Últimos temas
» II Misión de Davy Jones × Ptalka Fo'Gnir & Samara
Hoy a las 5:53 pm por Tarik Ahmed

» Saludos a tod@s!
Hoy a las 3:26 pm por Håkon Nilsen

» El pasado es pasado (Lena)
Hoy a las 11:57 am por Flox A. Kraus

» Comics Leyends ||+18|| cambio de botón
Hoy a las 10:45 am por Invitado

» ♚CHECKMATE♟ - Yaoi +18 [Cambio de botón estático]
Hoy a las 7:50 am por Invitado

» Grey havens × Lestat
Hoy a las 1:21 am por Lestat De Lioncourt

» Noche Inusual {Priv Håkon}
Hoy a las 12:18 am por Lestat De Lioncourt

» Petición de Rol
Hoy a las 12:11 am por Ptalka Fo'Gnir

» ♥ I want to find you{Helena }
Hoy a las 12:07 am por Ptalka Fo'Gnir

Afiliados Hermanos
Afiliados de recursos/Directorios

Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Cala Tor el Sáb Feb 06, 2016 12:19 pm

El atardecer se presentaba algo nuboso, con el cielo rosado y algunos rayos de Sol esparcidos por Arcadia como si se tratas de cosa del azar. Ninguno de aquellos rayos tocaba el cementerio, aquél antiguo lugar sagrado lleno de helechos y lápidas maltrechas que explicaban historias que la gente prefería no escuchar. Cala apoyó una mano, con pesar sobre la oxidada verja que ponía límites al lugar, como si la pena que desprendía aquella parcela de tierra pudiera quedarse allí encerrada.

Un escalofrío recorrió a la loba y le hizo pensarse dos veces si entrar o no. Sabía perfectamente porque había acabado allí, tenía que ver a su familia, por mucho que le pesase y por muy poco que los conociera, o en éste caso, nada porque la pequeña loba había crecido con la manada a causa de la prematura muerte de sus progenitores. Abrió la puerta con pesar y ésta emitió un chirrido estridente y desquiciante al abrirse. Cala, con tal de no seguir soportando aquél horrible sonido, se escabulló por el pequeño hueco que la puerta había dejado al abrirse y pisó la tierna y oscura hierba que cubría el lugar.

Después de soltar un largo suspiro, echó una ojeada al lugar, sabía donde estaban enterrados sus padres pero no estaba segura de querer ir, por lo que dilató el momento paseándose entre las tumbas. La nubes cubrieron por completo el Sol del atardecer, dándole al lugar un aspecto más lúgubre y melancólico, el aire sopló con suavidad, pero fue suficiente para que Cala percibiese un olor que no le era del todo desconocido. Había alguien más allí. Ignorando la presencia de otro lycan, se dirigió, con pesar al lugar donde estaban las tumbas que no quería ver. Estaban situadas bajo un árbol y el tiempo había hecho algunos estragos en las lápidas por lo que costaba descifrar lo que estaba escrito.

Se sentó frente a ellas y alzó una mano para acariciarlas con los dedos pero se arrepintió y bajó la mano hasta dejarla caer sobre la hierba. El viento, que había empezado a soplar con algo más de fuerza, le seguía trayendo aquél olor. Le resultaba extrañamente familiar pero no conseguía recordar de que y decidió que seguramente pertenecía a algún licántropo con el que se había cruzado alguna vez y su memoria lobuna lo reconocía sin asociarlo a nadie en particular.


Última edición por Cala Tor el Sáb Abr 23, 2016 6:22 pm, editado 1 vez
avatar
Apodos : Cala Tor
Avatar : Chloe Moretz
Habilidad : Anti-Ilusiones.
F. Inscripción : 18/06/2015


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Rymond Kallahan el Sáb Feb 06, 2016 4:30 pm

Rymond sentía a menudo la necesidad de estar solo, pero no era la necesidad de mera soledad. Cuando el recuerdo de Ana bombardeaba sin piedad sus pensamientos el lobo negro se escabullía a alguna parte donde, sabía él bien, no tendría que darle explicaciones a nadie sobre su comportamiento. En esos frustrantes momentos Rymond podría resultar más agresivo de lo habitual, de modo que sencillamente se alejaba y dejaba que esos recuerdos lo machacaran hasta que se fueran solos. Contra ellos no podía hacer nada. En momentos así el lobo negro no tenía absolutamente a nadie alrededor, y sin embargo, no estaba solo.

Cuando se marchaba lo hacía siempre sin rumbo fijo. Normalmente a cuatro patas, algunas veces a pie, Rymond recorría el bosque, los senderos, el pantano, las ruinas, incluso se aventuraba fuera de Arcadia asegurándose de  no ser visto. Realmente, nada le importaba. Solamente caminaba. A veces daba unas vueltas y regresaba, otras se perdía durante días.

Como ese preciso día que estaba llegando a su fin. Ana había estado taladrando su memoria durante un día y medio y Rymond empezaba a estar un poco harto. Él ya sabía que Ana estaba muerta y que no pudo hacer nada por salvarla, ya tenía cierto remordimiento por no haber evitado el accidente… no necesitaba que un recuerdo hiriente se lo recordara. Pero qué más daba si él no se lo contó nunca a nadie ni tenía intención de hacerlo. Rymond no necesitaba ayuda, Rymond necesitaba a Ana.

Sin darse cuenta llegó al cementerio, seguramente en un arrebato infantil de su subconsciente para recordarle nuevamente que ni entierro había podido darle. El lobo negro se frustraba tanto que en ocasiones incluso se llevaba las manos a la cabeza, aferraba su cabello fuertemente entre los dedos y negaba con violencia. A veces gritaba, a veces apretaba los dientes. Ésa vez en concreto, aunque en forma lobuna, calló. Quizá fue por eso que la intrusa no se había percatado de su presencia a pesar de hallarse en un lugar bien visible. Un lobo negro estirado sobre una lápida de mármol blanca, con aún luz anaranjada en el cielo, no pasaba desapercibido. O tal vez Rymond la vio antes gracias a sus instintos agudizados al estar transformado.

Fuera como fuese, alguien había interrumpido su soledad, y eso, para él, era imperdonable. Descendió de la lápida con un par de saltos ágiles y se fue aproximando a la intrusa con sigilo, primero escabulléndose entre los nichos y después entre la maleza. Empero, fue una ráfaga de aire lo suficientemente larga lo que le reveló que, en principio, no había de qué preocuparse o vengarse, porque Rymond ya conocía a la otra loba de antes. Sorprendentemente, se relajó. Continuó aproximándose, pero ahora despacio y sin prisa alguna hasta posicionarse a espaldas de la loba. Tomó su forma humana  y se acercó un par de pasos más. No quería incomodarla y, sobre todo, no quería sentirse incómodo él.

