Últimos temas
» Nuevos mundos, viejos amigos / Flashback [Zeughaunn Schmeichel]
Hoy a las 9:54 am por Zeughaunn E. Schmeichel

» Expediente de C. Bastian
Ayer a las 9:30 pm por Pandora

» Registro de PB
Ayer a las 9:28 pm por C. Bastian Cage

» Registro de Grupo, rango y habilidad
Ayer a las 9:28 pm por C. Bastian Cage

» Registro de Ausencia
Ayer a las 7:59 pm por Galadriel Hitscok

» Preys of chaos × Håkon {FB}
Vie Ago 18, 2017 11:54 pm por Helena D. Corso

» Saludos a tod@s!
Jue Ago 17, 2017 10:01 pm por Nikola Tesla

» Rumor — Samara
Jue Ago 17, 2017 1:50 pm por Alajëa N'Ralla

» The Story Never Told - Élite
Miér Ago 16, 2017 7:39 pm por Invitado

Afiliados Hermanos
Afiliados de recursos/Directorios

Legitimacy ◽ Adrià

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Legitimacy ◽ Adrià

Mensaje por Leucótea el Sáb Sep 17, 2016 10:34 am

Para alguien cuya existencia se ha limitado a ser en una cueva, es imposible no contar los días de libertad, es imposible no esperar la llegada del día y de la noche con el fervor de los enamorados. Yo así espero, lejos de caer en el desencanto, la llegada de la noche. He aprendido, también, todas las cosas que incumben a los humanos y a los no humanos. Ella me ha enseñado a leer y a escribir, me ha explicado las divisiones de esta tierra en un mapa y me ha compartido lo que sabe de las razas. Por ello leo ahora un libro. Aprendo a ser yo, una bruja.

Despego, por un momento, la mirada de los renglones que aún me cuesta reconocer y miro hacia la ventana, encontrándome con los tonos pastel con los que se tiñe el firmamento. Helena no está. Poco a poco ella se convierte en un mito y yo en una creyente. Suspiro. Dedico unos minutos más a la lectura y al fin decido colocarlo sobre la mesa. El barullo del piso inferior, de la taberna Sombra del Edén, ha menguado, por lo que me siento en completa libertad de bajar por alimentos. No desconfío de los hombres de Helena, pues todos ellos me cuidan también, como si fuera yo un tesoro. Quizá le temen a ella. Quizá no.

Abro la puerta y escucho mejor el parloteo de los comensales, el golpeteo de sus copas y el chirrido de las sillas al moverse. Eso, de alguna manera, me inspira vida. Sin detenerme y sin apresurarme, desciendo por las escaleras y me adentro en la cocina en busca del acostumbrado cuenco, del pan y el vino. Me dicen que debo esperar un poco más y me envían a tomar asiento en la barra mientras tanto. Me aseguran que me habrían enviado a mi habitación, pero que no me hace bien estar tanto tiempo encerrada y estudiando, que debo distraerme un poco y otro tanto después de comer. Y obedezco. Abandono la cocina y doy la espalda a los clientes al sentarme ante la barra. Alekséi está ahí. Le pregunto qué es lo que nuestra Geshë bebe con tanta frecuencia. — Whisky. No te gustará si te doy a probar, es muy fuerte para ti. — Responde con una sonrisa confiada y amable. Tal vez se dio cuenta de que probar ese líquido ámbar era, precisamente, mi intención. En su lugar, me da cerveza de raíz y después se marcha, diciendo que debía hacer algo y que le avisara a Geshë, en caso de que ella volviese antes, que tomaría su lugar en un encargo de Bran. Ella ha mencionado una vez que no le agrada ver a los suyos, así que comprendo las intenciones de Alekséi y me quedo sola ante la barra, bebiendo cerveza mientras espero mi cuenco de comida.


LeucóteaAprendiz
avatar
Apodos : Leucótea
Avatar : Ginta Lapina
Habilidad : Ilusiones de sombras
F. Inscripción : 09/08/2016


Ver perfil de usuario
Aprendiz

Volver arriba Ir abajo

Re: Legitimacy ◽ Adrià

Mensaje por Adrià Neleo el Miér Sep 21, 2016 1:20 pm

Uno de los placeres que podía disfrutar estando en tierra firme era el gusto tan peculiar que tenia aquél líquido ambarino que los humanos llamaban cerveza de raíz y el exquisito guisado con tan delicioso pedazo de pan para acompañar que servían a su vieja clientela; era una de las cosas que en definitiva disfrutaba en aquel modesto lugar llamado Sombra del Edén. Hacía allá era que mis torpes pasos me dirigían. Estaba sólo a unas calles de aquél lugar.

En el puerto podía escucharse la algarabía de los mercaderes así como de otros individuos que llegaban de diferentes regiones de Pandora en grandes navíos al estos anclar en el muelle de Zárkaros al tocar tierra firme. Niños corriendo por doquier disfrutando de lo que veían a su entorno. Como disfrutaba de verlos y poder percibir su inocencia. Podía ver la reacción de sus rostros cuando me veían pasar por su lado, esa inocencia que les permitía verdaderamente ver realmente lo que era yo… una Atlante.

