Últimos temas
Afiliados Hermanos
Afiliados de recursos/Directorios
Afiliados elite (36/55) [26/08/17]
Jurassic Park: The Walking FossilsElentarirpg No aceptamos Afiliaciones Normales

Be a hunter or be hunted? [Ryssa]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Be a hunter or be hunted? [Ryssa]

Mensaje por Ghünter L. Schröder el Dom Mar 20, 2016 4:20 pm

El cielo estaba gris y el aire pegajoso y maloliente. Últimamente el clima estaba teniendo un comportamiento extraño y los sacerdotes del círculo estaban muy pendientes de los posibles cambios que podían ocurrir a futuro, cambios que podían favorecernos como grupo o perjudicarnos. Aquella tarde, luego de varios días, yo y varios otros colegas atravesábamos un área boscosa. Estábamos de caza y no precisamente por deporte. Habíamos logrado dar con el último paradero de mi hermana que ya llevaba años prófuga y el de otros inadaptados que al parecer estaban con ella. Realmente me hacía ilusión encontrarla y no porque la extrañara, sino porque quería acabarla con mis propias manos. Tenía permiso para darle muerte y ya tenía muy bien pensado cómo lo haría… lenta y dolorosamente. “Queda poco para el anochecer, tenemos que salir a una zona libre de vegetación” dijo Cratos quien en esos instantes estaba trepado en un árbol -¿Y darle tiempo para que se siga moviendo?- le respondí deteniéndome a mirarlo con mala cara “Sé razonable, Robert. Si nos matan los lobos o los vampiros, no se completará la misión y sabes que no hay tantos cazadores” comentó Edward poniéndome una mano al hombro.

Era complicado hacerles entender lo que yo sentía con respecto a mi melliza, con quien desgraciadamente compartí nueve meses dentro del vientre de nuestra madre. Negué con la cabeza y miré a Caronte, él al menos podía ponerse en mis zapatos debido a su historia, conocía el deseo de la venganza “No lo sé, Robert… no dejas de tener razón en que podría escapar, pero este sitio no es seguro de noche. Ella no está cerca de nosotros, no la percibo y, por lo tanto, ni siquiera puedo aspirar a controlarla” dijo encogiéndose de hombros. “Deberíamos hacer caso de Cratos y Ed. Podemos acogernos en una posada cerca de aquí y reanudar esto mañana a primera hora” agregó y yo negué con la cabeza. -Vamos, como si nunca antes hubiésemos hecho actividades nocturnas en zonas de riesgo, somos cinco, tenemos energía suficiente como para protegernos con sombras, nos entrenaron para esto, ¿qué les pasa?- los miré a cada uno sin ocultar en absoluto la molestia. -¿Y dónde demonios está Isaac?- pregunté luego al no encontrarlo. “Se quedó un poco más atrás, está haciendo un barrido espiritual...” responde Edward encogiéndose de hombros.

Amdahl (el apellido de Isaac) es de los sujetos raros, es como un satélite, jamás está completamente integrado al grupo, en ocasiones pareciera estar realmente fusionado con el mundo espiritual pues jamás lo ves irse o venir. Me apoyé en un árbol y me crucé de brazos, dejando caer mi cabeza hacia atrás y cerrando los ojos, al tiempo que soltaba un largo suspiro -Ustedes pueden irse a descansar, me importa un soberano cuerno lo peligroso que sea este sitio, no voy a darle un descanso a esa maldita rata, no voy a darle tiempo de hacerse de más aliados, porque es lo que está haciendo, la conozco- me mordí el labio por dentro y luego volví a mirarlos sin moverme de donde me encontraba ahora. -No voy a morir, no está previsto, los viejos no nos hicieron ninguna advertencia y eso significa que no es tan terrible lo que pueda llegar a suceder si algo se me cruza en el camino. si ustedes tienen miedo, bien, retírense. Nos veremos en el cementerio al alba- chasqueé la lengua y me aparté del árbol para empezar a caminar y seguir el trazado que ya habíamos planificado previamente a base de mapas.

“Robert, Robert, detente” dijo Edward y sentí sus pasos detrás de mí “No seas idiota, estás dejando que las emociones te cieguen, no estás siendo objetivo” se cruzó en mi camino y me miró fijo. -Por favor, Müller, ¿acaso sabes lo que es esto?, ¿sabes lo que significan treinta años de burla? Esa basura ha humillado el apellido que llevo y aunque el círculo no lo manifieste, están avergonzados, porque les fallamos, no fuimos capaces de retenerla y ahora nuestra magia oscura tiene un condenado punto blanco. Cuando alguien te traicione y te haga daño, ahí puedes hablarme de “estar ciego a causa de las emociones”. Tú has crecido en cuna de oro, tu vida ha sido perfecta de principio a fin, no sabes lo que es estar hecho añicos- lo aparté empujándolo a un lado y continué. Lo escuché hablarme otra vez, pero la voz de Isaac lo hizo callar con un “Déjalo, no vas a hacerlo entrar en razón. Va a estar bien”.