El pelinegro observó su figura desde la cabeza hasta los pies y después volvió a su cabeza.

Cala —llamó.

Su voz sonó ronca y profunda, como si estuvieran en una caverna y llamarla hubiera producido un eco.



R y m o n d   K a l l a h a n


Gracias, Van Helsing :3


avatar
Apodos : Rymond Kallahan
Avatar : Josip Tabak
Habilidad : Iron Skin.
F. Inscripción : 16/08/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Cala Tor el Lun Feb 08, 2016 12:27 pm

Cala estaba sentada, se abrazaba las piernas con los brazos y apoyaba la barbilla en sus rodillas haciendo que su espeso cabello rubio cayera hacia delante cubriéndole parcialmente el rostro, el aire mecía suavemente algunos de sus mechones y hacía las veces de canción de cuna. La loba había mantenido la presencia del lobo apartada en un rincón de su mente. No era tan extraño que hubiera alguien allí, o al menos ese era su razonamiento, se encontraba en Arcadia y cualquiera podía acceder al cementerio, aunque un ánimo muy macabro debía encaminar los pasos del individuo para acabar en un sitio como era el cementerio, lleno de estatuas y tumbas que gritaban recuerdos, o en el caso de Cala, la ausencia de ellos.

Se mantuvo callada mientras miraba con fijeza las lápidas cubiertas de musgo, nunca les había llevado flores ni ningún elemento decorativo, simplemente se sentaba allí para hablarles en silencio. Cala no necesitó girarse para saber que uno de los suyos la seguía y que se encontraba detrás suyo. Lo reconoció cuando pronunció su nombre y le sorprendía que lo recordase porque de hecho apenas se habían visto un par de veces.

Rymond. — contestó la loba sin dedicarle ni un solo gesto.

Lo cierto era, que no veía necesario ningún tipo de reacción más allá del simple hecho de haberle hecho saber que lo había escuchado. La voz de la pequeña loba sonaba algo rasgada, como si tuviera un nudo en la garganta y estuviera a punto de llorar, pero Cala nunca lloraba, de hecho la licántropo no recordaba ni un solo momento de su corta vida en el que hubiera derramado una lágrima por alguien, ni siquiera por sí misma.

Suspiró después de coger una buena cantidad de aire por la nariz y se dignó a girarse para mirar al lobo. Normalmente ya le sacaba unas tres cabezas, pero al estar de pié Cala tuvo que mirar prácticamente en la misma dirección que la copa de lo árboles para fijar la vista en el rostro del contrario. Estaba tentada de preguntarle que estaba haciendo allí, pero se mordió la lengua porque sabía que no era buena idea entrometerse en asuntos que no le concernían.
 
avatar
Apodos : Cala Tor
Avatar : Chloe Moretz
Habilidad : Anti-Ilusiones.
F. Inscripción : 18/06/2015


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Rymond Kallahan el Mar Feb 09, 2016 8:02 pm

Rymond tuvo sentimientos encontrados. Pero no de esos que mezclaban amor y odio al mismo tiempo, o alegría y pena a la vez. El lobo negro querría seguir estando solo, pero de alguna manera la presencia de la otra loba no logró turbarlo del todo. De haber sido así, probablemente hubiera  terminado con la garganta hecha trizas. Quizá el hecho de encontrarla allí haciendo exactamente lo mismo que él hizo que sintiera curiosidad, pues no solía encontrarse con otros seres que atravesaran por una situación parecida. Aunque quizá, estando en Pandora y con su experiencia, debería replantearse el cambiar de idea.

El ex humano no reparó en que se hallaba desnudo porque sencillamente no le importaba, pero al parecer a Cala tampoco la escandalizó. Rymond no achacaba las reacciones comunes a la sociedad, sino a la moral, y poco le importaba a él que la moral estuviera muy ligada a la sociedad. Si él era diferente, ella también podía. Y verla ahí, tranquila y completamente pasiva ante su presencia, su desnudez y su de sobra conocido por los demás lobos carácter, hizo que girara la cabeza como una bestia curiosa.

Intercambió la mirada que dirigía a la loba con la sepultura en la que estaba sentada, y viendo su rostro, su actitud y su enorme desparpajo no tuvo que indagar mucho más. Muy, muy leve, una sonrisa curva decoró sus labios.

¿Tuyos? —preguntó haciendo un movimiento con la cabeza que señalaba la sepultura.

«¿Quiénes? », hubiera preguntado también, pero ni le interesaba ni Cala había respondido a su pregunta con un sí.



R y m o n d   K a l l a h a n


Gracias, Van Helsing :3


avatar
Apodos : Rymond Kallahan
Avatar : Josip Tabak
Habilidad : Iron Skin.
F. Inscripción : 16/08/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Cala Tor el Jue Feb 11, 2016 2:11 pm

La pequeña loba volvió a girar la cara, mirando las lápidas de sus difuntos padres, por los que sentía una pena terrible sin siquiera haberlos llegado a conocer. Era una pena honda y abrasadora, esa clase de pena, y también temor, que provocan las desgracias ajenas pero que al mismo tiempo nos hace pensar en que cualquier día nosotros podemos ser los siguientes en caer. Poco le importaba a Cala la apariencia de su acompañante, si estaba desnudo o vestido le era irrelevante y todavía más sufriendo la misma condición que él. Sabía de lo que se trataba y realmente no le daba la más mínima importancia. El pudor era algo que Cala había aprendido a eliminar a base de salir de Arcadia y verse totalmente desnuda y sin ninguna prenda de ropa, después de haber recorrido varios kilómetros a cuatro patas. A pesar de estar sumergida en sus propias reflexiones, escuchó la voz del hombre. Aquella escueta pregunta lo definía todo y la loba asintió como respuesta. La verdad era que sentía a aquellos muertos mucho más cercanos que cualquier ser vivo con el que se hubiera topado y aquello, le daba que pensar también. Era solitaria y no era un problema para ella, a veces incluso lo agradecía por no tener que lidiar o depender de terceras personas para hacer lo que tenía que hacer, pero en ocasiones se planteaba si estar acompañada no sería tan malo como pensaba. No era que Cala pensara en ellos a menudo, de hecho acostumbraba a mantenerse ocupada para no pensar, pero, a veces, simplemente se torturaba a sí misma pasando a hacerles una visitas a pesar de que en numerosas ocasiones, el hecho de volver a Arcadia, ya suponía un dolor emocional.

Algo así. - aclaró. Alzó la mirada hacia el cielo, oscuro y encapotado que casi se fundía con la recién llegada noche que se cernía sobre la región.- Se va a poner a llover.- dijo con seguridad, a pesar de que el dato era totalmente irrelevante para la conversación que estaban teniendo, pero Cala había percibido el olor a humedad que desprendía la tierra y eso solo podía significar que una larga tormenta estaba por precipitarse sobre ellos y eso, a la pequeña loba, le encantaba.

