Últimos temas
» Libertad (?)
Vie Dic 08, 2017 11:15 am por Helena D. Corso

» Souls In Darkness | Afiliación Hermana
Dom Dic 03, 2017 10:49 am por Darío Raven

» Peticiones administrativas
Dom Nov 26, 2017 6:41 pm por Helena D. Corso

» Registro de Ausencia
Dom Nov 26, 2017 1:53 pm por Darío Raven

» Petición de Rol
Sáb Nov 18, 2017 9:37 am por Gabriele B. Reinhard

» Censo {15 Nov - 15 Dic}
Miér Nov 15, 2017 8:47 am por Pandora

» Segundo videoanuncio
Jue Oct 19, 2017 9:30 pm por Ptalka Fo'Gnir

» Registro de Eventos
Lun Oct 16, 2017 12:01 pm por Pandora

» Censo {15 Oct - 15 Nov}
Dom Oct 15, 2017 9:28 pm por Pandora

Afiliados Hermanos
Afiliados de recursos/Directorios
Afiliados elite (36/55) [26/08/17]
Jurassic Park: The Walking FossilsElentarirpg No aceptamos Afiliaciones Normales

«Every man's elixir» Drako

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

«Every man's elixir» Drako

Mensaje por Zeughaunn E. Schmeichel el Mar Abr 05, 2016 2:49 pm




Los surcos que cruzaban el hemisferio izquierdo de su rostro aún no terminaban de cicatrizar. No había hemorragia, sin embargo, aquello había cesado días atrás, tal vez la misma tarde en la que recibió las heridas, pero su piel estaba levemente enrojecida bajo la sangre seca, incomodándolo de vez en cuando. Y él no era de aquellos que esperaban prudentemente a trabajar hasta que no hubiese riesgos. No le importaba en realidad si el humo negro del horno le contaminaba las heridas, si teñía lentamente su piel de aquella suciedad que se iba formando en el ambiente o si el sudor tornaba más pesadas los últimos vestigios de lo acontecido en Arcadia. Prefería sufrirlo, disfrutar el dolor mordiendo arbitrariamente su piel, pensado que aquello era la mejor manera de mantener viva la sensación de libertad que se permitió en medio del combate.

No obstante, sus ocupaciones durante la tarde no fueron las de forjar nuevas armas ni reparar otras. Tenía que apilar, acomodar en su fragua las varias cajas de cerveza y los barriles que la vampiresa hacía llegar hasta él, algunos dirigidos al herrero y el resto para la manada de Quick, obsequios con los que mantenía viva la alianza y que le garantizaba la entrada libre al territorio arcadiano.

Tomó una botella, al finalizar, y se recargó en la barra mientras bebía, recordando cada detalle de lo ocurido en Arcadia, comenzando con Ryssa y finalizando en el beta que le había dado batalla durante el asalto.


Drako Portgas ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir



avatar
Apodos : Zeus
Avatar : Travis Fimmel
Habilidad : Rastreo superior
F. Inscripción : 20/04/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Drako Portgas el Lun Abr 11, 2016 5:34 am




Libre. Portgas no recordaba la última vez que no había tenido el peso de una misión sobre sus hombros encontrándose en Valtesi. Aquella ciudad, esa región, pese a ser el paraíso de neutralidad entre los suyos, no era Heindel para sentirse cómodo en su asfalto pero su forma de caminar y moverse por aquellos laberintos no decían lo mismo. Una parte de él se había hecho a aquel paraje, el punto más frecuente cuando salía del que consideraba su hogar... o lo más similar que había tenido a éste.
Franqueó la entrada de la herrería, empujando la puerta y aún sus músculos quejándose en un eco de lo que fue en su día un alarido doloroso en su cuerpo. La culpable de ello se presentó por un instante en mente, conjurándola con una sonrisa torciendo sus labios. ¿Alguna vez había visto a Corso sonreír así? Era fácil cuando su gesto indiferente no pendía ante sus ojos. No era de extrañar que deambulase su imagen en ese momento por su cabeza encontró el mismo tatuaje que él portaba en su pecho, un grito de humanidad, pasada o presente. La frialdad azulada de sus iris se clavaron en éste mientras sus pies se clavaban en el suelo. Carecía de importancia que compartiesen ese legado de Pandora, la diferencia era que una vez se alió con un enemigo por una persona como él en nombre de un titán más grande. Pero seguía pasando y seguiría. Roma no se hizo en un día.
Con más pesadez, aún algo resentido por el viaje y la relativa reciente aventura, el rubio acabó frente a él. No disimuló su habitual escrutinio ante el humano que sostenía la botella, así como tampoco descartó por inercia que no estuviesen solos en aquel negocio. Analizaba su entorno sin apenas proponérselo, porque esa prueba podía suponer vivir o morir en un momento crucial.

-¿Necesitas olvidar? -Las palabras se deslizaron por su boca, dirgiéndose al que suponía el dueño. Pandora ofrecía muchos motivos para ahogarse en una botella como la que portaba el contrario, Drako había visto como el alcohol podía consumir o propulsar, las dos caras de la misma moneda que al final te dejaban con el martilleante dolor de cabeza al día siguiente. En cualquier caso, aquel día estaba bien porque no hacía ni una hora que el mismo había cerrado los dedos en torno al cristal sucio que le sirvieron cargado hasta arriba a pesar de que aquel líquido ambarino era más fino y en Heindel lo servían en menos cantidad. Aprovechó para darle un largo trago para ponerlo en la misma medida a la que estaba acostumbrado, llevándose el ardor en su garganta que no le hizo carraspear a pesar de hacerle cerrar momentáneamente los ojos y terminarlo... Justo antes de proponerse restaurar el orden de las cosas, las suyas y no las de Pandora ni el resto del universo, sino las que pesaban en su cinturón y habían dejado huella en su piel en más de una ocasión. Y eso le había llevado hasta ahí, la falta de ese peso donde debía, habiendo dejado atrás en el olvido los filos que le habían salvado una vez, entregándolos al mar en aquel bergantín que compartió con Della.


Zeughaunn E. Schmeichel ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir





Della:


yaoming


I'd rather be your enemy :

Drako PortgasVigilante
avatar
Apodos : Mejor llámame Hunter.
Avatar : S.E.
Habilidad : Gracia felina. Danza de hojas.
F. Inscripción : 03/05/2015


Ver perfil de usuario
Vigilante

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Zeughaunn E. Schmeichel el Jue Abr 14, 2016 1:15 pm




El sabor amargo de la cerveza se había situado en su boca, disolviéndose apenas el líquido pasara por su garganta. Jamás llegó a preguntarse de dónde obtenía Helena tal cantidad de alcohol ni mucho menos trató de imaginarse quién lo vendería con semejante calidad. Era raro encontrar cerveza así en las tabernas y había que aceptar que el hombre conocía todas las que se establecieron en Valtesi con la certeza de que aquel elixir atraería a cualquiera cuya mínima intención fuera embriagarse. No obstante, había surgido en él la curiosidad respecto a una cosa: ¿cómo había llegado a tal acuerdo con los licántropos? Para comenzar con las posibilidades, Zeughaunn sabía que Corso no se tomaría tantas molestias si el beneficio no fuera considerable. Además, la mujer se había tomado la libertad de dedicar unas cuantas cajas como un tributo al herrero, a fin de que éste accediera a mantener en su fragua los barriles que dedicaba a Arcadia, los mismos que ella hacía recoger y transportar, así fueran al taller o a la región de los licántropos.

Atisbó la llegada de un encapuchado tras el cristal ámbar de la botella, mas no apresuró sus movimientos. Pandora era un lugar en donde sólo los más tontos podrían esperar a que los problemas terminaran, que su vida no correría más riesgos tras superar pruebas difíciles. No era la primera vez que veía a un siniestro cruzar el umbral de la herrería y seguramente no sería la última vez. No obstante, aquél parecía ser el primer hijo de Van Helsing que no llegaba a la fragua con intenciones de matarlo. Con absoluta indiferencia, torció un gesto que, si bien no otorgaba una respuesta verbal, cuando menos le daría entender que ni siquiera él estaba seguro qué excusa usaría en aquella ocasión para embriagarse.

