Últimos temas
» Libertad (?)
Vie Dic 08, 2017 11:15 am por Helena D. Corso

» Souls In Darkness | Afiliación Hermana
Dom Dic 03, 2017 10:49 am por Darío Raven

» Peticiones administrativas
Dom Nov 26, 2017 6:41 pm por Helena D. Corso

» Registro de Ausencia
Dom Nov 26, 2017 1:53 pm por Darío Raven

» Petición de Rol
Sáb Nov 18, 2017 9:37 am por Gabriele B. Reinhard

» Censo {15 Nov - 15 Dic}
Miér Nov 15, 2017 8:47 am por Pandora

» Segundo videoanuncio
Jue Oct 19, 2017 9:30 pm por Ptalka Fo'Gnir

» Registro de Eventos
Lun Oct 16, 2017 12:01 pm por Pandora

» Censo {15 Oct - 15 Nov}
Dom Oct 15, 2017 9:28 pm por Pandora

Afiliados Hermanos
Afiliados de recursos/Directorios
Afiliados elite (36/55) [26/08/17]
Jurassic Park: The Walking FossilsElentarirpg No aceptamos Afiliaciones Normales

Y el conejo se comió la zanahoria (Corina)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Y el conejo se comió la zanahoria (Corina)

Mensaje por Invitado el Dom Jun 12, 2016 5:21 pm

Días llevaba en la ciudad de Valtesi, donde al parecer nadie iba a pretendía reclamar los servicios del Guerrero alado. Por una parte, aquello le alegraba pues no debería volver a tener que usar sus dotes beligerantes para hacer daño alguno a cualquier otro ser. Por otra parte muy distante a la anterior, Varian sentía la necesidad de alguna emoción en esos días. Demasiado tiempo llevaba sin una buena cacería, sin un buen incentivo para seguir entre aquellas callejuelas y cada vez la habitación en la que se hospedaba se le hacía más y más pequeña.

El Guerrero alado clamaba por una cacería para poder llevarse consigo algún trofeo lo suficientemente jugoso como para poder enmarcarlo en la pared del que algún día sería su hogar. Un gran león, un oso... Cualquier cosa de ese tipo llamaría la atención del ser alado y, posiblemente, saciase su sedienta sed de emoción.
Varian se adentró en un antro que dejaba bastante que desear. No era simplemente el mal olor que desprendían sus locales inquilinos, sino la poca higiene que el mesero parecía procesar hacia su propio establecimiento. Pero, si al mismo dueño no le importaba, a Varian aun menos.
Con sus pesadas botas marcaba el pasó de sus andares, haciendo resonar cada pisada y haciendo gala de sus alas resguardadas a su espalda pero bien a la vista de todos los que allí estaban presentes. No se escondía, el Guerrero alado era bastante conocido por los alrededores, tanto querido como temido por los locales. Varian, con paso seguro y firme se dirigió hasta la barra, donde dejó caer su trasero sobre el primer taburete que encontró libre y dirigió unas palabras poco amables hacia el mesero.- Sirveme una cerveza bien fría, y en una jarra limpia. inquirió el ser alado con su semblante fruncido, autoritario. El mesero, con rapidez y apremió, sirvió lo que el rubio le había pedido y con la misma velocidad desapareció de su vista.
InvitadoInvitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Y el conejo se comió la zanahoria (Corina)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 13, 2016 4:26 am

Estaba yo tranquila tomándome un refresco en la barra cuando algo me había rozado me gire y vi aquel ser alado con las alas enormes y muy bonitas.- Le dije con la voz cariñosa y amablemente, - perdón me habías rozado con tus hermosas alas permiteme que me presente me llamo Corina y tu como te llamas,- le pregunte con la voz sonriente. - Que haces por aquí en Valtesi yo vengo mucho por aquí y nunca te había visto por aquí, mientras le decía al camarero que me pusiera otro refresco bien frió,- le dije. - Eres de por aquí o de  donde eres yo soy de Bran pero de vez en cuando me gusta venir aquí y pasar el rato.
InvitadoInvitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Y el conejo se comió la zanahoria (Corina)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 13, 2016 5:18 am

Su apacible tranquilidad fue borrada con una simple silaba, una voz tenue fluyo entre sus oídos cual sonido armonioso tocado por el mejor de los instrumentos musicales de cuerda que un maestro bardo podía hacer sonar.
Su cabeza rotó en su dirección, entablando una conexión visual directa con la joven que a su lado descansaba sobre otro de los taburetes. El por que de no haberla visto con anterioridad se le escapaba de sus conocimientos, no obstante no le dio más importancia a ese hecho irrelevante.- Disculpe, señorita. No la vi y a veces es difícil controlar estas dos en espacios reducidos. Elevó su voz por encima del barbullo del local para que la joven pudiera escuchar sus palabras con claridad.