Me perdí entre la vegetación y me interné cada vez más siguiendo señales, ignorando que cada vez me quedaba con menos luz, podía ver en la oscuridad y en caso de que la espesura fuese demasiada, podía crear luz con fuego. Me detuve en un claro y alcé la vista al cielo, estaba totalmente cubierto, las nubes densas hacían que la atmósfera mantuviera ese aire viciado, húmedo y un tanto incómodo. Me senté en un tronco viejo de un árbol caído y saqué la pequeña petaca de whisky del bolsillo de mi pantalón, tomé un sorbo pequeño y me aclaré la garganta. Cerré los ojos y me dediqué a sentir el bosque, sus energías y fluctuaciones, ella estaba allí escondida, estaba seguro de eso y, si no podía captuarla, al menos iba a tratar de causarle algún daño a la distancia.

Se escuchaba el ruido de las criaturas nocturnas, aves, uno que otro ciervo escurridizo, zorros. Corría una leve brisa que remecía las copas de los árboles con suavidad. Algunas hojas volaban, caían algunas ramas pequeñas y por momentos la mezcla de sonido creaba otros que se asemejaban a suaves cánticos naturales, pasos y lo que fuese que la imaginación fuera capaz de inventar. Esa claro que más de algo me estaba asechando, demasiado tentador como para no ser observado y estudiado, pero no sentía miedo y estaba preparado para prácticamente todo… al menos para salir vivo.



Ghünter Leberetch Schröder
avatar
Avatar : Robert Downey Jr.
Habilidad : Visión de Merlín, Ilusiones de Sombras
F. Inscripción : 09/07/2015


Ver perfil de usuario http://regiatenebrae.tumblr.com/
Erudito

Volver arriba Ir abajo

Re: Be a hunter or be hunted? [Ryssa]

Mensaje por Ryssa A. Kirgyakos el Miér Abr 06, 2016 4:33 am

Otra pelea. Y orgullosamente, Ryssa Kirgyakos podía declarar que no estaba implicada. Por encima de su hombro, echó un vistazo al par de licántropos que esgrimían sus puños antes de que la influencia de la luna y el calor de su sangre les azuzase y liberasen a las bestias. Donde antes había puños, ahora atacaban violentamente unas zarpas mientras los insultos que se dedicaban se habían tornado rugidos, a juego con el chisporroteo violento de las llamas que crepitaban en la fogata cercana. Los lobos se enfrentaban entre ellos, cercándose, dejando la huella de sus dientes y tiñendo su pelaje con el escarlata de la sangre. Mientras, el motivo de la gresca, sonreía con excitación animal. Una mujer. Ryssa suponía que debía ser un buen ejemplar de hembra para ellos, con su melena flamígera y sus anchas caderas, digna para dar a luz unos feroces cachorros... aunque más que eso, tenía que ver con la forma en la que había mostrado su pronunciado escote y provocado a los machos. Y allí todos sabían que se erigía con el premio el vencedor, así que solo el más fuerte la llevaría a su tienda.

-Mi presa de la cacería por Uther. -Apostó la griega, rompiendo el momentáneo silencio que se había formado entre los lobos con los que compartía la luz del fuego. Señaló con un gesto de cabeza al licántropo color tierra que peleaba contra el más oscuro. Las carcajadas feroces de su alfa, más parecidas a ladridos potentes,  llegó a sus oídos.

-Mala apuesta, cachorra. Sospecho que has decidido ponerte a dieta, ¿verdad? -Dijo Quick burlón y levantó su jarra cargada de cerveza, aceptando. El beta, sentado junto a un par más, solo sacudió la cabeza en una silenciosa reprobación pero ni siquiera él concedió intimidad a la pelea. La mayoría lo había convertido en su espectáculo, el cual cerró el telón cuando por fin, tras algo más de hora y media, Uther cayó. Ryssa lanzó una maldición a los cielos, tirando su cerveza con brusquedad al suelo. ¡Había perdido un excelente ciervo que saciaría el agujero negro que tenía por estómago! Quick aulló, divertido, sabiéndose tan victorioso como el lobo que se había coronado, regresando a su forma humana para arrastrar a la hembra pelirroja con brusquedad y entre jadeos hacia el refugio del bosque. Malhumorada, a sabiendas de que al día siguiente no se daría su prometido festín, le dedicó un gruñido bajo al alfa y se levantó para supurar la pérdida de su comida, asestándole de camino una patada al cuerpo humano de Uther que ahora yacía sobre la hierba. Y el cabrón ni se inmutó, ¡estaba roncando! ¡Roncando! No le quedó más remedio que reír entre dientes, sacudiendo la cabeza mientras seguía su camino. Pasó entre las tiendas y carromatos apostados, esquivando las hogueras encendidas por los suyos, usando las sombras para  no ser vista en su propósito por alejarse. Ser capaz de reírse no equivalía a que el humor brutal de la griega hubiese mejorado. Eso no significaba nada para ella. Se internó por el bosque oscuro que le dio la bienvenida salvaje de un terreno inviolable. Y ahí fue cuando lo percibió. Frunció pronunciadamente el ceño mientras frenaba, olisqueando a su alrededor. Ese olor... no pertenecía a ninguno de ellos, ni siquiera tenía la impronta canina de los de su raza. ¿Uno de los esclavos?  No apostaría porque los que mantenía encerrados Garwood hubiesen conseguido darse la fuga hasta allí y no estaba lo suficientemente cerca de los caminos como para ser los visitantes habituales. Arrugó la nariz y, cuidando de que sus pasos no sonasen y fuese como cuando caminaba a cuatro patas y con las almohadillas, se encaminó hacia la fuente del aroma, cercando a su presa... hasta que halló una silueta recortada bajo la luz de la luna ya. Entornó los ojos, aguzando la vista desde su posición fuera del claro, oculta entre la vegetación... pero no vio ninguna marca por encima de las ropas, igual la oscuridad se la ocultaba. Pero percibió algo nuevo. Magia.