Volvió a encararse con el lobo y lo miró con cierta inexpresión en el rostro, suponía que a él aquella información le importaba lo mismo que le importaba a ella si una presa moría o vivía, nada.

- ¿Y tú que estás haciendo aquí?- se aventuró a preguntar con algo de inseguridad, sabedora del fuerte carácter de su interlocutor. Ella tenía una personalidad fuerte, pero sabía que era mejor no buscarle las pulgar al lobo negro.-
avatar
Apodos : Cala Tor
Avatar : Chloe Moretz
Habilidad : Anti-Ilusiones.
F. Inscripción : 18/06/2015


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Rymond Kallahan el Jue Feb 11, 2016 9:57 pm

Rymond volvió a acercarse a Cala. No le molestó, aunque esa advertencia interior que le sugería no arriesgarse demasiado no le abandonó. Ahora sus rodillas se besaban con el filo del sepulcro y sus ojos se clavaban en la nuca de la loba, quien volvió a mirar al frente. El lobo negro quizá no sentía, pero sí entendía. De alguna forma, por muy perturbada que estuviera su mente, tenía sus formas de entender las cosas que otros sí sentían. Expresiones, gestos, timbres de voz, circunstancias, momentos, causas, consecuencias, repercusiones. El ex humano era esa estatua del parque que nadie tenía en cuenta pero que lo veía absolutamente todo.

Sí. ¿Te gusta la lluvia? —preguntó tras ellas con voz grave, quizá demasiado cerca de su espalda para ser él.

Cuando el moreno miró en la misma dirección que la loba volvió a recordar a Ana. Esa mujer, igual a él, significó su billete de ida a una vida mejor y luego se convirtió en mucho más. Rymond recordaba casi a la perfección cada momento clave de su convivencia, como su primer encuentro sexual, cada planteamiento previo a un asesinato o las veces que él se despertó primero y pasó minutos e incluso horas observándola tratando de ver algo que fuera diferente a él, único de ella. Ana se fue sin que Rymond estuviera preparado para su muerte. Si bien el lobo negro no tenía problemas para adaptarse a la mayoría de los entornos, el hecho de haber perdido a Ana tan abruptamente y con la consecuencia de ser deportado a Pandora, aquel golpe fue uno de los más duros, si no el que más, a los que el peli negro tuvo que enfrentarse en toda su desgraciada vida. Ana y Rymond construyeron un mundo idéntico en sus mentes que se resquebrajó y rompió con la facilidad con la que un cuchillo untaba mantequilla. Quizá hoy, más de quince años después, Rymond no lo había logrado superar del todo. En silencio, siempre en silencio, la echaba muchísimo de menos.

Cuando Cala lo volvió a encarar Rymond la miró directamente a los ojos. Por un instante se centró en la loba y en lo que ésta le decía olvidándose de todo lo demás. Tomó aire suficiente y lo expulsó despacio para luego responder.

Recordar a alguien que no recibió sepultura.

El del pelo largo sintió unas gotas caer sobre sus hombros. Sonrió. Si la lluvia ya le gustaba de por sí, más le gustaba tras el accidente, pues Ana murió una tarde de calurosos verano. De alguna forma la lluvia limpiaba su memoria como retiraba el polvo de todas las estatuas y sepulcros que los rodeaban. Rodear el sepulcro, de hecho, fue lo que hizo él. Despacio, caminó hasta que se colocó al lado de la rubia, de costado. Sin mover nada salvo la cabeza, la miró.

¿Puedo?

La pregunta fue formulada con un tinte espeso y oscuro difícil de filtrar, pero, por lo menos, la intención había quedado bien plasmada.



R y m o n d   K a l l a h a n


Gracias, Van Helsing :3


avatar
Apodos : Rymond Kallahan
Avatar : Josip Tabak
Habilidad : Iron Skin.
F. Inscripción : 16/08/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Cala Tor el Vie Feb 12, 2016 12:34 pm

La pequeña loba cerró los ojos un momento cuando la brisa fría de la tormenta le revolvió el rubio cabello. Notó como algunas gotas al azar caían sobre su cabeza y sobre sus hombros desnudos también. Tan solo llevaba puesto una camiseta de tirantes y unos pantalones cortos, no tenía frío, nunca lo tenía. Al notar las heladas gotas de lluvia sobre su piel sonrió levemente y volvió a abrir los ojos volviendo a observar el lugar que la rodeaba, estiró las piernas que entraron en contacto con la fría superficie que la sostenía y balanceó sus pies desnudos mientras se mantenía en silencio aún con la pregunta del moreno flotando en el ambiente. Seguía con la cabeza girada en dirección al lobo y alzó un poco las cejas antes de responder.

- Me encanta la lluvia. -dijo con sinceridad y volvió a balancear los pies provocando que, ligeramente, todo su cuerpo se moviese.

Las gotas de lluvia se hicieron más constantes pero no habían aumentado su fuerza todavía, eran más gruesas y más pesadas e iban mojando inevitablemente la piel de la loba. Se permitió disfrutar al menos de la lluvia y dejar para otro momento las turbulentas sombras que asaltaban su mente, la acechaban y la acorralaban, como un cazador con su presa. Cala se escondía en su interior intentando darles esquinazo pero al parecer les había enseñado demasiado bien a cazar y lo que era peor, para ella, habían aprendido a disfrutar de la caza como ella lo hacía. Al final el premio, una vez conseguido, no vale nada, lo realmente interesante es el momento de perseguir, asustar, herir, percibir el sufrimiento de la presa y ver en sus pupilas su derrota, el saber que no tienen escapatoria alguna. Cala sabía la sensación de ambas partes y quizá por eso lo disfrutaba tanto. Suspiró soltando el aire, con fuerza, por la nariz y un trueno no muy lejano rompió el silencio.

Cala parpadeó y miró a Rymond que estaba junto a ella y ni siquiera había percibido su cambio de posición. Lo miró atentamente a pesar de la lluvia que le hacía parpadear constantemente cuando le caía sobre los ojos. Se retiró las gotas de agua de la cara y volvió a asentir como respuesta, de todas formas, realmente, no tenía derecho a decirle que no podía. Para Cala cada uno era responsable de sus propias acciones y su filosofía de vida era del estilo de Darwin y su “ley del más fuerte”, además consideraba que lo que uno hace no recae sobre los demás, únicamente sobre uno mismo. No tienes que pedir permiso a nadie, tampoco explicaciones, pero lo más importante, no puedes culpar a nadie de lo que tú mismo has hecho. Ese era el pensamiento de la loba y se regía por él a rajatabla. Sabía perfectamente donde estaban los límites aunque a veces le gustase sobrepasarlos, pero nunca iba a culpar a nadie más de sus desgracias, ella era la única responsable.

