose a través de la piel, las manchas amarillentas alrededor de ellas y las motas que trazaban su columna. Tenía suerte de haber sobrevivido a los ataques de la alada,  porque un a un relámpago no sobrevive cualquiera. Él era plenamente consciente del daño que provocaba la naturaleza y, lejos de sentir lástima por sí mismo, se maldecía en silencio, se condenaba a sí mismo a través de los ojos inertes de Levi por haberse dejado atacar de aquella manera. Sin embargo, algo estaba claro. La mujer tuvo que haber estado desesperada como para haber invocado tal fuerza. Lamentablemente ella no tuvo el mismo fin que su protegido. Su oponente logró sobrevivir al igual que Isaac, con daños equivalentes.
 
De pronto una sonrisa maligna se asomó en sus labios, oponiéndose ligeramente a la presión que ejercía la mano que sostenía su rostro. ¿Volaría de nuevo? Condenada mujer. Aquel era el costo por oponerse a los deseos de Amdahl. La voluntad de La Orden quedaba en ese momento muy por debajo del orgullo del oscuro. La misión había oscilado entre su deber y las capacidades del mago. Por algo se había unido a los cazadores, por eso se mantenía exclusivo a su propio grupo; no todos gozaban de las mismas capacidades que él. Nadie más habría sobrevivido solo en Mördvolathe en esas circunstancias, nadie más habría vuelto con un trofeo como lo hizo él. ¿Que qué había acerca del tiempo en que se recuperó de sus heridas? Pormenores. Levi estaba en su despacho bien conservado, con esa expresión de imbecilidad bien marcada en su rostro como el día en que decidió traicionar a su gente. Un maldito cobarde, refugiado tras las faldas de una mujer que no era su madre.
 
Suspiró y apartó finalmente su atención del difunto. El puro que sostenía en la otra mano se consumió ignorado, sin dar más placer al mago salvo el que se podía recuperar del humo. Pero no importaba, se había entregado a sí mismo a valiosos minutos de quietud, había desperdiciado al menos una hora recordando, pensando en cosas sin forma. Ahora debía recuperar ese tiempo poniéndose de pie y yéndose de su despacho para notificar a Schröder. El hombre estaba informado de su corto periodo de ausencia y ya que había finalizado oficialmente debía informarlo de todo y ponerse al corriente. Quizá, si tenía suerte, recaudar información de aquella muchacha que lo había encontrado en la arboleda.
 
Se acomodó el abrigo, dio un golpe en la frente de Levi y salió. Le gustaba el frío del exterior, el viento agresivo que recordaba con insistencia los estragos del pasado. El aire se sentía húmedo aún, prometiendo con inseguridad reanudar la tormenta de días atrás. Los pasillos habían logrado capturar aquello cuales cápsulas y casi podía apostar que en ningún despacho se apreciaría tal cosa.
 

Llamó a la puerta de Schröder. Por un momento, tuvo la impresión de que el hombre ahí dentro lo ignoraría, pero sus perros lo delataron primero. Entonces, autorizado por el mago, abrió la puerta y la volvió a cerrar una vez se encontró dentro del despacho. — Nadie aprecia la tranquilidad y la falta de intrusos tanto como yo, pero era necesario que viniera — Se explicó con naturalidad, mirando momentáneamente a Zelo y a Cratos. — Tengo buenas noticias — Anunció.


Isaac AmdahlAprendiz
avatar
Apodos : Idris Isaac Amdahl
Avatar : Christian Bale
Habilidad : Escudo Mental
F. Inscripción : 12/11/2016