Antes de centrar su atención en el encapuchado, giró levemente su cuerpo a fin de dejar la botella sobre la barra. Si tenía la tranquilidad para realizar un gesto tan humano y que el hombre le recibiera con una pregunta en relación a su adorado elixir, las posibilidades de que éste fuera enemigo se redujeron drásticamente. ― ¿Qué necesitas? ― Inquirió, dando por hecho de que el siniestro estaba ahí como cliente.



Drako Portgas ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir



avatar
Apodos : Zeus
Avatar : Travis Fimmel
Habilidad : Rastreo superior
F. Inscripción : 20/04/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Drako Portgas el Dom Abr 17, 2016 7:21 pm




Los ojos azules del siniestro, entre las sombras de la capucha, observaron al herrero. El único motivo por el que sus pies le habían guiado hasta aquella fragua era la reputación que se susurraba entre los callejones y tugurios de Valtesi sobre las armas que podía forjar. En realidad, las habladurías se habían extendido más allá por eso se instauró cierta curiosidad en el rubio. No subestimaba al humano pero le parecía improbable que llegase a superar el fuego de Heindel cuya preparación con los metales era cuestión de vida o muerte y había alcanzado una técnica que había demostrado ser ciertamente útil. Pero no estaban en su región y Hunter necesitaba el peso de sus armas ahora. Se sentía como si le faltasen miembros sin éstas, sin su peso entre los pliegues de sus ropajes. Era un cazador, un guardián, un guerrero. Podía luchar con o sin armas, pero valoraba los puntos a su favor. En aquellas tierras podían significar todo.

-Que te hagas cargo de esto. -Descolgó el cinto de su hombro, vaciándolo limpiamente sobre la barra del herrero. Solo cayó, con sonido metálico, su alfanje partido. Era de las pocas cosas que había recuperado del bergantín antes de partir de él junto a la vampiresa, enfrentándose a la segunda parte del plan. Si no tenía solución, simplemente lo portaría de regreso a Heindel y recuperaría su esplendor colgado en la pared del cuarto que servía como sus aposentos. Si ese herrero no podía salvar el arma, al menos podría devolverle su antiguo brillo antes del fragor de sus pasadas batallas. Pese a que Drako era un hombre que siempre había mantenido bien sus pulidas y afiladas, con infinito cuidado, el filo de cada una de sus pertenencias no era lo mismo que pasar por las manos curtidas de un herrero- Y me gustaría ver tu arsenal, si es que tienes disponible. -Se retiró por fin la capucha, hablando el gesto por si solo de su predisposición a los negocios, una sutil muestra de apertura que el instinto de pocos podían percibir sin amenazas.


Zeughaunn E. Schmeichel ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir





Della:


yaoming


I'd rather be your enemy :

Drako PortgasVigilante
avatar
Apodos : Mejor llámame Hunter.
Avatar : S.E.
Habilidad : Gracia felina. Danza de hojas.
F. Inscripción : 03/05/2015


Ver perfil de usuario
Vigilante

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Zeughaunn E. Schmeichel el Mar Abr 19, 2016 4:43 pm




Partir un buen metal era difícil, especialmente uno proveniente de Heindel. Para él le resultaba difícil de creer, además, que el siniestro sólo conservara de sus armas un alfanje y que encima éste estuviera partido, cosa que sólo podía hacerse a consciencia o en circunstancias particularmente riesgosas. Y Zeughaunn optaba más por la primera opción. Mientras no se demostrara lo contrario, el encapuchado era un enemigo en potencia, con una buena excusa para plantarse frente al herrero que había sobrevivido al ataque de los suyos en más de una ocasión, porque para él los siniestros no servían más que para eso, para inventarse enemigos de la nada a fin de no morir del tedio.  Aun así, se tomó la libertad de aproximarse al arma fragmentada a fin de examinarla. Apostaba por sus propias habilidades, que podría mejorarla e incluso dejarla en mejores condiciones de las que gozaba originalmente. La curiosidad, por otra parte, tomó el lugar del recelo. ― No me tomará mucho. ― Concluyó, dándole a entender al siniestro que el arma tenía salvación, que no necesitaría guardar sus restos como si fueran un aliado caído.

Depositó nuevamente el metal sobre la barra al escuchar la segunda petición del siniestro y sus dedos golpetearon la madera al tiempo en que su mente sopesaba la idea de mostrarle lo que tenía. Cuando finalmente se hubo decidido, hizo un ademán con la cabeza indicándolo que lo siguiera. Se apartó, entonces, de la barra y caminó hacia donde guardaba las armas fabricadas. ― Toma una, si te apetece. Los licántropos no la van a extrañar. ― Ofreció refiriéndose, con una sonrisa burlona en los labios, a las botellas de cerveza, todas guardadas aun en las cajas que apiló antes de que el encapuchado llegara. Había dejado una de las cajas abiertas, así que, en efecto, el hombre tenía total libertad de tomar una botella. El herrero se detuvo finalmente ante un par de muebles de madera. Abrió los cajones del primero, un bargueño, en donde exhibía las armas pequeñas, las más fáciles de llevar ocultas. Entre ellas, había algunas que había fabricado para Corso. El segundo mueble, un estante, exhibía las armas de mayores dimensiones, algunas semejantes al alfanje del siniestro. ― ¿Buscas algo en específico? ― Inquirió dándole la oportunidad de tomar y ver cuanto le apeteciera. A fin de cuentas, los esbirros de Van Helsing acostumbraban andar forrados de armas y a él le resultaba claramente conveniente.


Drako Portgas ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir



avatar
Apodos : Zeus
Avatar : Travis Fimmel
Habilidad : Rastreo superior
F. Inscripción : 20/04/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Drako Portgas el Jue Abr 21, 2016 5:29 pm




Drako observó con frío interés la manera en la que el herrero estudió su alfanje. No había acudido ante él con una esperanza clara de que pudiese devolver la gloria junto al brillo al filo de su arma, más bien a confirmar que tenía solución y a proveerse de armas en su regreso a Heindel. Los caminos eran peligrosos en Pandora y no podías discurrir por ellos con juegos de cuchillos pequeños y restos. Ningún siniestro dudaría en poner en sus manos una arma que le sirviese para su vuelta a sus tierras pero el rubio ni siquiera se había planteado la idea. Para un guerrero otorgar o ceder sus armas era lo mismo que prestar el instrumento un músico, como ver a la mujer que te pertenecía en brazos de otro hombre. Una vez en combate esos remilgos carecían de importancia pero en fuera de ese fragor, si podía abastecerse solo, Drako no solicitaría un servicio que a sus ojos serían caer bajo. Siempre había sido... posesivo con su armamento personal y si le servían bien en batalla como ese alfanje, él no se olvidaba fácilmente de ellas. Era una simple muestra de respeto del cazador, entendía demasiado bien las veces que le habían ayudado a sobrevivir y no les restaba valor.

-¿Cuánto? -Interrogó al herrero en una pregunta profesional. Sus ojos siguieron la dirección de los del humano y acabaron en la cerveza- ¿Les pertenece? -Frunció ligeramente el ceño en apenas un gesto que alteró ligeramente su expresión. Si bien una nota de disgusto podría haberse reflejado en su voz, la midió de forma envidiable y se limitó a aceptar el ofrecimiento. Aquella tarea, aunque seria, podía ser recordada con una bebida en la mano. Abrió la botella antes de seguir la herrero, mojándose sus labios con ésta. Buena.

Estaba acostumbrado a Heindel y su trato reverencial a las armas, colgadas en las paredes de herrerías y armerías, la iglesia a la que Portgas había aprendido a rezar desde que era un niño. El arsenal del herrero parecía pequeño en comparación pero Hunter reconoció la calidad de aquellos filos, la terminación labrada de sus empuñaduras, la diversidad.
Tras un par de rápidos sorbos, dejó momentáneamente abandonada la botella sobre una mesa de madera cercana.