- Sí, claro, eres libre. -añadió susurrando por debajo del ruido de la tormenta que se había acercado tanto con sus truenos y relámpagos que casi parecía que estaban en medio de ésta y no debajo de ella.
avatar
Apodos : Cala Tor
Avatar : Chloe Moretz
Habilidad : Anti-Ilusiones.
F. Inscripción : 18/06/2015


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Rymond Kallahan el Dom Feb 14, 2016 11:26 pm

Rymond sonrió levemente cuando Cala afirmó que le encantaba la lluvia. El moreno no solía encontrar a quien le gustara mojarse porque sí, y aquello le volvió a llamar la atención de la loba. Ahora, de pie a su lado, la observaba desde el silencio. No es que no pudiera apartar los ojos de ella, es que no quería hacerlo. Así, tan frágil y a la vez tan firme, tan perturbada por sus recuerdos pero tan tranquila —o deprimida—, se le antojó algo que no supo describir ni tampoco se molestó en hacerlo. Su visión, su presencia y su actitud, lejos de disgustarle o incomodarle, le resultaron incluso agradables. Pocas veces Rymond había conocido a seres en cuya presencia no se sintiera incómodo salvo Ryssa y un par de excepciones inexplicables.

Cuando se dispuso a subirse al sepulcro, se detuvo. Algo en la expresión de la loba le hizo recelar, como si se hubiera dado cuenta de que ella no quería o no estaba del todo convencida cuando le dijo que sí. Rymond frunció el ceño y trató de leer la expresión de la rubia, prácticamente impenetrable. Su cuerpo se relajó como si él solo hubiera decidido que Rymond se iba a quedar más tiempo del que esperaba en aquella posición neutra.

El lobo pestañeó.

Si no quieres, no lo haré.

Fue lo único que dijo. Parecía algo digno de alguien con buenos modales y educación, pero en realidad fue algo absolutamente sorprendente teniendo en cuenta que vino de Rymond y que a Rymond poco le importaba la mayor parte del tiempo el cómo se sintieran los demás.

Alzó la vista y entrecerró los ojos cuando las gotas comenzaron a caer en su rostro. La lluvia le encantaba, pero aquellas gotas se le antojaron diferentes. ¿Acaso era Ana llorando?



R y m o n d   K a l l a h a n


Gracias, Van Helsing :3


avatar
Apodos : Rymond Kallahan
Avatar : Josip Tabak
Habilidad : Iron Skin.
F. Inscripción : 16/08/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Cala Tor el Mar Feb 16, 2016 4:37 pm

Cala siguió mirando el horizonte que permanecía aún más nublado y auguraba más lluvia. Seguía tormentándose en algún rincón oscuro de su mente, que tenía complejo de mártir, pero ahora tenía la presencia del lobo mucho más presente. Lo miró de reojo y percibió que seguía estático en el mismo lugar en el que se había quedado, la miraba pero no entendía muy bien por qué. Para la loba, su propia actitud le parecía de lo más normal, aunque ella sabía que no era normal ¿A que adolescente de diecisiete años le gusta estar siempre sola en vez de "disfrutar de la vida por ahí", como el resto de "lobeznos" de la manada? Volvió a desviar la mirada extrañada, lo que tampoco le parecía normal era su actitud. No lo conocía demasiado, pero por lo que había oído de él, no era muy considerado, aunque aquello a la loba le traía sin cuidado realmente. 

Pronto el cabello se le quedó pegado a la cara a causa de la lluvia y tuvo que retirárselo. A decir verdad, se sentía incómoda con únicamente dos piernas y un cráneo pequeño que no permitía defensa ninguna, asi como tampoco amenaza pero prefería aquello a soportar el dolor de la transformación de forma inútil. Esta vez, se giró a mirarlo cuando se dirigió a ella de nuevo. Sus palabras le llegaron flotando a través de la lluvia fría que provocaría humedad y bochorno al día siguiente. 

No, no me importa. Puedes sentarte, si quieres. —afirmó con voz calmada, señalando el lugar vacío que restaba sobre el sepulcro.

La tormenta se hacía ruidosa, el cielo manifestaba su fúria y parecía que fuera a castigarlos a ambos por sus fechorías y pecados. Cala no sabía lo que su acompañante había hecho o dejado de hacer, pero por lo menos ella, había hecho cosas de las que se arrepentía muchas veces, así como había realizado tantas otras tantas de las cuales no cambiaría ninguna.
avatar
Apodos : Cala Tor
Avatar : Chloe Moretz
Habilidad : Anti-Ilusiones.
F. Inscripción : 18/06/2015


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Rymond Kallahan el Dom Feb 21, 2016 1:49 pm

Rymond escuchó el crepitar de las gotas contra el mármol que tenía delante. Los sonidos repetitivos le gustaban, lo cual no era extraño teniendo en cuenta que a casi todo el mundo le acababan molestando. Como una caricia en el mismo lugar durante largo rato. «Las caricias duelen», solía decir Ana. Qué razón tenía.

El moreno sintió cada recorrido que cada gota surcó por su cuerpo. Sintió cómo algunas gotas caían en su cabeza, resbalaban por su cabello y caían sobre sus hombros, su pecho, sus brazos. Sintió cómo otras se desprendieron de sus dedos para estrellarse contra el vacío. También sintió cómo otras se fueron deslizando sobre su piel desde su cuello hasta sus pies. Y disfrutó de todas y cada una de ellas. La tierra bajo sus pies, ya húmeda, le provocaba una sensación agradable. «Todo lo que es de la tierra siempre acaba volviendo a la tierra».

Cuanto más miraba a Cala más le gustaba lo que veía, y más ahora que estaba mojada y ello no la turbaba en absoluto. Se preguntó cómo sería darle una caricia a ella o cómo sería recibirla de sus pequeñas manos. También se preguntó cuáles habrían sido las vivencias de la loba para que su actitud fuera esa. Teniendo en cuenta que Rymond tenía por afición observarlo todo hasta la saciedad no era extraño que se preguntara todo aquello. Lo habitual en la juventud era vivir y desfasar, no recluirse. El lobo se estaba preguntando muchas cosas, y eso no era lo normal. Lo normal era actuar, siempre. Por primera vez en mucho tiempo, el lobo negro tuvo ganas de preguntarle a otra persona, a otro ser, qué le sucedía.

Pero no lo hizo.

En lugar de hablar, volvió a levantar la vista para toparse con una luna difuminada por las nubes oscuras. No pasarían muchos días antes de que la noche llegara.  

Quiero sentarme —dijo, sin venir a cuento, en respuesta a sus palabras.