-No deberías estar aquí. -Dijo lentamente la loba, en un canturreo grave y rasgado, dicho entre dientes. Fue una cantarina advertencia. Había seres mucho más peligrosos que ella allí. O quizá solo más fuertes. Nunca se debería dudar que una mujer como Ryssa acabando de perder una apuesta podía ser algo más que simplemente peligrosa.
Se movió entre las sombas, su silueta apareciendo en el claro pero manteniéndose en el borde del refugio de la oscuridad, sin salir ante la luz que veneraba mientras sus ojos azules seguían clavados en el brujo. Tanteó a su alrededor, tan solo vigilándole y examinándole con feroz curiosidad.

-Tu identidad. -Exigió cual guardiana- Ahora.




Imagen del cartel de "Se busca" de Ryssa/Boceto Van Helsing/Woman and wolf:






Items misiones:


¿QUIÉN ES ESE HOMBREEE, QUE ME MIRA Y ME DESNUDA? UNA FIERA INQUIETA QUE ME DA MIL VUELTAS Y ME HACE SENTIIIR MUJEEER:
avatar
Apodos : Ryssa Artemisa Kirgyakos.
Avatar : Megan Fox.
Habilidad : Resistencia a la plata y rastreo superior.
F. Inscripción : 12/04/2015


Ver perfil de usuario
Alpha

Volver arriba Ir abajo

Re: Be a hunter or be hunted? [Ryssa]

Mensaje por Ghünter L. Schröder el Sáb Abr 16, 2016 12:28 am

Por supuesto, ¿es que acaso iba a estar equivocado? Agaché la cabeza y cerré los ojos, sonriendo por unos segundos para luego reír despacio -¿De qué te serviría saberlo?- pregunté sin moverme de donde estaba, sin siquiera girarme para buscar la fuente de esa voz inquisidora que a cualquier otro le habría hecho relajar todos los esfínteres. Y no había que ser un genio para suponer que lo que me había hablado no era más que la la forma humana de un licántropo, ¿qué otra cosa más podía encontrar en Arcadia a la mitad de un claro de bosque? Por supuesto que un elfo no y mucho menos a un atlante. -No necesitas saber mi nombre y seguro ya sabes de mi naturaleza, ¿no te basta con eso?- levanté la cabeza y di una mirada fugaz a mi alrededor -Además, ¿de qué vale si de vuelta no me dirás tu nombre?- pregunté asumiendo que eso podría ser de esa manera. Por supuesto que mi presencia allí iba a alarmarlos o al menos a molestarlos, sobre todo porque mi propia esencia incomodaba a criaturas como estas.

Me levanté y guardé las manos en mis bolsillos para después caminar en el límite del claro y el bosque. Pocas veces he tenido la oportunidad de toparme con licántropos, principalmente porque Arcadia no es un paradero frecuente para mí, allí no hay demasiadas cosas de mi interés. Actualmente lo único que me ligaba a este pueblo era el hecho de que mi hermana estuviese por aquí ocultándose como una vil rata. -Me pregunto si… a cambio de mi nombre, tú podrías darme información respecto de alguien de naturaleza similar a la mía. El que me lo digas no los afecta a ustedes, si es que tienes algún reparo. Estaría grandemente agradecido si accedieras… incluso puedes pedirme algo más a cambio si gustas- dije a medida que avanzaba, poniendo total atención a mi alrededor en caso de que ella saliera de donde sea que estuviera escondida. -Estoy dispuesto a negociar- finalicé manteniéndome luego en completo silencio y caminando hacia el centro del claro. Me esperaba cualquier respuesta… desde que accediera a que rechazara, que se mantuviera en completo silencio o que profiriera alguna amenaza con la intención de que yo abandonara inmediatamente el bosque.