Era media tarde y el sol estaba en todo su máximo esplendor acompañado por una suave brisa; un buen clima para la pesca e igual para aventurarse en las profundidades del océano. Sin embargo era mi día de aventurarme sobre tierra firme no era mucho lo que podía hacer, solo me había limitado a estudiar a los humanos; su comportamiento y sus costumbres, en fin todo lo que me sirviese para pasar desapercibida en su territorio. Aún costaba acostumbrarme, de hecho no había llegado a comprenderlos del todo, sin embargo sentía demasiada curiosidad de querer saber mas sobre su especie y todo lo que lo rodeada.

Después de haber caminado dos calles al fin había llegado a las puertas de Sombras del Edén. Me acerqué al porche, desde donde estaba parada se podían escuchar murmullos y una suave música de fondo que provenía del interior, por lo que deduje que el lugar estaría lleno. A lo que me refiero con esto es que inmediatamente que abriera y pasara por esta puerta que tenia delante de mi todas las miradas estarían dirigidas a mi persona. No era muy común ver a una mujer de cabellos rubios casi blancos, piel dorada bañada por el sol, y en sus ojos parecer estar llenos de agua, como si tuviera vida el mismo océano en ellos. sin hablar de su tan peculiar altura. Todo un centro de atracción para los humanos pues por más que tratará de parecer una mujer normal habían características en mi que eran imposibles ocultar ante ellos.

Suspire y, me he decidido abrir la puerta, esta hizo un leve chirrido, e hizo que todo los presentes allí disfrutando de su bebida y cena voltearan a mirarme. Sentí un leve cosquilleo justo en el centro de mi estómago “que raro” no me había pasado antes. Pase por el umbral de la misma entrando al interior del Edén cerrando la puerta a mis espaldas. Pase con sumo cuidado por entre medio de las mesas y algunos de los humanos allí presentes que estaban de pie bebiendo de su tarro aquel líquido ambarino que tanto me había gustado probar, orando una plegaria a los dioses al mismo tiempo en silencio por que mis pies no me traicionaran.

Logre divisar una mesa desde donde me encontraba bailando ese singular vaivén en mi por la torpeza de mis piernas a lo que estas se acostumbraban al suelo duro para llegar a ella. Esta estaba disponible situada en una esquina cerca de la barra “magnífico” así no tendría que caminar mucho. Llegue hasta ella separe la silla un poco y rápidamente tome asiento. Me acomode, relajando todo mi cuerpo apoyando mis brazos sobre la dura madera y aguarde paciente en la espera de que alguien se acercará para atenderme.


“Creo que si acercases el oído a mi corazón, escucharías el mar.”
Me:

avatar
Apodos : Adrià Neleo
Avatar : Jessica Stam
Habilidad : Fantasma de la Ópera
F. Inscripción : 11/09/2016


Ver perfil de usuario
Litoral

Volver arriba Ir abajo

Re: Legitimacy ◽ Adrià

Mensaje por Leucótea el Vie Sep 23, 2016 6:19 pm

Continúo esperando ante la barra. De cuando en cuando doy tragos a mi cerveza, justo cuando el sabor en mi boca comienza a desvanecerse y siento la necesidad de recrearlo con más cerveza. Sin embargo, tampoco puedo decir que el sabor me gusta del todo. Es extraño y muy diferente al vino que he conseguido probar a escondidas. Seguramente Geshë se dio cuenta aquella noche que lo hice, pues me dedicó una sonrisa de complicidad y no se habló nada del tema. No puedo evitar sonreír ahora que recuerdo ese episodio.  

Aburrida de beber, cruzo mis pies sobre el apoyo de la silla alta y mis brazos sobre la barra, apoyando mi cabeza en una mano. Estoy segura de que apenas han pasado unos cuantos minutos desde que Alekséi se fue, pero realmente la noción del tiempo me resulta confusa aún y, ante esto, recuerdo las palabras de Geshë, aquel modo gentil de hacerme desistir de esta frustración mía al asegurar que el tiempo realmente no importa. Suspiro. Me siento inquieta.

De pronto, por la puerta se cuela un destello de luz al abrirse y abre paso a una muy muy alta. De inmediato la identifico como cualquier cosa menos como un inmortal y quizá sea por eso que muchos la miraron como si de un extraño se tratara. Jamás la había visto por aquí, pero ella me parece igual a mí. Su cabello es de plata como el mío y sus ojos azules como los míos. Ella me recuerda al mar, que es de donde yo vengo. Algo tiene que enseguida comprendo que se trata de lo que llaman atlantes.