Despacio, con movimientos más felinos que cánidos, Rymond se subió al sepulcro y se sentó al lado de Cala. Su postura, como casi siempre, era la de un hombre sentado con las piernas flexionadas y los brazos abrazándolas. Respiró profundamente y luego dejó ir el aire con lentitud. Se encontraba sorprendentemente cómodo en presencia de la loba. Así, agusto, sin necesidad de hablar o de hacer, se relajó tanto que se sorprendió.

Giró levemente la cabeza hacia la rubia y se percató de que, de cerca, su piel era más clara de lo que parecía a simple vista. Le pareció más una vampiresa que una loba.

Gracias. ¿Tienes frío?

No supo exactamente para qué lo había preguntado, si, en caso de recibir una respuesta afirmativa, poco iba a poder hacer para solucionarlo. Al menos hasta que pensara en algo.


_______________________________________________________________________________
PD: Disculpa la tardanza.



R y m o n d   K a l l a h a n


Gracias, Van Helsing :3


avatar
Apodos : Rymond Kallahan
Avatar : Josip Tabak
Habilidad : Iron Skin.
F. Inscripción : 16/08/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Cala Tor el Sáb Feb 27, 2016 7:33 am

Cala miró de reojo como el hombre se sentaba junto a ella. No le molestaba su presencia ni el hecho de que se sentase sobre el sepulcro de sus padres, como podría pensar cualquier otra persona. Ellos ya estaban muertos y, sinceramente, de poco servía lamentarse ahora de nada. Ellos ni siquiera estaban ya allí, aquello tan solo era una losa de mármol ocupando un espacio de tierra.

Cala notó las gotas de lluvia sobre todo su ser y, de algún modo, aquello la tranquilizó. Como una palabra de consuelo en el momento apropiado o una caricia de alguien cercano. La lluvia era a partes iguales excitante y portadora de paz. Sentía que podía limpiarse por dentro, purgar sus pecados si permanecía bajo la fría lluvia. Estaba totalmente mojada y no es que tuviera frío, pero con cada gota helada, su piel se erizaba y se contraía. Tuvo ganas de preguntarle al gran lobo que estaba sentado junto a ella si para él la muerte dolía tanto a pesar de los años. Cala no tenía una mala concepción de la muerte, sabía que era algo natural de la Madre Tierra. Que todo lo que nace, muere por ley y no hay nada que pueda pararlo, pero aún así, la muerte de sus padres seguía doliéndole en el pecho como pequeñas espinas. Quería preguntarle demasiadas cosas que nunca se había atrevido a decirle a nadie, no más allá de los muros de su mente. Quería saber si era la única que se sentía así o si había más gente por ahí como ella, que habían aprendido a lidiar el dolor de una forma pacífica.

La pequeña loba, sabía controlar el dolor que amenazaba con brotar de su pecho, pero había aprendido a hacerlo con violencia, con la caza y la tortura de otras especies y no le había importado demasiado hasta aquél momento. El sonido de las gotas de la lluvia la habían sumido en una profunda reflexión de la que no podía salir y por alguna razón que no lograba comprender, todo aquello también le hacía daño. No había forma de que encontrara una paz total porque sus demonios siempre estaban activos y preparados para la guerra, además, acostumbraban a ganarla.

La voz grave del contrario volvió a llegarle por encima del sonido de la lluvia y esta vez se giró a mirarle para toparse con su mirada. “Qué considerado”, pensó Cala y frunció el ceño antes de negar. No tenía frío, era cierto, pero después de contestar sintió la extraña necesidad de mentirle y decirle que sí lo tenía, pero aún así no lo hizo.

- No, no te preocupes. -murmuró y notó que su voz se quebraba, no iba a echarse a llorar, estaba claro, pero la sensación era la misma.

Notaba una presión en la garganta que le impedía respirar y los ojos le escocían como si tuviera sal en ellos, pero ni una sola lágrima salió de ellos, sino que se las tragó todas como siempre hacía y permaneció en silencio.

- ¿Y tú tienes frío? -preguntó por pura cortesía, aunque sinceramente dudaba mucho que la respuesta fuese afirmativa.
avatar
Apodos : Cala Tor
Avatar : Chloe Moretz
Habilidad : Anti-Ilusiones.
F. Inscripción : 18/06/2015


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Rymond Kallahan el Jue Mar 03, 2016 9:43 pm

Hacía tiempo que no se sentía tan a gusto. La presencia de Cala no le despertaba inquietud alguna, lo que al lobo negro sí le despertó la curiosidad desde el principio. Además, la suya propia no parecía disgustar tampoco a la loba.

Los truenos no se hicieron esperar, y, junto a la lluvia y el ligero viento, pronto el cielo y el cementerio se asemejaron a las películas de terror en blanco y negro. Ahora Rymond podía ver en la oscuridad y a sus curiosos ojos no se les escapaba detalle. Él, junto a Ana, contemplaba aquellas películas en completo silencio, preguntándose cómo sería ver la vida únicamente en esos dos colores con sus escalas de grises. A menudo Ana se quedaba dormida en su regazo y él, en el fondo, daba gracias por poder contemplarla en todo su esplendor. También, con ese calor encima, se preguntaba qué podría haber sucedido si ella no lo hubiera encontrado en aquella calle muerto de hambre. ¿Seguiría vivo?

El lobo cerró los ojos y exhaló despacio.

Había pasado mucho tiempo desde que aquella sensación tan peculiar, esa tranquilidad, lo abandonara. Ana se llevó todas las respuestas con ella. Sin embargo, la presencia de Cala lo volvía todo confortable. No era la misma sensación que vivió con Ana, obviamente, pero se le asemejaba de alguna retorcida manera en la mente del moreno. Obviamente, también, ni lo ignoró ni lo dejó pasar. Si bien no habían tenido muchos encuentros —tal vez y aquel hubieses sido el más largo— el inglés recordaba perfectamente que Cala no había supuesto nada negativo. Quizá no positivo tampoco, pero al menos nada negativo.

Cuando ella respondió a su pregunta con esa voz, el licántropo frunció el ceño imperceptiblemente. Aquel gesto, en Rymond, significaba, más que desconcierto, alerta. No una alerta de peligro, sino una alerta provocada por algo repentino que no fuera a esperarse. Un gesto poco frecuente. Sus ojos se desviaron, pero no para mirarla a ella. Lo hicieron para perseguir un par de gotas traviesas que, manejadas por el aire, jugaban a fingir que se desprendían de sus dedos. Ahí se percató de que tenía la piel erizada, pero él no sentía el frío.

No.

Cala tenía ganas de llorar. Lo supo. Aun así, no aceptó su compañía por mera educación. Mientras Rymond abría los dedos y dejaba finalmente las gotas caer, se preguntó, nuevamente, por qué.