Ver perfil de usuario
Aprendiz

Volver arriba Ir abajo

Re: Next step || Isaac Amdahl

Mensaje por Ghünter L. Schröder el Miér Ene 04, 2017 11:25 pm

Isaac, era una buena visita después de todo. Era bastante extraño oír en estos tiempos la sentencia 'buena noticia' así que no pude evitar alzar ambas cejas como señal de sorpresa y entonces me giré un poco más para mirarlo. -¿Debo llamarle a eso ‘un milagro’?- pregunté sonriendo levemente, aunque sin demasiadas ganas. Suspiré apenas y me dirigí a mi escritorio para tomar asiento tras este en mi sillón y le hice un gesto a mi compañero para que se sentara delante. No pude evitar fijarme en que no lucía para nada bien, no lo había visto en estos días pues cada quien tenía sus propios asuntos que atender y porque tampoco han habido convocatorias para cazadores de mi parte, esas labores están, de momento, en espera. Y ya que él lo decía, yo también tenía algo que comentarle, algo así como una ‘buena noticia’ y obviamente era respecto de Arabelle, asunto que él conocía… y que todos en La Orden conocían.

-Y… esa buena noticia que traes, ¿tiene algo que ver con tu apariencia actual?- pregunté pues la curiosidad era imposible de contener. No quería imaginar cómo tenía del cuello para abajo, pues era evidente que tenía mucho más que la cabeza comprometida -Creo haber visto algo así pocas veces antes… así que claramente estuviste metido donde nadie va a meterse. Lo cual me lleva a pensar en si debo reprenderte por imprudente de inmediato o esperar a que me expliques las circunstancias que lo engloban todo… - dije entonces entendiendo que, aunque fuésemos bastante cercanos, tenía a mi cargo a todos los cazadores y él era parte de ese grupo. -Sin embargo, conociendo tu criterio y conociéndote como te conozco… - tomé aire como si lo estuviese considerando y ladeé mi cabeza -... dejaré que hables- concedí finalmente.

-¿Te ofrezco algo para tomar?, ¿whisky?- pregunté luego desviando mi mirada hacia la mesa donde tenía la whiskera. Respondiera lo que respondiera, al menos yo necesitaba otro vaso más, así que de todos modos me levanté de mi asiento para ir por el vaso que había estado ocupando y que había quedado sobre el descanso de la chimenea, lo dejé allí casi por acto reflejo. Cratos y Zelo por su parte habían decidido permanecer cerca del fuego, no los culpaba, aunque el estudio completo estaba bien calefaccionado, no había nada como el golpe del calor al estar cerca de las llamas.

Rellené mi vaso y serví otro más para finalmente regresar a la mesa, dejé el vaso nuevo frente a Isaac y tomé asiento acomodándome para prestarle el máximo de atención posible. Primero que hablara él y ya luego lo haría yo. Me intrigaba lo que podía llamarse una ‘buena noticia’, realmente sí.



Ghünter Leberetch Schröder
avatar
Avatar : Robert Downey Jr.
Habilidad : Visión de Merlín, Ilusiones de Sombras
F. Inscripción : 09/07/2015


Ver perfil de usuario http://regiatenebrae.tumblr.com/
Erudito

Volver arriba Ir abajo

Re: Next step || Isaac Amdahl

Mensaje por Isaac Amdahl el Dom Ene 22, 2017 8:43 pm

De ninguna manera, he usado el término justo y quizá hasta lo he adornado, así que no hace falta exagerar — Replicó mientras seguía a Schröder hacia el escritorio y tomaba asiento ante él. Y algo bastante habitual en él, fuera bueno o malo lo que tuviese que decir, es que lucía sumamente tranquilo, como si la vida tuviese una constancia insoportable a la que se hubiere acostumbrado años atrás, los suficientes como para hacerlo parte de la monotonía. Así quedaron sus manos entrelazadas y ambos codos apoyados en los reposabrazos de la silla que tomó. — Lo tiene — Respondió puntual, siguiendo el ritmo de las preguntas y comentarios de su interlocutor. Naturalmente, Isaac jamás se juzgaría a sí mismo como insensato, cometiera tonterías o no, porque para él todo estaba justificado y exhaustivamente analizado para obtener resultados favorables siempre para él. — Sí, whisky está bien, te lo agradezco.