Suponía que a esas alturas, el resto de los muchachos ya estaba en algún sitio seguro, esperando al amanecer para continuar con la búsqueda. Era probable que Isaac no estuviese dormido, sino que sumamente atento a cualquier cosa referente a lo que me podía estar pasando solo para poder intervenir en caso de ser necesario. Por mi parte yo no estaba preocupado, de haber querido, la loba que permanecía oculta ya me habría atacado, pudo haberse lanzado sobre mí desde atrás, no obstante prefirió preguntar que quién demonios soy y darme tiempo para ponerme a la defensiva. Así que había dos opciones… o ella confiaba demasiado en sus capacidades y en la relación fuerza/tamaño respecto de mí (para atacarme cuando le diera la gana) o sus intenciones eran mucho más civilizadas.

Por supuesto que no le iba a soltar mi nombre o cualquier información extra respecto a mí si ella no accedía a responderme y eso no por temor a revelar mi identidad, ese detalle me preocupaba muy poco, de otra manera no sería docente. Solo quería asegurarme de tener una moneda de cambio. A ella no le servía de nada conocer mi nombre, yo no figuraba en listas de gente buscada, mi reputación era aparentemente intachable, solo unos pocos me conocían fuera del aspecto académico y es que así debía ser... cada quien con sus secretos.



Ghünter Leberetch Schröder
avatar
Avatar : Robert Downey Jr.
Habilidad : Visión de Merlín, Ilusiones de Sombras
F. Inscripción : 09/07/2015


Ver perfil de usuario http://regiatenebrae.tumblr.com/
Erudito

Volver arriba Ir abajo

Re: Be a hunter or be hunted? [Ryssa]

Mensaje por Ryssa A. Kirgyakos el Mar Mayo 03, 2016 5:37 pm

La lenta y profunda risa del hombre llegó a sus oídos. Ninguno de los desventurados que había terminado entre los parajes salvajes de Arcadia había tenido jamás una risa así. Sabía perfectamente donde estaba y la clase de criaturas que podían cruzarse en su camino allí.

-En Pandora sois todos demasiado románticos. -Musitó más para si misma que para los oídos del brujo, chasqueando la lengua. Un nombre lo era todo más no se refería a eso cuando exigió su identidad. Lo que Ryssa quería era un rango, una posición, unas intenciones. No necesitaba saber como denominar al castaño por un motivo muy simple: ella nunca usaba nombres hasta que su dueño no se coronaba con tal honor. Era una muestra de respeto conocerlo y utilizarlo, la señal contundente de quien creías que era en realidad, su auténtica naturaleza. Por eso Ryssa era Ryssa y no el eco humano que fue antes de llegar a Pandora, por eso se aseguraba de que los carteles de "Se busca" mantuviesen la fidelidad de como se auto bautizó cuando se proclamó a si misma como bestia libre. Pero mientras ella se había empeñado en correr de boca en boca, muchos se escudaban en el anonimato. Fugazmente, Perséfone pasó por su cabeza ante aquel pensamiento. Nunca sabría la beta, ni tampoco querría descubrir, que parte de su panteón griego en vida respondía ante un Helena.

Con la mirada siguió los movimientos del brujo y a la par que en su avance, ella recostó su espalda en un pesado y grueso tronco de un árbol, refugiándose aún más en la oscuridad que proporcionaba las ramas que se entrelazaban impidiendo el paso de la luz mortecina. Aún no había decidido que opinaba respecto a él, si quería que fuese la sustitución de su apuesta perdida y el foco de su irritación estúpida por ir a favor del lobo perdedor o si ni siquiera llamaba ahora su atención la presencia de un desconocido que, con magia o sin ella, creía que tenía las horas contadas si permanecía allí mucho más tiempo completamente solo. Todos conocían el cuento de Caperucita, ¿verdad? A ese mago no le hacía falta vestir de rojo para ser provocativo ante el apetito de las bestias, más aún porque no prometía ser una presa aburrida. Y entonces volvió a hablar, reclamando la completa atención de la morena. Consciente o no, aquel hombre acababa de responder a la pregunta de la loba. Buscaba a alguien. Una carcajada, similar a un rugido ronco, resonó entre la vegetación.