_______________________________________________________________________________
PD: siento muuucho la tardanza, pensaba que te había contestado T_T



R y m o n d   K a l l a h a n


Gracias, Van Helsing :3


avatar
Apodos : Rymond Kallahan
Avatar : Josip Tabak
Habilidad : Iron Skin.
F. Inscripción : 16/08/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Cala Tor el Sáb Mar 05, 2016 4:21 pm

Cala era, lo que podría decirse, un lobo solitario, más o menos. No acostumbraba a pasar mucho tiempo con nadie y, aquellos escasos minutos que había compartido junto al lobo, habían superado todo el tiempo que había pasado con nadie más. Solía aburrirse o ponerse de mal humor y simplemente se marchaba pero, en aquella ocasión, a pesar de la sensación de opresión en el pecho, se sentía cómoda y suponía que era porque no precisaba de una conversación. A la loba no se le daba demasiado bien hablar o expresar sus sentimientos y, aunque podía ser amable si quería, acostumbraba a mostrarse hostil.

Mantuvo el silencio, porque no era un silencio forzado sino que era un silencio cómodo y eso le gustaba, aunque por otra parte, muchas veces el silencio producía mayores batallas en su interior que no sabía como terminar. Preguntas sin respuesta o especulaciones de que “que hubiera pasado si…” Muchos dirían que era cosa de la edad, de su edad, pero ella no lo creía así porque, el referente que tenía no cumplía con aquellas características, sus características. Era un ser peculiar, no porque ella lo considerase así, sino porque en numerosas ocasiones se lo habían dicho y a decir verdad, Cala nunca había llegado a entender por qué.

Miró su propia piel, perlada de gotitas minúsculas que se resbalaban y caían al vacío estallando en un hermoso crepitar que le resultaba agradable. Comenzó a dolerle la cabeza por las lágrimas retenidas y, a aquellas alturas ya no sabía por qué quería llorar pero se preguntó si con la lluvia, se le estaría permitido hacerlo al no notarse el propio hecho. No lo sabía y tampoco quería parecer una sensiblona que intenta llamar la atención de los que tienen a su alrededor, odiaba a la gente así, la ponían enferma por eso se resignó y suspiró. Se frotó la frente intentando eliminar el dolor que surgía de ella y se tragó sus propias lágrimas. Si nunca había llorado, no iba a hacerlo ahora y menos delante de él. Apenas lo conocía, más allá de un par de encuentros esporádicos que únicamente habían incluido un hola y un adiós, si es que llegaba a eso. No estaba dispuesta a que la viera llorar. Tamborileó los dedos sobre el mármol mojado y se giró de nuevo a mirar su perfil. ¿Por qué había aceptado su compañía? A decir verdad, no había sido por educación porque si realmente no lo hubiera querido allí, le hubiera pedido que se marchase. Cala suponía que en su interior, a pesar de su solitaria vida, en aquél momento necesitaba la compañía de alguien aunque fuera para decir nada.

La loba asintió ante su respuesta y volvió a mirar al horizonte. Alguna vez le había parecido que si corría lo suficientemente rápido, podía alcanzar aquella línea que separaba el cielo de la tierra pero eran sueños de infancia e inocencia, ahora sabía que aquello no era posible como no lo eran muchas otras cosas que antes si las creía así. Tragó saliva y se mordió el labio con nerviosismo, dispuesta a formular una pregunta a la persona menos adecuada para hablar de temas personales.

¿Alguna vez te has sentido tan solo que sientes como si algo te perforase por dentro?

Formuló, no quería que la malinterpretase. A ella le gustaba la soledad, era mucho más cómoda que la compañía, pero sentía curiosidad por saber si aquella sensación era solo cosa suya o era algo común que le sucedía a más gente.
_______________________________________________________________________________
PD: No te preocupes, a mí tambíen se me va la cabeza a veces ^^
avatar
Apodos : Cala Tor
Avatar : Chloe Moretz
Habilidad : Anti-Ilusiones.
F. Inscripción : 18/06/2015


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Rymond Kallahan el Miér Mar 09, 2016 8:29 pm


Rymond se quedó pensativo. Pocas veces en su vida le habían hecho una pregunta tan personal, ni siquiera Ana —¿Ana y él habían realmente hablado alguna vez? Probablemente no, porque las palabras no eran necesarias entre dos asesinos que se conocen— con tanta naturalidad y espontaneidad. De nuevo, ese ceño mínimamente fruncido que, en esta ocasión, le arrancó una sonrisa ladeada igualmente ínfima. No obstante, el lobo negro comenzaba a sospechar que quizá la loba y él pudieran parecerse más de lo que pudiera parecer a simple vista. El hecho de que otra criatura, con su mera presencia, no turbara al moreno, y cuya presencia, además, le agradara, era algo que a la fuerza llamaba la atención.

Por eso se quedó pensativo. Porque, a conciencia, Rymond comenzó, en su cabeza, a atar los pocos hilos que unían sus vidas. Un par de encuentros ocasionales —que no casuales— y de corta duración habían bastado para que el asesino supiera que aquella iba a ser una relación diferente a las demás. Ni siquiera Ryssa, en quince años y con todo lo que ella era, había logrado hacerle sentir tan cómodo. Rymond sentía que él y Cala se entendían de esa forma especial e inexplicable que solamente pueden percibir ciertas personas que se alejan bastante de la normalidad establecida por cada cultura y cada época. Personas «especiales», podríamos decir. Ese tipo de personas que parecen vivir una doble vida, una doble realidad. Salen a la calle y lo ven todo, pero nadie les ve a ellos. Comen, caminan, duermen, hacen uso del aire que les rodea para poder respirar, participan en el sistema y en la economía al comprar, al utilizar servicios públicos, etc., pero, sin embargo, no están ahí. Es difícil explicarlo, puesto que es una realidad dentro de la propia realidad que sólo unos pocos ¿privilegiados? podían percibir. A esas alturas, en Pandora, Rymond no tomaba demasiado el autobús ni compraba nada, y realmente poco se sabía de dónde conseguía el dinero que utilizaba cuando era necesario. A decir verdad, Rymond, con su personalidad y su manera de de hacer las cosas, podría vivir sin dinero, sin sociedad, sin compañeros e incluso completamente solo. ¿Qué necesidad tenía una bestia sin sentimientos de socializar y fingir interés en algo o alguien? Ninguna. Allí, en Pandora, con Cala sentada a su lado tan tranquila como él, Rymond se sintió extrañamente libre. Nunca se había sentido oprimido, pero en esos momentos se sintió libre.

El moreno respiró profundamente y dejó ir el aire con lentitud antes de girarse para mirar a la rubia. Sin prisa, le recolocó algunos mechones empapados detrás de la oreja. Estaba tan frío que parecía un muerto. Su condición, la lluvia y el viento se encargaron de gritarle al mundo lo que él no tenía ninguna necesidad de mostrar. Volvió a su posición inicial y negó con la cabeza. Había desviado los ojos hacia su brazo, por donde las gotas resbalaban con soltura.