Estuve en Mördvolathe, sí, pero no he ido a buscar problemas como objetivo principal. Me parece que estabas enterado de que viajaría, aunque no dije adónde, persiguiendo la posibilidad de encontrar material de estudio y todas esas cosas que me interesan, como también sabrás — Comenzó a explicar sin la intención de otorgar detalles que a ninguno de los dos hacía falta. — Sin embargo, no logré completar mi viaje como me hubiere gustado. Para llegar a mi destino hacía falta atravesar lugares olvidados y es aquí donde se hacen los mejores descubrimientos. Gracias — Se interrumpió brevemente al recibir el vaso de whisky y lo sostuvo en su mano durante un momento, sin atender ni menguar su contenido antes de concluir su relato. — Levi Schartzman estaba ahí, pero no fue de él de quien recibí estas heridas, sino de quien lo tomó como protegido pensando en que sería buena idea. El lugar estaba convenientemente vacío, sólo nosotros tres, gracias a que su intención de poblarla con más traidores falló semanas atrás — Hizo una pausa para dar un trago a su bebida — Me recriminó por eso, aunque me parece que el responsable de cambiar el rumbo de Anabelle no soy yo. En fin, murió. Su cabeza adorna ahora mismo mi despacho. No me gustó la idea de venir con las manos vacías y tampoco perdí la oportunidad de torturarlo un poco hasta conseguir algo de utilidad.


Isaac AmdahlAprendiz
avatar
Apodos : Idris Isaac Amdahl
Avatar : Christian Bale
Habilidad : Escudo Mental
F. Inscripción : 12/11/2016


Ver perfil de usuario
Aprendiz

Volver arriba Ir abajo

Re: Next step || Isaac Amdahl

Mensaje por Ghünter L. Schröder el Vie Mayo 05, 2017 5:12 pm

Lo escuché con la misma atención que le presto siempre y me dediqué a tomar los detalles de sus palabras, aquello que pudiera decirme algo, siempre a la hora de hablar, Isaac solía revelar información de relevancia, por la misma razón no estar atento era imperdonable. Alcé una ceja cuando mencionó a Schartzman y a aquella relación con un integrante de aquella raza alada, y no pasé por alto el hecho de que dijera que hubo una intención por poblar esa zona con magos de la clase que fue Levi. Significaba bastante. -Que fallaran una vez no significa que no vayan a regresar por alguna u otra razón- dije con seguridad, pues ellos son bastante tozudos e insistentes, es cuestión de ver cuánto se resisten a nosotros y que siguen huyendo pese a saberse muertos, porque tarde o temprano les caería su condena. Bebí un sorbo de whisky y suspiré pesadamente mientras soltaba un poco el nudo de mi corbata.

-Bonito trofeo- bromeé recordando lo que había dicho de que se había traído su cabeza. Era algo al más puro estilo de Amdahl. -Ta tendrás la oportunidad de ir nuevamente para completar el viaje que emprendiste a esa zona tan lejana. Y espero que en esa ocasión vuelvas entero y ojalá sin esta apariencia monstruosa que traes hoy- chasqueé la lengua. Luego me incliné hacia adelante, apoyando mis antebrazos sobre la mesa, pero finalmente me levanté. Para hablar siempre he preferido caminar, al menos lo hago cuando se trata de asuntos de trabajo. Me ayuda a mantener el hilo de mis ideas. Estar estático solo aplica para algunas cosas particulares. -Pues creo que también tengo algo que compartirte, un asunto interesante… algo bueno igualmente- comencé agarrando mi vaso de whisky para alejarme y dar un paseo lento por mi oficina.

-He recibido ayuda en este tiempo, bien sabes lo difícil que ha sido dar con Anabelle. Pero para su desgracia, siempre ha permanecido aquí en Pandora pues no hay opciones de dejar este lugar. Así que tarde o temprano se le iba a poder localizar… y ella cometería un error. Nunca fue tan inteligente- sonreí deteniendo mi andar junto a la mesa por el lado que Isaac se encontrara. Me apoyé contra la madera y miré hacia la puerta, luego hacia donde estaban Zelo y Cratos y finalmente reparé en mi colega. -Está en Zárkaros y pretende quedarse allí una temporada. Le confió semejante secreto a un capitán, quien a su vez lo anotó en su bitácora… elemento que por fortuna para mí, fue robado por mi más grande colaboradora en este último tiempo- volví a beber whisky. -Se ha arrinconado como una rata- comenté brevemente a continuación.