-¿Estás jugando al gato y al ratón? -Vislumbró con los ojos estrechados en rendijas azules el rostro maduro del brujo, el cabello oscuro en la penumbra del bosque. Aquellas facciones casaban con ese acuerdo tan civilizado, la manera de negociar de una mente demasiado racional para su gusto y sin embargo, fue inevitable que la mantuviese con la curiosidad en el sitio. Más uno, mago. Cobraba más emoción su presencia allí- Tendrás que ser más específico, brujo. Quizá ese alguien fue la cena de hace varias lunas. -No escondió su interés, ¿por qué? Aquel tipo de historias prometían más que un intercambio de probables insultos que, por muy creativos que pudiesen ser, aquella noche no eran de la apetito de la mujer. Ya venía caliente del campamento, lo que quería era distracción y ese hombre gritaba que podría servirle a los cuatro vientos, lo supiese o no. Y para más que para eso. Ryssa cobró repentina conciencia de que estaba ante un mago, ante una oportunidad de negocio. Información por información. Abandonó la discreción, si es que alguna vez pecó de ella y relegando su ademán de depredador en la oscuridad, avanzó hacia el círculo de luz que se componía en aquel claro, dejándose ver mientras una sonrisa socarrona y descarada surgiendo en sus labios- Pero no deseo tu nombre. Aún. -No lo descartaba, según acabase la noche, si quizá volvían a cruzarse- Pero hay algo que si me interesa y de lo que probablemente sepas.




Imagen del cartel de "Se busca" de Ryssa/Boceto Van Helsing/Woman and wolf:






Items misiones:


¿QUIÉN ES ESE HOMBREEE, QUE ME MIRA Y ME DESNUDA? UNA FIERA INQUIETA QUE ME DA MIL VUELTAS Y ME HACE SENTIIIR MUJEEER:
avatar
Apodos : Ryssa Artemisa Kirgyakos.
Avatar : Megan Fox.
Habilidad : Resistencia a la plata y rastreo superior.
F. Inscripción : 12/04/2015


Ver perfil de usuario
Alpha

Volver arriba Ir abajo

Re: Be a hunter or be hunted? [Ryssa]

Mensaje por Ghünter L. Schröder el Vie Mayo 13, 2016 11:28 pm

La escuché y no pude soltar una risita suave, casi divertida a causa de sus palabras, ¿Annabelle convertida en comida? Por supuesto que no, seguía tan viva como siempre y era lo suficientemente inteligente como para no dejarse comer. En lugar de eso, podía negociar y poner a cuanto ser que se le cruzada de su lado. Su encanto de víbora y esa capacidad de manipulación innata seguía corriendo por su sangre, así como lo hacía por la mía. Negué con la cabeza y continué caminando por unos instantes, luego me detuve y alcé una ceja por sus últimas palabras, ¿eso quería decir que estaba dispuesta a cooperar a cambio de información también? La vi aproximarse y la miré de arriba a abajo sin disimulo alguno, no me esperaba una silueta como esa. Sonreí levemente y clavé mis ojos en los de ella.

-Busco a un bruja… muy seguramente iba acompañada. de otros de la misma especie. Castaña, de estatura similar a la mía. Lleva años moviéndose por Pandora, pudo haber pasado por aquí en más de una ocasión. Emana magia blanca, por lo que puede parecer muy amigable de buenas a primeras- informé antes de preguntar lo que ella quería saber. Si podía darme entonces un vestigio de algo útil, entonces yo podría, tal vez y solo tal vez, devolverle la mano. Jamás había negociado con uno de los de su clase, jamás los había creído lo suficientemente civilizados como para darles una oportunidad. Sin embargo, esta parecía tener un poco más de cerebro, daba esa impresión, pero, ‘aunque la mona se vista de seda, mona queda’, mas debía darle una oportunidad, uno siempre puede cambiar de opinión… al menos con respecto a la mayoría de las razas, dejando fuera de esa consideración a los apestosos humanos.

Ladeé la cabeza y di un paso hacia ella -Ahora, ¿qué es eso que te interesa y por qué cabe la posibilidad de que yo lo sepa?- pregunté ladeando la cabeza y manteniendo mi mirada fija en esos orbes azules que seguramente destellaban encantadora y peligrosamente cuando les llegaba la luz del sol o la luz de la luna. Me intrigaba lo que ella pudiera necesitar, lo mío era conocimiento sobre la magia oscura y todo lo relacionado con el mundo de las sombras, desde las criaturas del mundo físico hasta los espectros, ¿qué de eso podía servirle a ella? Aunque por supuesto, sabía de otras cosas más básicas, no relacionadas con la magia… cultura general y esas cosas.

Debía enfocarme en no pasar allí demasiado tiempo, al final era ventaja a favor de Annabelle. Ella seguía moviéndose por las noches, no perdía ni un solo segundo y si no lograba capturarla, al menos quería hacerle daño, por mínimo que fuera, pero algo, para que no se le olvidara que sus días estaban contados y que su vida terminaría en mis manos.