No.

¿Cómo podía sentir que lo que más apreciaba, él mismo, le iba a hacer daño? ¿Cómo podía Rymond imaginarse que su preciada soledad podía resultar negativa para él cuando él no tenía nada que perder, porque no sentía nada?

Tú sí, pero no te importa. Lo afrontas. Te sacrificas a ti misma porque sabes o das por hecho que lo que recibirás será mejor que aquello de lo que te estás desprendiendo —hablaba despacio, con voz grave, formulando las frases con paciencia y sin prisa alguna y dejando un silencio notorio entre cada una de ellas —. Pero… ¿por qué? —susurró.

Dentro, muy adentro, Rymond ya sabía la respuesta, pero quería escucharla de labios de la propia Cala. Un verdadero ser como él sentía curiosidad por la muerte y lo desconocido, y por tanto, no tendría inconveniente en ser sincero.



R y m o n d   K a l l a h a n


Gracias, Van Helsing :3


avatar
Apodos : Rymond Kallahan
Avatar : Josip Tabak
Habilidad : Iron Skin.
F. Inscripción : 16/08/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Cala Tor el Jue Mar 10, 2016 1:02 pm

Suspiró ante la respuesta, expulsando el aire de sus pulmones con demasiada lentitud ¿Tenía realmente alguna respuesta para aquello? En algún momento había creído que sí pero ahora no estaba tan segura de ello. Se quedó pensativa un instante, en su vida apenas había hablado con alguien sobre un tema como aquél. Suponía que era porque hasta la fecha no había tenido la necesidad de compartir con nadie sus propios sentimientos, que los tenía, a pesar de considerarse un ser emocionalmente fuerte.

El tacto del moreno no la turbó, le pareció un gesto familiar, como el de alguien al que conoces de hace tiempo y prevés como va actuar, pero aquél tampoco era el caso. Lo percibió más bien como si realmente no estuviera allí y quizá por eso no le molestó como lo habría hecho de haber provenido de otra persona. Durante todo el rato en el que habían estado allí, Cala había tenido la presencia de Rymond clara en su mente. Era consciente de que estaba allí y de que existía pero, por alguna razón, seguía percibiéndolo lejano como si no se encontrase junto a ella, sino a unos metros de distancia. No sabía con claridad si aquello se debía a sí misma o a la sensación de distanciamiento que provocaba el moreno con su carácter.

Volvió a suspirar y se giró desviando la mirada hacia los árboles de su espalda, por alguna razón en aquél momento no era capaz de establecer un contacto visual con nada en concreto y sus ojos iban saltando de un objeto a otro, analizándolo y luego olvidándolo.

Supongo que me cuesta creer que lo que vendrá será peor que lo que ya ha pasado. — dijo encogiéndose de hombros sin saber realmente si aquella era la respuesta que se esperaba de ella.—  Supongo que no soy capaz de concebir que aquello de lo que me desprendo es mejor que lo que vendrá y supongo que tampoco me importa sacrificarme a mi misma aunque ello conlleve sufrir en alguna medida. Supongo que me he acostumbrado y que no me da miedo.

Cala sabía que no estaba sonando muy segura de sí misma pero a aquellas alturas ya no estaba segura de nada. Se miró los pies desnudos, cubiertos de gotas heladas que le hacían notar el frío con más intensidad y volvió a doblar las piernas. La muerte no era algo que la asustase ni tampoco la soledad, pero en su interior sabía que había algo que le daba miedo de todo aquello aunque verdaderamente no sabría decir el que.
_______________________________________________________________________________

avatar
Apodos : Cala Tor
Avatar : Chloe Moretz
Habilidad : Anti-Ilusiones.
F. Inscripción : 18/06/2015


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Rymond Kallahan el Dom Mar 13, 2016 8:59 pm

Suspiras mucho —murmuró con inusual ternura.

Rymond era un observador nato. Poco, casi nada, se le escapaba. Podía no mirar a Cala y, al margen de su condición de sentidos agudizados, percibir a la loba y sus reacciones. El lobo negro se había dedicado a observar y analizar toda su vida, de modo que en algún momento debió volverse un entendido en la materia. Si bien aún le quedaban algunas cosas por aprender —nuevas formas de comportamiento con el avance de la época, nuevas formas de pensar, nuevas ideologías, nuevas normativas sociales— Rymond sabía lo necesario, quizá algo más, para poder moverse por cualquier parte sin llamar la atención. Eso incluía conocer el terreno, la biodiversidad, las consecuencias y los remedios.

Pero con Cala no necesitaba conocer ninguna de esas cosas. Si la conocía a ella, conocería todo lo demás.

Sus palabras resonaron en el interior de su cabeza de manera suave y melosa, como unas ondas de agua muy lentas, desvaneciéndose.

No me has entendido —respondió tenue sin intención de sonar a reproche —. No tener miedo no es malo, Cala. Ser un temerario no es malo. Ser un inconsciente, es malo. No sabes qué va a pasar, pero te lo preguntas y planteas. Eso es bueno. Ir completamente a la aventura, sea lo que sea, es un acto inconsciente. Has dado el paso porque sabes que aunque duela podrás con ello. Si no, no lo habrías dado.

Rymond sabía muy bien de lo que estaba hablando. Él era un psicópata de nacimiento, un asesino, un ser que infundía siempre emociones negativas en quien se lo cruzaba —temeridad, intimidación, misterio, inseguridad, mala espina—. Él mejor que nadie sabía lo que significaba conocer lo que te rodeaba y también hacerlo todo sin pensar. Él también fue joven alguna vez. Por eso tomó la decisión de entregarse a lo que mejor sabía hacer, a lo que él realmente era.

Necesitas hacerte otra pregunta. Antes, una menor que determinará la respuesta a la pregunta importante. ¿A qué te has acostumbrado? —tras decir esto, la miró. Le gustaba mirarla. —El cambio que estás viviendo ahora no durará eternamente. No temes el cambio que ya se está dando porque ves los efectos a corto plazo, pero no sabes lo que habrá después. ¿A qué sí le tienes miedo?

Por primera vez en mucho rato, Rymond se movió. Miró hacia arriba y, despacio, se echó el cabello empapado hacia atrás provocando que su apelmazada melena cayera sobre su espalda con un sonido acuoso. Acto seguido algunos mechones laterales se deslizaron sobre sus hombros y su brazo.

Ahora, fue él el que suspiró.