-Me interesa un facón que pueda llevar en el cinturón. -Empezó a decir, distraídamente, sopesando entre sus manos uno de los cuchillos lanzables- A ser posible de plata, mi viaje me hará pasar por Arcadia. -Levantó el gesto hacia él-Si puedo tener mi alfanje no necesitaré de las mayores aunque me gustaría verlas. -No tuvo reparos en expresar sus deseos ni que en sus ojos se leyese el interés por éstas. No tenía sentido ocultar lo obvio y Drako no sentía exposición por demostrarlo, después de todo, ¿quién mejor que un herrero para comprender aquello?- ¿Desde cuándo eres herrero? -Cuestionó repentinamente sin apartar los ojos del cuchillo que devolvió para valorar el siguiente, pasando la yema del pulgar por el filo, sintiendo su anhelo por cortar su piel limpiamente en un buen trabajo.


Zeughaunn E. Schmeichel ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir






Della:


yaoming


I'd rather be your enemy :

Drako PortgasVigilante
avatar
Apodos : Mejor llámame Hunter.
Avatar : S.E.
Habilidad : Gracia felina. Danza de hojas.
F. Inscripción : 03/05/2015


Ver perfil de usuario
Vigilante

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Zeughaunn E. Schmeichel el Sáb Abr 23, 2016 12:55 am




Reparar un arma implicaba un procedimiento bastante similar a la creación de una y el metal que tenía frente a él no era cualquier cosa. El metal que utilizaban los siniestros para la creación de armas poseía características que el acero común no podía superar y, para fortuna suya, ese alfanje no poseía ninguna alteración mágica que los siniestros utilizaban de vez en cuando. Tal vez era cosa de los más retorcidamente ambiciosos. ― Un día por sesenta de oro. ― Respondió. Era el máximo de capacidad de una pequeña bolsa de monedas. Jamás fue muy considerado respecto a la opinión de los clientes sobre el costo de sus servicios, sin embargo, tenía la sospecha –si no es que la seguridad– de que el siniestro le compraría más armas, por lo que estaba medianamente dispuesto a negociar la cantidad total de la venta.

Oh, sí. ― Musitó ante la pregunta del encapuchado, aunque sabía perfectamente que los licántropos notarían habilidosamente la cantidad de cerveza que estaban recibiendo. ¿Qué esperaban? ¿Qué todo continuara con absoluta normalidad luego de que le robaran toda la mercancía al herrero? Aquello significaba más trabajo para él y, aunque no le importase demasiado, exigía algún tipo pago a cambio. Ése era Zeughaunn, el imbécil que se ponía fino con los licántropos.

Échales un vistazo, iré por lo que pides. ― Accedió mientras, por su parte, se dedicaba a buscar en otra área del taller un conjunto de cajas rectangulares, todas con una altura no mayor a quince centímetros. ― Siete años. Ocho, tal vez. ― Respondió casi olvidándose de aquella pregunta, puesto que su mente se ocupaba ahora en recordar el contenido de lo que ahora estaba frente a él. En cada una guardaba una serie distinta de armas de tamaño medio, catalogándolas según su material y tipo. Extrajo una caja solamente, de las diez que tenía resguardadas de las miradas curiosas, y la llevó consigo de regreso a donde se encontraba el siniestro revisando las armas. ― Facones de plata. ― Anunció colocando la caja en una mesa próxima a las demás exhibiciones a fin de mostrárselas con mayor tranquilidad y la abrió, dejando ver seis facones de diseño distinto, algunas con empuñadura de madera, otras de cuero, siempre haciendo conjunto con su funda y algunas con detalles metálicos y otros sobrios. Tomó uno de los ejemplares, lo desenfundó y, haciéndose de un trozo de madera, lo rebanó sin gran dificultad, como si esa pieza de madera no fuera más que una bola de espuma. ― Tengo más facones hechos de plata, pero estos en especial te ayudarán con los lobos de piel resistente. ― Añadió colocando nuevamente el arma en su lugar y disponiendo la caja al escrutinio del mago, de modo que pudiese tomar cualquiera y probarlo él mismo.


Drako Portgas ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir



avatar
Apodos : Zeus
Avatar : Travis Fimmel
Habilidad : Rastreo superior
F. Inscripción : 20/04/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Drako Portgas el Dom Mayo 01, 2016 4:19 pm




Un precio razonable si el trabajo era bueno. El Drako de otra época, muy lejana, con el rostro sucio y las costillas marcadas bajo la piel por su delgadez, se habría negado en rotundo a pagar semejante cantidad por una arma habiendo tantos guerreros despreocupados en cualquier taberna que las dejaban descuidadamente mientras empinaban el codo y tragaban sus bebidas. Pero el siniestro que se hallaba ahí de pie, mirando con ojo experto cara filo y sopesaba el peso con respeto casi reverencial de cada pequeño cuchillo... Hunter sí, sí que proporcionaría sesenta monedas de oro por recuperar su alfanje en buenas condiciones. Inclinó la cabeza en un mudo asentimiento, conforme con darle ese dinero al herrero siempre y cuando el resultado fuese el que estaba esperando. Y a juzgar por por la hilera de armas que tenía ahí, sabía que sus esperanzas no eran vanas.
Dejó con suavidad en los huecos correspondientes los cuchillos e intercambió los instrumentos mortíferos en su mano por la curvilínea botella de cristal que se llevó a los labios, sofocando su sed y volteándose hacia el armario que contenía el tesoro a gran escala de las piezas mortales. Era una versión en miniatura de la armería que frecuentaba en Heindel, del propio cuarto que pertenecía al lugar que él llamaba refugio y las armas recubrían las paredes en una silenciosa y esplendorosa amenaza. Tomó una alabarda. No era de su preferencia pero como guerrero reconocía la belleza de su filo... pero la relegó cuando aparecieron los facones en su campo de visión. Devolvió la alabarda a su espacio.

-En caso de enfrentarme a uno con la habilidad de iron skin será de ayuda. -Estuvo de acuerdo tras vaciar de un par de tragos la primera cerveza que dejó después olvidada sobre la mesa, cuidando que estuviese lejos del filo impoluto de los facones. Los estudió, decantándose por la ornamentación de los más detallados. Era de las pocas cosas que escapaban de la sobriedad habitual del siniestro. Tomó uno, el tamaño de más o menos su antebrazo y su peso familiar. Era tranquilizador- No es mucho tiempo. -Observó entonces, recuperando el trazo de su respuesta. Conocía a herreros en Heindel que se formaban toda la vida para dominar el arte de crear esas armas, aquel hombre debía tener especial facilidad para aquello- ¿Cuál es tu nombre? -Estaba seguro de que si se había corrido la voz de sus armas, su nombre saltaría en la cabeza del siniestro con luces de neón.
Dejó apartados un par de facones, uno por capricho y otro porque realmente era necesario, el primero para acabar en su colección y el segundo para ser esgrimido durante aquel viaje. Y mejor que sobrase a que faltase, al fin y al cabo.


Zeughaunn E. Schmeichel ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir






Della:


yaoming


I'd rather be your enemy :

Drako PortgasVigilante
avatar
Apodos : Mejor llámame Hunter.
Avatar : S.E.
Habilidad : Gracia felina. Danza de hojas.
F. Inscripción : 03/05/2015


Ver perfil de usuario
Vigilante

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Zeughaunn E. Schmeichel el Dom Mayo 08, 2016 1:18 pm




No había hecho ninguna promesa, sus armas no tenían exclusividad y tampoco sentía la suficiente lealtad a los licántropos como para negarle a un cliente lo que le pedía. Y a simple vista podía saber que aquel hombre no era un fanfarrón, que no se conformaría con cualquier filo, que sabía apreciar lo que tenía frente a él. Cualquier otro siniestro o cualquier otro cliente se habrían conformado con saber que las armas resistirían bien las batallas y que su filo era capaz de dejar profundas heridas en los cuerpos de sus enemigos. A ellos igual les daba tener un trozo de madera astillado a contar con las armas del humano en su arsenal. Y él no trabajaba para tales desperdicios.