-Hay una guardia de incógnito establecida allí y hasta no hace muchos días se me informó que Anabelle aún está ahí… bien resguardada, la acompañan algunos hombres que son seguramente los magos más fuertes de su grupo, aunque no son un gran obstáculo. Hemos trazado ya el plan de ataque y le caeremos encima sin que tenga la mínima oportunidad de escapar- dije entonces terminando con lo que él debía saber, pues todos estos años también ha formado parte de la incansable cacería de mi hermana. -De todos modos, como bien debes suponer, no se acabará allí. Tengo intenciones de que, una vez muerta, se intensifiquen los esfuerzos por encontrar a los demás traidores. Ellos no van a quedarse tranquilos si cortamos la cabeza del grupo, así que va a ser necesario estar más alertas para evitar cualquier eventual problema. Quiero evitar el papeleo- me encogí de hombros y me aparté para ir hasta la chimenea.



Ghünter Leberetch Schröder
avatar
Avatar : Robert Downey Jr.
Habilidad : Visión de Merlín, Ilusiones de Sombras
F. Inscripción : 09/07/2015


Ver perfil de usuario http://regiatenebrae.tumblr.com/
Erudito

Volver arriba Ir abajo

Re: Next step || Isaac Amdahl

Mensaje por Isaac Amdahl el Sáb Mayo 06, 2017 9:01 pm

Al terminar de hablar alzó el vaso de whisky para llevarlo a sus labios y humedecer su boca con el ardor que dejaba el líquido ámbar, una sensación a la que estaba particularmente habituado. Así el sabor fuerte quedaría en su boca y fungiría como analgésico contra las aún dolientes heridas que marcaban su cuerpo por entero. De paso, los efectos del licor reducirían esa resistencia que le provocaba abandonar su estudio y sus ocupaciones para interactuar con alguien más, por más conocido que fuese.

El sitio no es habitable — Replicó ligeramente fastidiado por la contradicción, una sensación que guardó celosamente para sí y que ahogaba con un segundo trago. — Pero si buscas una respuesta más segura, te traeré noticias del lugar la próxima vez que viaje por esa zona. — La desesperación de Levi por librarse y la urgencia de aquella guerrera para salvarlo de una muerte segura terminó en una zona de combate bastante amplia, por cuanto traidor y protectora se volvieron a sus instintos más bajos, al aparentarse con la inmundicia de una cucaracha. Así pues, las casas que tuvieron como propósito dar hogar a más traidores quedaron, en su mayoría, hechas astillas y otras cenizas. Por tanto, Isaac no tenía motivos para pensar que aquella zona, llamada Valle del Olvido, fuese recordada o localizada por alguien más.

Fue preciso que interrumpiera el repaso mental de la situación de su viaje y de la región a la que debía ir, pues al parecer habíase presentado en buen momento. Robert, al igual que él, tenía algo interesante que debía compartir, volviendo menos inútil esa visita que estaba gastando al mago. — Soy todo oídos — Dijo disponiéndose a escuchar lo que tuviese que escuchar, que para sorpresa suya también se relacionaba con los traidores, aunque el pez que Schröder perseguía era más grande que un simple peón como Levi. Igual de miserables, por cierto.

Arrinconada en el mar. Si Anabelle estaba en Zárkaros, quizá no estuviese del todo arrinconada, sino a la espera de una oportunidad. Si había compartido sus intenciones con un capitán, entonces debía haber más información respecto a lo que la melliza de Schröder pretendía hacer y él tenía sus sospechas, sospechas que se relacionaban con la información que vendió a cambio del acceso al santuario que investigaba. No por nada los blancos habían dejado de lado una existencia tranquila en esa villa olvidada de Mördvolathe… Sin embargo, permaneció en silencio, guardándose sus conclusiones y terminándolas de sepultar con más whisky. — Me agradan tus intenciones, Schröder, pero si llegas a dar con tu hermana y la traes de vuelta a Baskerville, es seguro que se convertirá en una obligación dar con más traidores y no se quedará como una propuesta de campaña.— Dicho aquello, depositó el vaso sobre el escritorio del mago y se puso de pie. — Por mi parte, estaré alerta. Las ratas suelen atacar cuando se sienten amenazadas y pronto serán dos muertes.