Ghünter Leberetch Schröder
avatar
Avatar : Robert Downey Jr.
Habilidad : Visión de Merlín, Ilusiones de Sombras
F. Inscripción : 09/07/2015


Ver perfil de usuario http://regiatenebrae.tumblr.com/
Erudito

Volver arriba Ir abajo

Re: Be a hunter or be hunted? [Ryssa]

Mensaje por Ryssa A. Kirgyakos el Dom Mayo 22, 2016 7:07 am

El zafiro de la mirada de la griega enfocó más allá de la silueta del brujo, por encima de su hombro. Hizo el esfuerzo de rescatar de su memoria la descripción que él le había brindado pero sus andanzas en Arcadia no la alejaban jamás demasiado de su manada, por lo mismo, tampoco dejaba lugar a invitados de la calaña del hombre que tenía frente a ella. Él lo sabría tan bien como Ryssa: los lobos no eran la raza con la acogida más amorosa a los extranjeros de otras regiones... aunque ella siempre defendió a capa y espada que, diablos, dejarlos participar en la cacería era parte de una bonita y saludable costumbre para que se sintiesen integrados. Aunque fuesen como presas. La mayoría de ellos eran demasiado sensibles para apreciar el gesto.
Entonces, mientras mantenía los labios firmemente sellados, la idea asaltó su mente. Quizá ella no, pero conocía las personas que podrían confirmar el paso de aquella mujer por sus tierras.

-Yo carezco de esa información... -Admitió, encogiéndose de hombros con obvia despreocupación- pero sospecho que puedo llevarte ante los que si pueden darte una respuesta. -Y entonces una sonrisa se abrió paso por su rostro, el marfil de sus dientes más visibles en la oscuridad, como una bestia que expusiese divertida su armas más poderosas, buscando descolocarle antes de pronunciar las siguientes palabras como quien lanza al ruedo un desafío:

-Si es que te atreves a acompañarme, brujo. -Podía temer que ella le engañase, pero ya sabía que quería algo de él... pero en Pandora confiar a veces, sencillamente, era firmar una sentencia de muerte. Aún así, no era como si aquel hombre fuese un niño desprotegido. A su alrededor, crepitando y vibrando con vida propia, la presencia de la oscuridad de su magia le convertían en alguien a quien un animal con instinto de supervivencia se plantearía seriamente si cernirse sobre él. A Ryssa le repelía en la misma medida que le atraía. Ondeaba una bandera sobre él que decía: "Cázame, voy a doler". La clase de juegos que a ella, particularmente, le gustaban. No había auténtica emoción si no corrías un auténtico riesgo por conseguir algo. De cualquier manera, se habría mantenido alejada de él probablemente si no hubiese lanzado un anzuelo lo supiese él no, si no fuese un brujo, si no pudiese ofrecerle nada. Pero podía hacerlo.

Él avanzó, ella se quedó en su sitio, sin apartar los ojos de los suyos, sin que sus sentidos abandonasen la vigía que había puesto sobre el mago oscuro.

-No cabe la posibilidad, lo sabrás. -Le corrigió, la sonrisa que ahora curvaba sus labios mucho más sutil, chispeando en sus ojos. Lo suponía porque ante ella había un hombre y no un chiquillo al que la experiencia aún no había dejado huella en su rostro. El moreno tenía el porte de uno de esos caballeros que rezumaban esa elegancia que otorga los años y el conocimiento. Es lo que a la loba le había hecho suponer que tendría idea del objeto de su interés. Todos los magos a los que había logrado consultar tras un ferviente debate entre cuanto cobrarían y encuentros y desencuentros, nadie le había podido dar auténtica información, más allá de eso, incluso aquel hombre quizá estuviese interesado en comprarlo el mismo. A Ryssa eso le era indiferente- Quizá hayas oído hablar del incidente, quizá no. Hace varias lunas llenas, alrededor de tres... pasó por aquí una caravana que salvaguardaba un volumen harto interesante para los de tu raza, me temo. -La burla restalló en sus palabras y poco le importó que él llegase a la conclusión después de quienes habían robado el libro- Varios magos han tratado de tasarlo, pero dudo que realmente supiesen lo que hacían. Sé que contiene algún valor por la guardia que había en la caravana de los vuestros y, al margen, han intentando arrebatárnoslo. Muy estúpido, estamos abiertos al negocio. -Aparte, Perséfone misma lo había visto y había dicho más o menos a cuanto podían venderlo en el mercado negro... pero aún así, ninguno de ellos había podido atinar a decir lo que escondía el libro. Ryssa no reconocía ninguna de las runas escritas entre sus páginas y había detestado abrirlo. Irradiaba una magia que había logrado erizar su nuca y hacer que le recorriese un escalofrío por su espalda aunque, a su vez, había sentido la atracción oscura que emanaba. Por eso lo había alejado de ella, por eso no permitía que nadie más lo tocase. Pero sabía que no debía estar en unas manos ajenas a saber lo que significaba. Pero, dado los quebraderos de cabeza que les había traído, prefería sacar una buena suma por él que desprenderse de él sin más- A cambio de la información sobre ese libro y su precio, conseguiré algo que te ayude en tu búsqueda. -Ese era el trato, podía tomarlo o dejarlo. Y, sin más, se volteó hacia el círculo de oscuridad que rodeaba el claro iluminado. Si la seguía, ambos conseguirían algo, si no... bueno, tomaría otra decisión y su encuentro se quedaría ahí.