Asintió a las palabras del siniestro mientras volvía por su cerveza y terminaba de beber su contenido de un solo trago. ― No esperes milagros. Han sido forjadas con ese propósito, pero no he tenido la oportunidad de probarlas. ― Masculló tomando de la caja otra botella. ― Si llegas a enfrentarte con un lobo así, vuelve. Querré examinar el facón después. ― Naturalmente, era más sencillo permitir que el encapuchado tomase aquel riesgo, puesto que tenía más posibilidades de volver a Valtesi en una pieza de lo que él las tendría. No confiaba en que su suerte volviera a ser favorable si volvía a internarse a Arcadia de manera tan imprudente y descuidada como lo había hecho días atrás.

Al momento en el que el siniestro recuperó aquella conversación que giraba en torno a su vida como herrero, el danés se dedicó a abrir tranquilamente su segunda botella. Hizo una mueca ante el comentario del tiempo, restándole importancia. ― El tiempo que llevo aquí. ― Añadió, aunque en realidad no fuese necesario matizar esa realidad. Él jamás supo quedarse quieto en Pandora. Sus primeros meses fueron un caos y estuvo a punto de perder la vida en más de una ocasión, pero, una vez que consiguió el trabajo en la fragua, sus estupideces suicidas se volcaron al oficio. ― Zeughaunn. ¿Cuál es el tuyo? ― Generalmente no se tomaba tanta confianza con los individuos que entraban a su taller a fin de conseguir armas, pero podía haber una excepción. El siniestro parecía tener algo de sesos y le bastaba saber que hablaban el mismo idioma.


Drako Portgas ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir



avatar
Apodos : Zeus
Avatar : Travis Fimmel
Habilidad : Rastreo superior
F. Inscripción : 20/04/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Drako Portgas el Miér Mayo 11, 2016 7:05 pm




La curiosidad, en forma de un breve tintineo, surgió en las pupilas de Portgas cuando se clavaron de nuevo en el herrero. Le parecía un sacrilegio que alguien que podía labrar el acero de aquella manera no hubiese tenido la opción de blandirlas para comprobar si su material era bueno. Puede que por eso esas armas que parecían contener el aliento de la muerte en su filo fuesen tan impactantes y ante sus ojos expertos funcionasen, porque las manos que las habían curtido no tenían intención de profanarlas. No todas ellas, al menos. Pandora no era benevolente y las cicatrices que esculpían el rostro del hombre hablaban de guerras brutales.

-Me imaginé que sí habrías tenido oportunidad. -Replicó con voz tenue, siendo bastante directo con los ojos puestos en las marcas de su cara pero, tras eso, asintió con un cabeceo a sus palabras- Si vuelvo, será porque desee más facones así. -Heindel podría proporcionárselos si hablabas y conocías a las personas adecuadas, si demostrabas que sabías tratar las armas con el respeto que se merecían. Eran viejas amigas cuando llegaba cierto punto.

¿Llevaba ahí ocho años? Era curioso coincidir con alguien que, en realidad, llevase tan poco tiempo en aquellas tierras, al menos en comparación con él, que no tenía recuerdos más que vagos del mundo exterior. No le importaba, se había hecho y crecido allí al fin y al cabo, aquel era el mundo que abrazaba y conocía y por el que luchaba.
Se mantuvo en su habitual silencio, recuperando la cerveza y aún distraído con los facones, apreciándolos inconscientemente mientras vaciaba el botellín.

-Drako. -Reveló su nombre real por mera muestra de respeto, si comenzaba con él esa relación de negocios y había esas joyas de por medio, Portgas no tenía inconveniente en que supiese quien era y, después de todo, Hunter era simplemente una suma a su identidad real, un seudónimo que le perseguía y había hecho suyo aunque él, si no estaba inmiscuido en una misión, prefería su nombre- ¿Te importa que coja otra? -Sacudió con ligereza el frasco vacío, libre de toda bebida, señalando a su vez con un gesto de barbilla hacia la caja donde seguían reponsando el resto.


Zeughaunn E. Schmeichel ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir





Della:


yaoming


I'd rather be your enemy :

Drako PortgasVigilante
avatar
Apodos : Mejor llámame Hunter.
Avatar : S.E.
Habilidad : Gracia felina. Danza de hojas.
F. Inscripción : 03/05/2015


Ver perfil de usuario
Vigilante

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Zeughaunn E. Schmeichel el Sáb Mayo 14, 2016 3:45 pm




Torció una sonrisa, plenamente consciente de que el siniestro se refería a las marcas en su rostro al hablar de oportunidades. No entraría en detalles con un desconocido, no hacía falta que explicara el origen de sus cicatrices. ― Las fabriqué después de hacerme esto. ― Replicó a modo de explicación. El filo de su hacha era testigo de aquello que lo incitó a crear semejantes armas. Había formado parte de una batalla que no le correspondía luchar, pero en la que el destino lo había colocado sin considerar nada. Esperaba, además, que el siniestro comprendiera con ello que esos facones eran su más reciente creación, que era un honor ser el primero en ver y tocar las armas más eficaces fabricadas por aquel hombre. Planeaba probarlas él mismo, sí, pero simplemente no había tenido la oportunidad de hacerlo. Aún era demasiado pronto como para meterse en problemas de nuevo y no parecía haber nadie más dispuesto a ser el primero en experimentar que el siniestro. Zeughaunn no vendería ni ofrecería nada de lo que no estuviera seguro, era tan orgulloso y perfeccionista con sus creaciones como para permitir que salieran a la luz sin prometer grandes hazañas.

Las que quieras. ― Concedió refiriéndose a la cerveza. Si no le importaba compartir con un desconocido el elixir destinado a los licántropos, ahora que sabía su nombre tendría menos problemas para compartir aquel robo. Razones no tenía para confiar en un siniestro y ya se había hecho a la idea de que eran criaturas sumamente celosas de su identidad, que sólo existían para matar y causar estragos, que Van Helsing tomaba sus identidades a cambio de poder, de superar su propia naturaleza. ― ¿Qué le sucedió a tu alfanje? ― Inquirió tras unos segundos de silencio. Quería saber de qué manera el famoso metal de Heindel había logrado romperse de aquella manera, como si hubiera sido fabricado a base de un material de mala calidad, aunque en realidad eso parecía. Estaba, por esa parte, su curiosidad como herrero y, por otra, su curiosidad como amante secreto del combate. La fabricación de armas podía considerarse, desde ese punto de vista, como un consuelo para el hombre que se había cansado de dar batalla en una región en donde no había quien valiera una buena pelea.


Drako Portgas ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir



avatar
Apodos : Zeus
Avatar : Travis Fimmel
Habilidad : Rastreo superior
F. Inscripción : 20/04/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Drako Portgas el Jue Mayo 19, 2016 7:22 am




Ahora entendía la calidad de aquellas armas. No existía mejor incentivo que el daño recibido en la batalla para despertar las ganas de volcarte en una obra que no te haga revivir la misma pesadilla. Y por muy devoto que Drako fuese respecto a las armas y su uso, a la excitación fría que le embargaba cada vez que esgrimía una adquisición buena en plena batalla... bueno, el dolor y quedar sembrado de cicatrices que marcaban un pasado difícil no era plato de buen gusto para nadie. Aunque no es algo que en Pandora se pudiese decidir. Y Portgas pensaba aprender del error del herrero para ganarse esas heridas de guerra y estrenar el facón que le invitaba a probarlo con un brillo mortífero en su filo.
Lo devolvió a su estuche correspondiente solo para intercambiarlo por la cerveza, abriéndola habilidosamente con el borde de la mesa y un golpe seco. No era un bebedor acérrimo, cierto era, pero hoy, declarando un día para descansar de su anterior misión, se estaba tomando la licencia de templar los músculos con ese alcohol de Valtesi. Siempre había optado por bebidas más fuertes, más lujosas, no porque apreciase la diferencia entre unas y otras sino porque es lo que había acostumbrado a tomar en Heindel. Fuera, rara vez se tomaba tiempo para acudir a una taberna o embriagarse con el resto cuando estaban pendientes de cumplir con su resposabilidad. Pero no tenía ninguna a sus espaldas aún, tampoco estaba ante una barra y de hecho no se le ocurría mejor bebida para acompañar a su inspección por placer que esa cerveza. Ni siquiera la que le convirtió en lo que era.