Isaac AmdahlAprendiz
avatar
Apodos : Idris Isaac Amdahl
Avatar : Christian Bale
Habilidad : Escudo Mental
F. Inscripción : 12/11/2016


Ver perfil de usuario
Aprendiz

Volver arriba Ir abajo

Re: Next step || Isaac Amdahl

Mensaje por Ghünter L. Schröder el Dom Mayo 14, 2017 1:39 am

Me giré sobre mis talones para mirarlo -De hecho- asentí ante sus palabras agradeciendo en silencio la cuota de apoyo a mi causa, aunque era obvio. -Habrá problemas, sí, pero confío en que no será nada que nos pueda superar. Nuestros antepasados arrancaron de las manos de los magos blancos este monasterio y desde entonces ha sido nuestro… y sé que lo seguirá siendo indefinidamente- aseguré con convicción, pues así era, y aunque hubiese uno que otro incompetente dentro de estas paredes, habíamos de aquellos que hacíamos todo por mantener a esta organización en pie. -Y agradecería más información de ese sitio del que hablaste, creo que no está demás saber al respecto, quién sabe si lo que se oculta por allá, es realmente de nuestro interés- me encogí de hombros. -Gracias por el avance y por haber acabado con uno más de esos roedores- dije finalmente.

Esperé a que se marchara para poder emprender el regreso a casa. Había sido una reunión de último minuto, no agendada, pero provechosa a pesar de lo breve. Hasta ahora ignoraba que en Mördvolathe hubiese algo tan interesante e Isaac se había encargado de revelármelo. ¿Qué ocultaba la región de los alados?, ¿qué cosas sabe Anabelle y los suyos? No era ninguna coincidencia el hecho de que el tal Levi estuviese allí. Ahora bien, ¿por qué razón una mujer de aquella raza había pretendido protegerlo?, ¿podíamos involucrar a esos guerreros a una causa mágica? De momento prefería descartarlo y pensar que ese lazo no era más que una relación nacida por misericordia.

Aguardé solo un poco más junto al fuego y luego por fin me coloqué el abrigo y lo demás, tomé mi maletín y finalmente dejé la oficina seguido de Zelo y Cratos. Hacía frío y la noche ya se había apoderado totalmente de Pandora. Caminé por los senderos hasta las caballerizas y una vez ensillé a Mörder, abandoné el monasterio rumbo a la Villa de Los Nobles, sector en el cual estaba ubicada mi morada y la de muchos otros magos de esta organización, entre otros acaudalados del sector comercial de Baskerville. Crucé a trote suave el Bosque del Monasterio por la única senda que conectaba directamente este lugar con el resto de la región y una vez fuera, apresuré el paso de mi caballo para llegar pronto a casa, pues el frío calaba los huesos.

Me esperaba una chimenea encendida y la cena, luego unas horas de lectura en mi estudio y finalmente me entregaría al sueño. Debía admitir que estaba agotado, más de lo acostumbrado, pero no me sentía mal al respecto, era natural luego de días ajetreados. Este en particular había finalizado bien, mejor que los anteriores y me sentía más positivo que de costumbre. Solo esperaba mantener la sensación por la mañana para iniciar una nueva jornada.



Ghünter Leberetch Schröder
avatar
Avatar : Robert Downey Jr.
Habilidad : Visión de Merlín, Ilusiones de Sombras
F. Inscripción : 09/07/2015


Ver perfil de usuario http://regiatenebrae.tumblr.com/
Erudito

Volver arriba Ir abajo

Re: Next step || Isaac Amdahl

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.