Imagen del cartel de "Se busca" de Ryssa/Boceto Van Helsing/Woman and wolf:






Items misiones:


¿QUIÉN ES ESE HOMBREEE, QUE ME MIRA Y ME DESNUDA? UNA FIERA INQUIETA QUE ME DA MIL VUELTAS Y ME HACE SENTIIIR MUJEEER:
avatar
Apodos : Ryssa Artemisa Kirgyakos.
Avatar : Megan Fox.
Habilidad : Resistencia a la plata y rastreo superior.
F. Inscripción : 12/04/2015


Ver perfil de usuario
Alpha

Volver arriba Ir abajo

Re: Be a hunter or be hunted? [Ryssa]

Mensaje por Ghünter L. Schröder el Dom Mayo 29, 2016 1:16 am

Tentador, por decir lo menos. Al parecer Annabelle se protegía a sí misma tratando de ser lo menos visible posible solo en caso de que alguien pudiera memorizarla de pies a cabeza para luego entregarla a quien fuese que preguntara por ella. ¿Y quiénes serían esos sujetos que supuestamente sabían algo sobre mi detestable melliza? Alcé una ceja con interés, aunque analizando mis posibilidades, ¿cuánto arriesgaba si accedía a ir con ella allá donde fuese que se encontraran esos sujetos? Como fuese y lo que fuese, valía la pena. Mantuve mis ojos aún fijos en los de la loba, ahora escuchando lo segundo, lo que serviría como moneda de cambio, eso que yo supuestamente sé o sabré.

Hice memoria, ¿qué estaba haciendo yo hace tres lunas atrás? No recordaba y ese incidente de momento no me sonaba en absoluto, pero podía ser que en algún momento pasara desde mi subconsciente a mi yo consciente, era cuestión de tiempo. Como fuera, podía ayudarla, los libros eran lo mío y hasta ese momento de mi vida había tratado con toda clase de textos… desde los más comunes y corrientes, hasta los más peligrosos, esos que deben manipularse necesariamente con magia y sumo cuidado por la cantidad de protección que poseen solo en caso de que cayeran en manos equivocadas e inexpertas. Debía ser bastante importante según lo que ella decía y eso no hacía más que despertar mi curiosidad, quién sabe si pronto logro hacerme con ese libro. Ella dijo que estaban dispuestos a negociar por él y yo soy muy bueno en esa clase de cosas.

La seguí solo con la mirada mientras ella se alejaba. Seguía sopesando opciones, pros y contras, costo versus beneficio. Torcí una mueca y me encogí de hombros, ¿qué más daba? Di un paso y luego otro hasta que pronto me vi envuelto por espesura del bosque, haciendo parecer que el claro en el que habíamos estado no era más que una ilusión de esperanza entre tanta oscuridad. Mis sentidos se agudizaron dentro de mis capacidades, mi campo de energía personal era sensible a las variaciones a casi todas y aunque mis ojos no podían ver demasiado bien, no me preocupaba porque confiaba en que nada me pasaría sin que yo no lo presintiera, aunque fuese por unos segundos antes. Por supuesto que me sentía acechado y observado, mi presencia allí no pasaba desapercibida por mi propia naturaleza. Estaba seguro de que la mayoría de las criaturas que allí vivían se sentían sumamente disgustadas por el hecho de que un mago de mi clase merodeara por el bosque como quien se pasea por un parque a media tarde. No obstante yo ya estaba acostumbrado y no me afectaba en absoluto el rechazo… yo estaba por sobre eso, intelectual y espiritualmente.

Quería ser optimista y confiar en que realmente la loba había sido sincera y que no me había tendido alguna clase de trampa para llevarme a un punto donde el resto de su manada pudiera atacarme para convertirme en su cena. De todas formas, de ser ese el caso, ya me las ingeniaría para poder escapar. A medida que avanzábamos trataba de hacer memoria respecto de incidentes en los que algún libro hubiese estado involucrado, mas nada acudía a mi memoria, ¿tan desinformado estaba? -¿Y para qué lo robaron? ¿Solo para poder venderlo y hacerse de dinero?- pregunté pese a que la respuesta parecía bastante obvia a juzgar por lo que ella había dicho. Deseaba conocer el valor y dudo mucho que fuese para valorarlo y cuidarlo, los lobos no son precisamente criaturas que se dediquen a leer.