-Gracias. -Bebió el primer trago del botellín antes de que sus ojos fríos se posaran sobre el rubio ante su pregunta. Era justo, él también había cuestionado en voz alta y un hombre como él, trabajando así con el metal y el acero, tenía derecho a conocer que le robó el espíritu a su alfanje- En Zárkaros tuvimos que enfrentarnos a unos hombres. -No especificó porque, daba por sentado que el herrero comprendería que era una misión, simple y llanamente y eso era algo de lo que Hunter no hablaba tan libremente, de hecho no tendía a tener mucha soltura de palabras como ahora, en mitad de aquel ambiente relajado donde su pasión reposaba esperando a que los clientes capaces de ver su valor fuese comprada, con un hombre que conocía como tratar aquellas armas como se correspondía- Uno de ellos debía haber robado el arma que usó de Heindel y mi alfaje ha estado conmigo bastante años, si bien lo debí descuidar para romperse al contacto con el arma de mi oponente. No salió bien la prueba de resistencia pero tampoco podía abandonarlo ahí. -Quedó pensativo, recordando el momento en el que tuvo los trozos partidos en las palmas de sus manos, una presa fácil en su conmoción, pero su aliada no permitió que su momentánea baja guardia acabase con él. Aún le debía eso. Bebió otro trago.


Zeughaunn E. Schmeichel ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir





Della:


yaoming


I'd rather be your enemy :

Drako PortgasVigilante
avatar
Apodos : Mejor llámame Hunter.
Avatar : S.E.
Habilidad : Gracia felina. Danza de hojas.
F. Inscripción : 03/05/2015


Ver perfil de usuario
Vigilante

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Zeughaunn E. Schmeichel el Dom Mayo 22, 2016 11:41 pm




Se cruzó de brazos, aún con la botella en mano, y se recargó en uno de los muebles, escuchando atentamente el breve relato de su interlocutor. Lo estaba estudiando al mismo tiempo en que analizaba su testimonio. Había visto espadas de doble filo ceder ante sables, ambos de calidad incuestionable. La diferencia estaba, al parecer, en el método de forja, en que el trabajo del arma enemiga debió haber sido más cuidadoso y con mejores métodos que el alfanje. Sin mencionar, claro, que el tipo de arma tenía tanta importancia como el metal empleado.

No parecía estar en malas condiciones.― Repuso el herrero cambiando la posición de sus brazos a fin de beber más de la botella para después dejarla sobre alguna superficie, a salvo. Se movió apenas unos cuantos pasos, yendo por la botella que había dejado vacía y, una vez estando en su poder, la dejó caer al suelo deliberadamente. El recipiente de vidrio rebotó y se elevó escasos centímetros del suelo, provocando un ruido agudo que se multiplicó al caer por segunda ocasión. ― Todos los objetos tienen una manera de resistir el impacto y muchas más de ceder. Es muy probable que tu alfanje haya cedido ante un mal golpe. No encuentro ninguna otra explicación a que un arma forjada en Heindel terminara en pedazos. ― Pasaba incluso con las mejores espadas. Si sabías dónde golpear, terminarías por desarmar a tu enemigo de manera definitiva. Cuando menos los siniestros eran conocidos por ser arsenales andantes, así como él mismo fue considerado como tal en su vida fuera de Pandora.


Drako Portgas ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir



avatar
Apodos : Zeus
Avatar : Travis Fimmel
Habilidad : Rastreo superior
F. Inscripción : 20/04/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Drako Portgas el Sáb Mayo 28, 2016 8:59 pm




En eso Portgas estaba de acuerdo: no estaba en malas condiciones y él trataba mejor a sus armas que la mayoría de los mortales a sus amantes. Sabía donde radicaban sus límites y, aún así, en el encuentro del filo de su hermana, su alfanje había flaqueado hasta agrietarse y partirse en dos. En el peor momento. Si hubiese estado solo, ante aquella escueta y mal venida sorpresa, el siniestro podría haberse encontrado con la Parca y recibir su helado beso fatal. Pero la única frialdad que le acompañó durante toda la misión fue la misma que se mostró de su bando. Ese pensamiento provocó que mojase sus labios de nuevo con el alcohol a la par que, imperceptiblemente, su ceño se fruncía con una nímia levedad.
Por mero instinto, su inevitable costumbre de análisis forjada por un entrenamiento que había dejado huella física en él, siguió el movimiento de la botella en las manos del herrero. Podía ver en cualquier arma un un objeto casual pero no presumía de que aquel hombre lo usaría como tal.

-Heindel tiene una calidad asombrosa. -Habló con suma tranquilidad, otorgándole el valor de sus palabras a las armas... pero era algo a más gran escala- Pero en todos los lugares hay manzanas podridas. -El impertérrito rostro se mantuvo erguido, los ojos aún puestos en Zeughaunn, su acompañante en aquella velada de cerveza e instrumentos mortales. Pero parecía, en realidad, que no lo observaba a él, su mente sumergida en el recuerdo de los nombres que leyó en aquella lista que la mujer inmortal le mostró. Abandonó aquella imagen y los labios curvados de la vampiresa para regresar al presente, sintiendo el recofortante peso del botellín en su mano si bien su buen sabor solo radicaba en que lo disfrutaba con otro humano. No podía siquiera concebir la última vez que bebió en compañía de la esencia que el mismo tuvo hacía tantos años. Bebió.

-En cualquier caso, presupongo que a partir de ahora, viajarás a Arcadia y estarás entre sus bestias mejor armado. -Se obligó a comentar, trazando otro camino sobre su tema de conversación por el mero motivo de que el que había escogido su mente por adelantado, fríamente, no era momento de ser recorrido. No cuando aún tenía que regresar a Heindel para anunciar el éxito de la misión, así como investigar la realidad de aquel documento. Las primeras impresiones nunca le habían dicho nada al rubio, no empezarían ahora. Quizá para muchos aquello era una prueba tangible, haber vislumbrado esos nombres. Para él no. Algo fácilmente falsificable. Cubría su investigación de ser necesario, solo para mantener su trabajo limpio pero no movido expresamente por la desconfianza.


Zeughaunn E. Schmeichel ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir





Della:


yaoming


I'd rather be your enemy :

Drako PortgasVigilante
avatar
Apodos : Mejor llámame Hunter.
Avatar : S.E.
Habilidad : Gracia felina. Danza de hojas.
F. Inscripción : 03/05/2015


Ver perfil de usuario
Vigilante

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Zeughaunn E. Schmeichel el Lun Mayo 30, 2016 10:59 pm




Asintió con moderada solemnidad al comentario del siniestro. No hacía falta presumir que tal era la calidad de Heindel. Todo mundo sabía que aquella región había sido creada para generar guerreros capaces de contener a la población de la isla y en algún momento fueron ellos quienes sometieron a los primeros habitantes décadas atrás. Por lo tanto, no era sorpresa que una región, destinada a ser la madre de un sinfín de siniestros, gozara de un armamento de gran calidad. Heindel no era Valtesi, que otorgaba en todos sus rincones herrerías y todas de diferente calidad, no. Heindel ofrecía las mejores armas sin importar en qué fragua te encontrases. Aún no podía corroborarlo por sí mismo, pero sí había visto sus armas.  — Me consta, pero eso no evitó que el alfanje se rompiera. — Replicó encogiéndose de hombros. — Por lo demás, me sorprende que no te hayan matado después de eso. — Dio un sorbo a la cerveza una vez la tuvo nuevamente en sus manos. Hizo una mueca. Tal vez estaba un poco más expresivo de lo normal a causa de su segunda botella. — No es novedad. — Masculló. Por un momento tuvo la impresión de que las palabras del siniestro fueron formuladas a partir de un reciente descubrimiento o a causa de una verdad que se negó por mucho tiempo, pero no le correspondía preguntar. Ya se enteraría más adelante.