Miro hacia el frente cuando la pierdo de vista y la vuelvo a mirar, esta vez de reojo, cuando pasa a tomar asiento en una de las mesas. De nuevo soy víctima de mi curiosidad y hago de todo para evitar levantarme e ir hacia ella. Sin embargo, todo es en vano. Tomo mi tarro de cerveza y me aparto de la barra para ir a tomar asiento ante ella. Cualquiera que nos vea sospecharía de algún parentesco, o al menos a mí me lo parece. — ¿Acaso has venido del mar? — Pregunto tras unos segundos de mirarla y observarla fijamente. — Yo también vengo de ahí.  — Aseguro en un secreto casi infantil. En eso aparece un chico alto de ojos verdes y piel morena a preguntarle a la mujer qué era lo que deseaba pedir. Antes de irse, me asegura que mi comida está a punto de salir.


LeucóteaAprendiz
avatar
Apodos : Leucótea
Avatar : Ginta Lapina
Habilidad : Ilusiones de sombras
F. Inscripción : 09/08/2016


Ver perfil de usuario
Aprendiz

Volver arriba Ir abajo

Re: Legitimacy ◽ Adrià

Mensaje por Adrià Neleo el Jue Sep 29, 2016 4:15 pm

No paso mucho tiempo en que me sentara en la silla para que una hermosa joven se acercase a la mesa. Cuya apariencia era similar a la mía. Era alta, su piel tostada debido a exponerse tanto tiempo al sol y su cabello era platinado, lo tenía trenzado y caía en su hombro derecho. Pero no sólo fue eso lo que logró poner toda mi atención hacia ella. Al acercarse lo suficiente a mi, pude ver el color de sus ojos, un color muy peculiar. Por lo que deduje que podría tratarse de una “Nereida” Imposible, no habíamos encontrado a ninguna en las profundidades del océano y mucho menos en la región de Zárkaros. Dudaba mucho que una pudiera encontrarse en tierra firme y mucho menos encontrarla en aquél lugar. Por lo que tenía mis dudas. Aunque el parecido entre ambas era bastante evidente no sólo para mi si no para los ojos allí presentes, y ya bastante había llamado mi físico la atención en el lugar.

Mis dudas fueron aclaradas cuando la joven se dirigió a mi. Me quede en silencio por unos breves segundos. Me tomó de sorpresa la pregunta.— ¡Se podría decir que si!— conteste con un poco de desconfianza. A pesar de tener un gran parecido conmigo y el haberme dicho que provenía del mar, no podía confiarme aún. Cuando estoy a punto de invitarle a que me acompañara a la mesa, se acercó un joven a tomar mi pedido. Espere a que él joven moreno de ojos verdes me atendiera y se marchara para retomar mi conversación con la joven. —Puedes tomar asiento si deseas, quiero saber más de ti— La invite a sentarse a la mesa tenía mucha curiosidad, y quería tener la seguridad de que mis sospechas fueran ciertas. Depende de lo que la “Nereida” me dijera, entonces estaría dispuesta a revelarle realmente lo que era yo.


“Creo que si acercases el oído a mi corazón, escucharías el mar.”
Me:

avatar
Apodos : Adrià Neleo
Avatar : Jessica Stam
Habilidad : Fantasma de la Ópera
F. Inscripción : 11/09/2016


Ver perfil de usuario
Litoral

Volver arriba Ir abajo

Re: Legitimacy ◽ Adrià

Mensaje por Leucótea el Miér Oct 05, 2016 11:28 am

Le dedico una sonrisa a la mujer y tomo asiento frente a ella en cuando me extiende la invitación. Lo cierto es que también deseo conocer más de ella. Su piel delata su origen y la forma de su cuerpo levanta sospechas entre los comensales. Al parecer, aunque estamos cerca del mar, no es muy común para ellos ver a gente originaria del mar. Cuando menos para mí no lo es, puesto que todas mis hermanas murieron y sólo quedo yo en esta tierra a quien pueda referirse como nereida, hija de Nereo y Dóride.

Mi nombre es Leucótea, ¿cómo te llaman a ti? — Pregunto, de nuevo, con este aire infantil que me inspira la curiosidad y mi falta de conocimiento respecto a este mundo.  Según las noticias que Helena compartió conmigo el día en que me sacó de la cueva, me consta que no hay ninguna otra de nombre nereida en el mar e ignoro la posibilidad de que, como yo, alguna haya logrado escapar a tierra firme.

Hace mucho tiempo que no estoy en el mar — Prosigo, ignorando no en mala gana si mi interlocutora se interesa en mis palabras, sino impulsada por la sensación de conversar con una desconocida y saber cosas nuevas. — ¿Has escuchado hablar de las nereidas? ¿Has visto alguna en el mar recientemente? — Me atrevo a preguntar ante la posibilidad de que esta habitante marina haya encontrado a más como yo, puesto que conozco las limitaciones de Geshë y, aunque lo hubiese querido, ella no habría sido capaz de recorrer el mar de Zárkaros en una misma noche.


LeucóteaAprendiz
avatar
Apodos : Leucótea
Avatar : Ginta Lapina
Habilidad : Ilusiones de sombras
F. Inscripción : 09/08/2016


Ver perfil de usuario
Aprendiz

Volver arriba Ir abajo

Re: Legitimacy ◽ Adrià

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.