Ghünter Leberetch Schröder
avatar
Avatar : Robert Downey Jr.
Habilidad : Visión de Merlín, Ilusiones de Sombras
F. Inscripción : 09/07/2015


Ver perfil de usuario http://regiatenebrae.tumblr.com/
Erudito

Volver arriba Ir abajo

Re: Be a hunter or be hunted? [Ryssa]

Mensaje por Ryssa A. Kirgyakos el Dom Ago 28, 2016 5:44 pm

No necesitó mirar sobre su hombro ni girar la cabeza para saber que el mago oscuro seguía sus pasos. La sutil curva de una sonrisa se apoderó de sus labios, congraciándose con él en el momento en el que puso un pie delante del otro para seguir al lobo feroz a través del bosque enmarañado y salvaje. Sí, en vez de caperuza roja aquel hombre tenía un manto de magia negra como el ala de un cuervo cubriéndole, lo cual era muchísimo más útil, pero seguía requiriendo cierto valor otorgarle el voto de la duda a un desconocido en Pandora. O confiaba mucho en sus habilidad o era un entretenido necio. Ryssa se inclinaba ante lo primero, lo cual ya la ponía en sobreaviso ante él. Bueno, y encontrarle deambulando por allí. La locura debía haber hecho mella en ese tipo, más ella no lo juzgaría.
Se abrió paso entre las ramas asfixiantes que habían cobijado los alrededores del claro, sus pies descalzos apenas hacían sonido sobre las tierras que estaban acostumbradas a acoger a criaturas como ella. Los troncos desnudos componían un entramado de sombras gracias a la porción de luna que coronaba el cielo. Si bien los oídos de Ryssa atendían a las cuestion que dejó caer el brujo, sus ojos vigilaban audazmente cada sombra en su camino. Una guardia baja no tenía perdón... al menos no cuando no deseaba ser sorprendida. Habitualmente sería un auténtico placer pero ahora tenía un destino y un acompañante, planes para sus arcas y bolsillos.

-¿Por qué no? -Se limitó a cuestionarse, tomándose la licencia de encogerse despreocupadamente de hombros como si no hubiese mejor razonamiento que el que expresaba- El paso por nuestro territorio significa correr un riesgo. La apuesta puede salir bien o fatal. Tus compañeros no tuvieron a la suerte de su lado. Esa si es una dama escurridiza. -¿Por qué la manada decidió cernirse sobre los mortales bendecidos con el poder sobrenatural? Aburrimiento, casualidad, posesividad, porque eran territoriales... había muchas excusas y todas ellas válidas. Era su método de supervivencia, eran bandidos. Una coincidencia que llevasen una carga como aquella con ellos y que acabase en manos de los licántropos. Ellos no buscaban tratos con artes que no podían controlar, querían algo más primitivo. Emoción, dinero, adrenalina, diversión, presas.

Frenó ante el sonido del caudal del río cercano, tomándolo como una atenta señal para virar en la dirección opuesta por la que hacía solo unos minutos había ido hacia el mago. Lo alejó de su campamento y de su manada a sabiendas de la clase de recibimiento que le darían de saberle tan próximo. Pero, sorprendentemente, aquella era una noche para los negocios, no para el placer. O la muerte. Por suerte, no había necesidad de elegir un bando a pesar de que la clase de enfrentamiento que podría dar el castaño sería digno de apreciar. Una lástima, incluso barajando la posibilidad de que su magia pudiese causar estragos dolorosos, la griega casi sentía curiosidad. Casi.

-Realmente no teníamos conocimiento del volumen. Solo nos dedicamos a eso: inspeccionar lo ajeno, quedárnoslo o buscarle un nuevo dueño. -Acabó diciendo, sin ápice de culpabilidad y, realmente, podía hablar orgullosa. Solo era otra forma de vida.
Se dirigió río arriba hasta que se distinguieron la forma de varios carromatos de vivos colores, cercanos a las aguas. El humo de sus hogueras ascendían sabiéndose seguros en aquellos bosques, habiendo firmado una alianza peligrosa pero firme con los hijos de la luna. Los gitanos habitaban como huéspedes rebeldes e independientes en las tierras de Licaón. Encerrados en sus costumbres, con su mágica intuición, los humanos más libres que Ryssa había visto jamás. Por eso le gustaban. Los conocía, había dormido en sus tiendas y bajo su amparo, disfrutado de su labia cerca del fuego y compartido su comida con ellos. Había vivido entre sus costumbres, haciéndolas propias. Silbó, haciendo conocer su llegada.

-Si alguien ha visto a esa bruja, si ha estado aquí, ellos lo sabrán. -Afirmó, señalando el campamento con un gesto de barbilla antes de internarse en él.




Imagen del cartel de "Se busca" de Ryssa/Boceto Van Helsing/Woman and wolf:






Items misiones:


¿QUIÉN ES ESE HOMBREEE, QUE ME MIRA Y ME DESNUDA? UNA FIERA INQUIETA QUE ME DA MIL VUELTAS Y ME HACE SENTIIIR MUJEEER:
avatar
Apodos : Ryssa Artemisa Kirgyakos.
Avatar : Megan Fox.
Habilidad : Resistencia a la plata y rastreo superior.
F. Inscripción : 12/04/2015


Ver perfil de usuario
Alpha

Volver arriba Ir abajo

Re: Be a hunter or be hunted? [Ryssa]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.