Seguro. Aunque si Arcadia llamase mi atención, esos facones no serían nuevos. — Indicó señalando el estuche de las armas. Y seguramente necesitaría más que cuchillos de semejante filo para llegar al corazón del bosque en una pieza. Tenía claro que pretender introducirse a la región de los lobos no era tan sencillo como para simplemente presuponer que lo haría. Lo volvería a hacer, claro, pero ya no con las mismas intenciones con las que había entrado a la zona en primer lugar y dudaba además terminar como rehén una segunda vez.


Drako Portgas ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir



avatar
Apodos : Zeus
Avatar : Travis Fimmel
Habilidad : Rastreo superior
F. Inscripción : 20/04/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Drako Portgas el Miér Jun 01, 2016 6:52 pm




La mirada del siniestro reposaba en el botellín, siguiendo las curvas de vídrio como si fueran otras las que estaba viendo ahí. Sí. Quizá hubiese dado su último beso a la muerta aquella noche si, irónicamente, una de sus emisarias no lo hubiese impedido, sabiéndose más seductora aunque tuviese su misma frialdad. Como si no le importase truncar los planes de su maestra. Portgas estaba habituado a superarla en cada misión a la que se enfrentaba, incluso desde el momento en el que decidió tomar un camino diferente al de un humano marcado. Habría podido recibir a la parca, sí, también sabía que habría podido enfrentarla una vez más. O, quizá, era su hora. Pero Della decidió por ambos con un solo movimiento a pesar de ser capaz de condenarle ella misma tan solo una hora atrás de subir a la nave.

-Cuando una mujer decide que no es tu hora, ni la muerte osaría entrometerse en su decisión. -Su voz sonaba inusitadamente más grave, al contrario que la ligereza que había en su cabeza y aumentaba a cada trago que le brindaba a su cerveza, liberando más sus palabras ante la tranquilidad que se respiraba en aquella fragua, entre viejas amigas que le recibían con el brillo peligroso de sus filos, la humanidad en su esencia más cruda reflejada en las facciones del herrero. No abandonaba su postura alerta, de hecho, inconscientemente, la espalda de Hunter se apoyaba en la pared más cercana, reposando contra ésta en una posición donde se entremezclaba su tranquilidad con su inherente naturaleza felina- Tenía a la aliada adecuada cubriéndome. -Lo reconoció cuando ya no parecía que iba a agregar nada al respecto.
Distrayéndose con las palabras del herrero, volvió a entornar los ojos hacia él.

-Allí no hay nada que merezca la pena. -Arcadia era una región asalvajada, obedecía a otras reglas, las mismas que hacían parecer a su lado al resto de lugares de Pandora como civilizadas. Quizá, próximamente, cerveza, que del envío algo llegaría aunque ellos estuviesen bebiendo todo el día.


Zeughaunn E. Schmeichel ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir





Della:


yaoming


I'd rather be your enemy :

Drako PortgasVigilante
avatar
Apodos : Mejor llámame Hunter.
Avatar : S.E.
Habilidad : Gracia felina. Danza de hojas.
F. Inscripción : 03/05/2015


Ver perfil de usuario
Vigilante

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Zeughaunn E. Schmeichel el Vie Jun 17, 2016 4:45 pm




A pesar de tener un par de cervezas como intermediario y de haber pasado ya suficientes minutos junto al siniestro sin  incidente alguno, aún no consideraba prudente fiarse del todo. El herrero aún lo estudiaba como si pudiera encontrar hasta el más mínimo gesto que delatara sus acciones futuras, sus verdaderas intenciones. Pero no había tal cosa. El siniestro estaba ensimismado atribuyéndole un físico a la botella dentro de su mente y Zeughaunn no lo comprendió sino hasta que habló. Zárkaros y una mujer tan impetuosa como para retar a la muerte; eso evocaba en su mente también la silueta de una sola mujer, pues, aunque Pandora estuviese infestada de mujeres peligrosas, no todas merecían ser conocidas de ese modo. No le sorprendería que esa misma persona fuera la misma en la que Drako estaba pensando, pero se proponía conseguir ese nombre, comprobar quién era, sólo para satisfacción suya. Tal vez por eso nada más.

Dio un sorbo a la botella, despreocupado, y elevó la mirada hacia la parte alta de un muro, en donde descansaban plácidamente unas espadas dobles de hoja mediana. Colgaban de unos ganchos, unidos a una placa que las colocaba como ornamentos sobre la pared, como tesoros antiguos que ya no tenían su función como fieles compañeras. — Conocí a una mujer así, fuera de Pandora. Helena era su nombre y, aunque en realidad no las necesitaba, ese par solía acompañarla a todos lados. — Compartió señalando discretamente a las gemelas, con la misma mano con la que sostenía su cerveza. Dio un trago más, guardándose para sí que en Arcadia había mujer semejante, una cuyas curvas podría imaginarlas también gracias a una botella y cuyas decisiones eran más imperiosas que las de la misma muerte. Aún no bebía suficiente alcohol como para compartir tan abiertamente la identidad de aquella loba.


Drako Portgas ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir



avatar
Apodos : Zeus
Avatar : Travis Fimmel
Habilidad : Rastreo superior
F. Inscripción : 20/04/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Drako Portgas el Mar Jun 28, 2016 6:45 pm




El nombre de Helena sacudió los cimientos de la cabeza ligera del cazador si bien continuó inexpresivo, con la mirada clavada concentrada en el botellín de cerveza que sostenía entre sus dedos. Era inesperado que en aquel recoveco de Valtesi existiese una persona que supiese aquel nombre, un humano, nada más y nada menos. ¿Podían estar hablando de la misma mujer?
Elevó lentamente, escalando por la pared desnuda la mirada para hallar las espadas. Esa medida encajaba en las manos implacables y frías de la inmortal. Y en otras muchas mujeres.

-¿Puedo verlas? -Abandonó con un último trago la cerveza sobre uno de los muebles, desviando la atención sobre el herrero. No se molestó en ocultar su interés, el mismo que había tenido en vilo en la sombras turbulentas del azul de sus ojos todo el tiempo desde que entró en la herrería donde yacían inmóviles y relucientes las armas. Salvo que esta vez no solo aquellos filos mortíferos atraían su interés.
Cuando no parecía que iba a decir nada más, cuando el silencio flotaba entre ambos y los labios de Drako parecían completamente sellados, por fin, los separó para lanzar una cuestión a Zeughaunn:

-¿Qué le sucedio a tu Helena? -¿Era posible que se tratase de la misma vampiresa? Las casualidades no existían pero los hechos, la información verídica, hablaba más que las suposiciones en la cabeza de Portgas. ¿Cuántas posibilidades había? Todas. Ninguna. Y, de alguna forma, no deseaba revelar aún más de su Helena, si es que era diferente a la del herrero, por un mero motivo: para él no era la misma mujer que para el resto del mundo, probablemente. Para Drako era Della, la belleza venenosa e inmortal, un rostro más que se había quedado colgando en su memoria. Era normal tener cincelados sus rasgos en su cabeza: había sido un objetivo. Pero ahora convocaba a la vampiresa con otro matiz. Y eso era motivo de desconcierto.



Zeughaunn E. Schmeichel ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir





Della:


yaoming


I'd rather be your enemy :

Drako PortgasVigilante
avatar
Apodos : Mejor llámame Hunter.
Avatar : S.E.
Habilidad : Gracia felina. Danza de hojas.
F. Inscripción : 03/05/2015


Ver perfil de usuario
Vigilante

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Zeughaunn E. Schmeichel el Mar Jul 12, 2016 4:55 pm




Inexpresivo. ¿No era aquel el rostro de un hombre ensimismado, celoso de sus pensamientos? Él entendía. Zeughaunn comprendía. El siniestro era inexpresivo, cuidadoso en sus gestos, pero no significaba que estuviese vacío. Veía en sus ojos desfilar el caos de su mente, ideas confusas, recuerdos. Todo en un festival sin fin. Helena era igual. La recordaba así.