En cuestión de segundos, tras haber chequeado el cuerpo de la joven y su rostro formado de perfecta porcelana, unos cuantos cabellos de su nuca se erizaron y su gesto cambio de uno gentil y amable a otro más seco y distante. Había luchado contra muchos de esos seres y había terminado con la existencia de otros muchos como ella. Tenía suerte de encontrarse en aquella ciudad, puesto que, de lo contrario, ahora mismo estaría reducida a mero polvo.
De nuevo giró sobre el taburete y volvió a tomar más importancia su bebida fría que la compañía del ser frió.- ¿No has viajado mucho, verdad? No, no soy de aquí. Mi pueblo es original de Mördvolathe. Y no es necesario que conozcas mi nombre. Seco, austero y borde retomó su bebida entre sus labios, dejando que el exquisito liquido se desparramase por su garganta y paliase su instinto.
InvitadoInvitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Y el conejo se comió la zanahoria (Corina)

Mensaje por Invitado el Miér Jun 15, 2016 4:32 am

Respondí con la voz amable. - No importa tranquilo solo fue un roce,- le respondí con la voz cariñosa, -no, no he viajado mucho y aquí solo estoy de paso vengo aquí solo para relajarme, pasear y tomarme algún refresco en los bares.- le dije. - Por que no quieres que sepa tu nombre eres vergonzoso o no te gusta decirlo, de todas maneras mi nombre es Corina, Corina Lodbud y soy de Bran espero que podamos ser amigos y algún día pasear por aquí y charlar.
InvitadoInvitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Y el conejo se comió la zanahoria (Corina)

Mensaje por Invitado el Miér Jun 15, 2016 4:11 pm

Su inusitada amabilidad y ternura tan solo hacia que despertar en el Guerrero alado cierto recelo sobre ella. ¿Por que un ser tan despreciable y oscuro como podía ser un vampiro podía siquiera pensar en dirigirse amablemente hacia alguien que, en tiempo anteriores había masacrado tanto de su especie? Tal vez ella no supiese con quien o que estaba entablando una conversación pero... Pocas opciones de salida veía el Guerrero alado a aquella conservación, a aquel intento de intercambiar un par de palabras con una sanguijuela como el ser que frente a él se mantenía, gracias a obras oscuras, de pie.

Las opciones se reducían a pocas... O salía de allí con la cabeza de la muchacha entre sus dedos, o abrasaba su cuerpo con la luz que podía emanar de sus alas... O bebía tanto que, el que la colmillitos se la chupase no le pareciese tan mala idea. No obstante, no se decantaba hacía ninguna de esas ideas que su cabeza rumiaba.
Una pequeña y corta carcajada afloró de entre sus dientes en cuanto las palabras de la vampiresa invadieron sus oídos, levantando el codo y dando un largo trago a su bebida antes de entablar visión directa sobre ella y responder con un tono sincero.- No te diré mi nombre, por que no creó que sea necesario que lo conozcas. Llámame como te de la gana, tampoco es que me importe demasiado. Apartó la mirada y toda atención de ella para volver a la jarra que tenía entre sus dedos y dar un ultimo trago a su bebida.- ¿Amigos? Una sonora carcajada, que trato de ocultar con su antebrazo derecho sobre sus labios pero no logrando tal objetivo, salió de entre sus labios invadiendo el local por unos instantes. Muchos de los locales pusieron su atención por unos instantes en ambos para, segundos después, volver a sus actividades. El Ser alado volvió a posar su mirada sobre ella y, con una vista rápida repasó la silueta de la vampiresa sin pudor ninguno. Finalmente colocó su mirada sobre sus ojos antes de volver a dirigirse hacia ella.- No vamos a ser amigos y me cuesta imaginarme paseando contigo por ningún lado. Los seres como tu me asqueáis. Intenta embelesar a otro con tus prominentes caderas y tus suculentos labios, este Guerrero alado no caerá fácilmente en tus seducciones, sucubo.

Varian no era alguien dado a la bebida y, con una única jarra de cerveza podía perder la cabeza con facilidad. Como era obvio, él no conocía este dato.- ¡Otra jarra!¡Mesero! Esta ha desaparecido demasiado rápido.
InvitadoInvitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Y el conejo se comió la zanahoria (Corina)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.