Observó los siguientes movimientos del siniestro como si esperara que en ellos se delataran sus pensamientos y a cambio encontró el interés en sus palabras. — Seguro — Accedió clavando su mirada en las espadas, cuyas hojas estaban resguardadas por sus respectivas vainas, ambas de cuero negro con detalles de plata en la y en la boca. El metal de las hojas daba la impresión de ser eterno, imperecedero, pues las superficies carecían de imperfección alguna, sin tallón ni marca del tiempo, salvo una palabra escrita en cada espada con caracteres que no parecían pertenecer a la lengua común. Dresde en la primera y Dragwlya en la segunda. Ambas empuñaduras eran modestas, únicamente llevaban grabadas el mismo escudo que su dueña llevaba en un brazalete, y formaban una misma pieza con las hojas de la espada. Eran, a sus ojos, una obra maestra que no estaba dispuesto a igualar. Las armas que había trabajado para los elfos eran similares en el filo, pero nunca iguales.

Botó el aire por la nariz con pesadez. Responder aquella pregunta con palabras sencillas, sin exponer más que lo necesario, era complicado. Se cruzó de brazos y se acomodó en su lugar, cambiando el apoyo de un pie a otro. —Lo arriesgó todo por un humano y, como muchos, terminó en Pandora. — Respondió escuetamente, sin pasar por alto el modo en que el siniestro había articulado la pregunta. — Pero no parece llevarlo mal. —  Añadió con un tono de voz ligeramente más desinteresado y natural.  — Según sé, lleva un negocio en el puerto. — Aunque no acertara con sus palabras, aquella información podía justificarse con el alcohol, pues la cerveza era lo único capaz de unir a dos extraños en camaradería. Eso o quizá, de equivocarse de mujer, serían ignoradas a causa del interés del siniestro para con las armas que le permitió observar.


Drako Portgas ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir



avatar
Apodos : Zeus
Avatar : Travis Fimmel
Habilidad : Rastreo superior
F. Inscripción : 20/04/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Drako Portgas el Dom Jul 17, 2016 8:07 pm




Las manos de Portgas anhelaban la frialdad de aquellas armas, sentir su peso en las palmas. Habia cierta impaciencia latiendo en su interior. Las sostuvo con cierta reverencia, no porque Helena Corso hubiese blandido alguna vez esas armas sino porque era capaz de reconocer la perfección ligera y manejable de aquellas hojas. Su mano parecía tosca y grande en aquella empuñadura creada para una más fina y delicada. Las manos de Della escondían una mortal gracia que casaba con aquellas espadas cuando Drako las desenvainó cautelosamente.

-¿Qué quieren decir?-Ni siquiera se dio cuenta de que el interrogante se había deslizado por sus labios cuando se percató, absorto, en los grabados que portaban majestuosamente las armas. Los conocimientos en lenguas de Hunter no eran demasiados, educado como un guerrero, los conocimientos más allá del campo de batalla y sus artes podían escapársele con más facilidad si bien podía cultivar en Heindel y su biblioteca lo que no podía moldear con acero... pero nada de lo que había visto antes se asemejaba a los carácteres ahí cincelados, quizá el herrero conocía su origen.
Della y aquellas espadas compartían el halo helado y fatal y el siniestro podía imaginar perfectamente la conjunción de aquellas armas en sus manos, formando una parte de ella como el alfanje y su equipamiento lo era de él. Peligrosa y mortal en su gracia y destreza. El alcohol demostró que había hecho mella en él solo por un motivo, más que suficiente: la visión de aquella mujer ante él, espadas en mano, atrapó sus pensamientos más tiempo del necesario, recreándose en la imagen hasta el punto de desear ver esa escena. Verla a ella. Apretó con fuerza los dedos en torno a una de las empuñaduras antes de abandonarla sobre la superficie de madera, intercambiándola por la cerveza como si quemase en su mano.

¿Por un humano?

Se negó ante eso, no con la mujer que él conocía... hasta que las especificaciones del herrero le llevaron a lo inevitable: hablaban de la misma persona, la misma Helena.

-Sospecho que frecuentamos la misma compañía, de vez en cuando. -No dejó traslucir su sorpresa mientras fijaba de nuevo la vista en Zeughaunn- No, no parece llevarlo mal. -Concordó con un lento asentimiento, vaciando con un último trago el botellín que dejó relegado al abandono.



Zeughaunn E. Schmeichel ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir

[/b]




Della:


yaoming


I'd rather be your enemy :

Drako PortgasVigilante
avatar
Apodos : Mejor llámame Hunter.
Avatar : S.E.
Habilidad : Gracia felina. Danza de hojas.
F. Inscripción : 03/05/2015


Ver perfil de usuario
Vigilante

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Zeughaunn E. Schmeichel el Mar Jul 26, 2016 1:13 pm




Es un nombre, según sé — Indicó tras agotar el contenido de la botella en un solo trago, intentando hacer memoria de la explicación que la inmortal le dio alguna vez. Lo poco que su falta de atención le permitía recordar era que la w se leía como u, así que pronto llegó una conclusión, antes de agotar los escasos segundos que se dio al colocar la botella vacía el algún sitio — Dragwlya se lee como Drăculea si no mal recuerdo. — Dijo como si aquello se tratara de un dato cualquiera e insignificante. Lo era para él, desde luego, cuando menos siendo consciente que aquellos grabados pertenecían al nombre por el que Helena debió responder hace siglos y que, por alguna situación desconocida por todos, no lo hizo… ¿Cuántas botellas llevaba?

Para ser un hombre poco acostumbrado a soltar información de buenas a primeras, le pareció que ya había dicho suficiente, que había saciado ya la curiosidad que sentía respecto al siniestro y que, por lo tanto, no había razón alguna para tenerlo aun como un enemigo en potencia. De modo que decidió esperar un poco más antes de ir por otra ronda y continuar con la conversación hasta desviarla a otra cosa. Tampoco iba a insistir en brindar una explicación que Drako no le pedía, no le iba a relatar la manera en que esas armas terminaron en su poder ni aunque lo hiciera. Cuando menos no compartiría toda la verdad.

Se encogió de hombros y volvió a recargarse en el mismo sitio, cambiando el apoyo de una pierna a otra. ― Desde luego, Pandora no es tan grande como parece y, ¿a quién más ha de pedirle armas si no es a mí? ― Eso sin mencionar que era ella quien le llevaba la cerveza que en ese momento bebían despreocupadamente, que comprendía que alguna vez se consideraron aliados y que si había algo por recordar, Zeughaunn lo sabía. Desde luego, de él no conseguía nada más que armas y al menos una docena de sus fastidiosos comentarios.


Drako Portgas ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir



avatar
Apodos : Zeus
Avatar : Travis Fimmel
Habilidad : Rastreo superior
F. Inscripción : 20/04/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Drako Portgas el Lun Ago 22, 2016 7:00 pm




¿Drăculea? Inmediatamente, la imagen del rostro femenino cincelado bajo las manos de una oscura perfección quedó superpuesto por las sombras de una identidad que no había tenido la consideración de conocer en persona. El regente de los vampiros. Aquella relación se instaló en su cabeza con la helada firmeza de un hierro frío uniéndolos. ¿Era posible? Las palabras en boca de aquel humano inconsciente mientras los pensamientos del rubio se tornaban cada vez más ligeros no expresaban ninguna gravedad ni auténtica seriedad, constataba tan despreocupada un hecho insignificante que el propio siniestro vaciló interiormente de su veracidad, de la rápida conexión que había labrado en su mente. En cualquier caso, sus labios no volvieron a moverse para formular más preguntas, no era necesario en realidad porque aquella información le parecía valiosa si bien carecía de interés para sus deberes, por ende no debería ahondar más en esas cuestiones pese a que ahora Della estuviese presente más fuerte ante él. Pero continuar no sería objetivo, no sería lo justo. No podía seguir dejándose envolver por aquello, cada vez más.

Bebió más cerveza.

-Hay muchos que, como tú, han decidido ganarse la vida dando forma a las armas que más adelante se las arrebatarán. -Su mirada voló de las armas que reposaban de nuevo al herrero- Y en Pandora las casualidades no son comunes. -Más no hizo más objeciones, apoyando su espalda en la pared desnuda en la que había tomado lugar ahora- Aunque he de reconocer que tras ver tus servicios, no es mera casualidad. -Neutralmente, el trabajo de Zeughaunn era bueno y el humano lo sabría como para que Drako no pudiese expresarlo en voz alta. No era ningún secreto y menos para alguien que sintiese algún tipo de interés por el metal bruñido. Había sido una observación sincera y sumamente despreocupada, de hecho su voz sonaba extrañamente tranquila, fluyendo más roncamente producto del alcohol raspando lenta e implacablemente su garganta.


Zeughaunn E. Schmeichel ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir

[/b]




Della:


yaoming


I'd rather be your enemy :

Drako PortgasVigilante
avatar
Apodos : Mejor llámame Hunter.
Avatar : S.E.
Habilidad : Gracia felina. Danza de hojas.
F. Inscripción : 03/05/2015


Ver perfil de usuario
Vigilante

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Zeughaunn E. Schmeichel el Lun Ago 29, 2016 4:25 pm




Era cuestión de estirar la mano para conseguirse otra botella y, ante esta facilidad, el herrero no se contuvo a nueva ronda que pretendía postergar más. Así pues, abandonó esa inútil resistencia y tomó una nueva porción de cerveza y la abrió en honor al nuevo tema de conversación que podía desembocar de las palabras del siniestro. Apuró el contenido, casi agotando media botella y se dio unos segundos antes de responder, encogiéndose de hombros como a quien no le importa ya nada.

Es verdad, no soy el único y en Pandora las casualidades no son comunes. Sin embargo, ella no compra mis armas por mis servicios ni por comodidad, sino porque la conozco. — No se refería a que conocía sus características más evidentes tras un poco de interacción, ni mucho menos al simple hecho de conocer su nombre. Zeughaunn la conocía mejor que ella misma y era precisamente por eso que ella había comenzado a frecuentarlo. — Por lo demás, es más probable que muera a manos de una mujer que por mis propias creaciones. — Añadió antes de darle un sorbo más a su bebida. Eso tampoco lo decía por decirlo. Más allá de aquella cicatriz que surcaba su rostro, el cuerpo del herrero aún se resentía por las heridas que la misma Kirgyakos había dejado en él, heridas que, si bien no le recriminaba, no pudo evitar maldecirla al momento de sufrirlas.


Drako Portgas ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir



avatar
Apodos : Zeus
Avatar : Travis Fimmel
Habilidad : Rastreo superior
F. Inscripción : 20/04/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Drako Portgas el Vie Sep 16, 2016 5:40 am




¿Quién podría osar pronunciar aquellas palabras de esa forma? Incluso el Portgas que había otorgado a su cuerpo unos grados fáciles de alcohol de más, recaía en la crudeza de regodearse en la afirmación de que conocía a Della. La misma mujer que ni siquiera se planteaba que nadie conociese su auténtico nombre. Pero un hombre que exponía sus armas y hacia que conservase su brillo no podía mentir.

-¿Cuánto? -Ni siquiera se había propuesto lanzar aquella pregunta entre ambos, solo salió despedida de entre sus labios húmedos por el rastro de cerveza. Se los secó con el dorso de su brazo, cada vez más evidente su postura de felino relajado, conservando la espalda apoyada contra aquella pared y sintiéndose cómodo entre aquellos filos y la complicidad envuelta en papel de lija que le ofrecía el herrero.
De nuevo los ojos de Drako volvieron a las heridas del rubio, asumiéndolas de manos de una bestia y pareciéndole normales en un paradero peligroso como era Pandora, sin embargo supuso que escondía algo más tras sus palabras.

-No te envidio. Las mujeres son más crueles. -Y ahí se atisbó, durante un breve parpadeo, como una de sus comisuras tironeó en una media sonrisa sesgada, una pequeña broma con sus dosis de realidad. Había visto el mundo hecho trizas por ambos sexos, discriminados únicamente por la raza a la que pertenecían y, aún así, hablando tan solo sus actos... y siempre tendía a haber algo más primitivo en manos del hombre que de la dama. Cortados por el mismo patrón, en realidad, allí no existía la debilidad que se le achacaba a una mujer como se decía fuera de esas tierras que se habían convertido en el purgatorio de todos por igual.
Aquellos pensamientos no impregnaron mucho tiempo la cabeza de Hunter, que se quedó mirando un punto fijo de la pared de enfrente con un gesto pensativo, moviendo apenas la mano en la sostenía el botellín, la cerveza bailando al son de aquel movimiento y lamiendo el vidrio.

-Por el camino llego un calderero, con una carga muy especial. Todo el pueblo salió a recibirle y todos le despidieron mal... -Entonó apenas aquella cancioncilla, aún sumergido en tiempos del pasado, abriéndose paso el tiempo atrás en sus recuerdos. Habia oído esa canción de niño, en las tabernas de Valtesi cuando... Frunció ligeramente el ceño, entrecerró los ojos en un par de rendijas hacia Zeughaunn- No recuerdo como sigue.



Zeughaunn E. Schmeichel ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir





Della:


yaoming


I'd rather be your enemy :

Drako PortgasVigilante
avatar
Apodos : Mejor llámame Hunter.
Avatar : S.E.
Habilidad : Gracia felina. Danza de hojas.
F. Inscripción : 03/05/2015


Ver perfil de usuario
Vigilante

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Zeughaunn E. Schmeichel el Lun Sep 19, 2016 8:58 pm




Hubo un profundo tras la pregunta de Drako. ¿Que cuánto la conocía? No lo suficiente, pero más que todos, incluyéndola a ella. No podía simplemente responder diciendo mucho o poco, tampoco podía decir si la información que sabía de ella era suficiente o no. Y no sólo eso. Zeughaunn se había atrevido a asegurar semejante cosa por la tranquilidad que le infundía el alcohol, por el juicio que comenzaba a nublársele no lo suficiente como para hacerlo ignorar su error una vez llevado a cabo.

Se encogió de hombros desinteresadamente, como si no se esforzara en realidad en buscar una respuesta apropiada para tan peligrosa pregunta. — Cuanto ella quiso. — Dijo al fin con aquel espíritu de quien asegura “Todas son iguales” y aceptando su terrible destino en torno al sexo opuesto. Ojalá Drako supiera que, en efecto, las mujeres son el peor de los males y ellos, los hombres, sus víctimas inmediatas.

A ti te ha salvado una, no puedes saber qué tan crueles son. — Replicó con el mismo ánimo que el siniestro. Sin embargo, Kirgyakos le había salvado el pellejo más de una vez en el mismo día y si estaba de pie en ese momento, era también a causa de ella. La diferencia estaba en lo ocurrido entre la muerte de Garwood y el día presente. Para él, las mujeres seguían siendo criaturas crueles, en especial la loba.

Vivir durante casi una década en Valtesi le sirvió para conocer las canciones que en el mundo exterior estarían extintas o lejos de ser consideradas en las tabernas. La enésima botella de cerveza que consumía en ese momento lo ayudó a entonar la segunda estrofa de la canción sin pena alguna. — Hicieron cola junto a su carro, ‘¿qué es lo que tienes de valor?’. Vemos que tienes ricas pieles. Además de calderero eres curtidor. — Después de ello, dio un buen trago a la botella para continuar con el estribillo — Tengo curtidas buenas pieles, ¿cuál de ellas queréis comprar? De los cuatro Rincones todas son. Soy un calderero curtidor…


Drako Portgas ◊ Valtesi ◊ Every man's elixir



avatar
Apodos : Zeus
Avatar : Travis Fimmel
Habilidad : Rastreo superior
F. Inscripción : 20/04/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: «Every man's elixir» Drako

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.