_______________________________________________________________________________
PD: Me ha salido un post muy Gary Stu lo siento, pero Rymond no es así, de verdad ;-; Es un pj muy intenso y a veces me cuesta expresar cosas sin que quede pedante



R y m o n d   K a l l a h a n


Gracias, Van Helsing :3


avatar
Apodos : Rymond Kallahan
Avatar : Josip Tabak
Habilidad : Iron Skin.
F. Inscripción : 16/08/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Cala Tor el Lun Mar 14, 2016 1:30 pm

Cala se detuvo un momento a meditar todo aquello que le había dicho. Las palabras de Rymond se hicieron claras en su mente como las piezas de un puzzle que ella no sabía encajar por mucho que lo intentase pero que, ahora, tenía solución. Ella era un ser muy racional, aunque a veces no pudiera parecerlo porque también era muy impulsiva en las pequeñas cosas. Había pensado y vuelto a pensar todo lo que había hecho durante toda su vida, incluso antes de hacerlo. A veces ella misma opinaba que quizá pensaba demasiado. Le gustaba conocer las consecuencias de todo aquello que iba a hacer aunque a veces no pudiera saberlas.

Pero a veces no necesitaba pensar lo que iba a suceder o lo que tenia que hacer porque, o era muy evidente o simplemente sucedía sin que ella pudiera cambiarlo. La prueba de ello era el sitio donde se encontraban.

Rymond tenía razón, suspiraba demasiado y, como de costumbre, se preguntó si aquello sería un mal habito que tenía por costumbre, para intentar expresar aquello que tenía dentro pero sin atreverse a decirlo realmente. Un suspiro podía encerrar muchas cosas, ella lo sabía bien.

Ante aquellas dos preguntas a Cala le entró una especie de nerviosismo que precede a la sensación de acorralamiento y posteriormente a la hostilidad o la violencia. No hacia su acompañante sino hacia si misma. No estaba segura de querer conocer la respuesta a esas preguntas, sobretodo a la pregunta importante. La loba no quería saber que era lo que le daba miedo aunque en el fondo ya lo sabía, pero reconocerlo haría que aquello se hiciera más presente en su mente. En aquellos momentos lo guardaba en algún recóndito y oscuro rincón de su mente donde parecía más los despojos de un sueño que una declaración real.

Cogió aire, armándose de valor y lo miró. Se fijo en el realmente, obligándole a su mente a aceptar que no estaba sola allí por mucho que ella quisiera fingir que sí, que una barrera invisible podía envolverla y alejarla de el exterior. El cabello largo, mucho más largo que el suyo, le caía por la espalda y Cala pensó que si ella llegara a tenerlo así de largo se pondría de los nervios.

Me he acostumbrado a sufrir, en cualquier medida, a aquello que pueda dar un cambio drástico a todo lo que soy ahora. Me he acostumbrado al miedo y eso me da miedo. Es algo complejo. — Murmuró con un tono de voz suave, no intentaba sonar agresiva, no en aquella ocasión al menos.

Finalizó la explicación de una forma un tanto ambigua, intentando, quizás, no indagar más en el tema en cuestión.

Cala se movió también, pero esta vez fue para subirse enteramente al sepulcro, por lo que sus piernas ya no quedaban colgando. El frío y mojado mármol le provocó un escalofrío y se encogió más en si misma mientras su mente se abría buscando nuevas respuestas a sus interminables preguntas.
_______________________________________________________________________________
PD: ¡No te preocupes! A mí en este rol, me está saliendo una Cala muy sensiblona cuando ella en realidad es bastante hostil y agresiva, lo juro. ;-;  
avatar
Apodos : Cala Tor
Avatar : Chloe Moretz
Habilidad : Anti-Ilusiones.
F. Inscripción : 18/06/2015


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Rymond Kallahan el Sáb Mar 19, 2016 2:36 pm

Rymond esperó la respuesta en silencio, sin apenas moverse. No fue hasta que Cala habló que el lobo negro volvió  a parpadear. Tuvo que hacerlo varias veces, pues al no hacerlo durante largos segundos, y a pesar de la lluvia, los ojos se le resecaron un poco. Incluso se rascó el párpado con el índice.

Rymond no era perfecto. Quizá, dentro de su pequeño gran mundo, él mismo lo creyera al no fallar prácticamente nunca, mas su pequeño gran mundo se encontraba únicamente dentro de su cabeza. Fuera de ese mundo las historias iban y venían en cantidades ingentes absolutamente todos los días. Que Rymond fuera consciente de esto no significaba que le importase. De hecho, le daba bastante igual. Él, con saber que esas historias existían, tenía más que suficiente. No le importaba conocerlas. Él, sabiéndose un genio en lo suyo, esperaba el momento exacto para actuar, y para ello debía realizar un estudio. Fuera de ese estudio, al moreno poco le importaba cómo ese estudio había desembocado en fuera cual fuese su resultado. Como ejemplo, una fuente. Rymond sabía cómo funcionaba una fuente, sabía que el agua era transportada por unas tuberías cuyo final era la boquilla por donde ésta era expulsada al exterior, pero no tenía ni idea, ni tampoco le importaba, de la velocidad del agua, de la presión, de dónde provenía o si la presencia de esa fuente causaba más daños que beneficios. Él sólo sabía que la fuente existía, y con eso, él lo sabía todo.

En esos momentos en los que Cala y él conversaban escuetamente en lo alto del sepulcro, a su alrededor, en otros lugares, en otras ciudades, más personas y criaturas estarían interactuando, hablándose, peleándose, teniendo el sexo más duro, naciendo y muriendo. Y él, aunque lo sabía, prefería estar pendiente de la loba rubia.

Ser fuerte no significa ser invencible, Cala. Tendrás miedo al miedo el resto de tu vida. La única manera de superarlo sería convirtiéndote en el propio miedo y conociendo qué hay detrás de esa sensación que te hace alejarte de lo que podría ser peligroso. ¿Cómo pretendes superar eso? No se puede. Debes aceptarlo y actuar de la mejor manera que creas en cada momento. Debes aprender a conocerte a ti misma como has hecho hasta ahora. Debes conocer tus capacidades, tus límites, en qué situaciones podrías ser más fuerte de lo que realmente crees que eres. Si consigues eso, podrás enfrentarte a todo lo que te venga de la manera en la que te venga —Rymond habló mirándose los dedos, los cuales movía lentamente aunque con soltura —. De todas formas debes saber que eres muy valiente. No todo el mundo, y mucho menos la gente joven como tú, es capaz de llegar a ese nivel de introspección sin volverse loco.

Cuando Cala retrajo las piernas y tembló, el inglés movió los ojos para observarla. Sabía de su carácter, pero en aquellos momentos se le antojó tan frágil como débil. Si bien era cierto que al lobo no le solían importar ese tipo de detalles por creerlos poco importantes, en ese momento Rymond se sorprendió alargando un brazo en un movimiento diagonal. Lo estaba abriendo para ofrecerle el sitio, pero al mismo tiempo también tendía la mano hacia la loba.

Ahora tienes frío. ¿Quieres que te abrace?



R y m o n d   K a l l a h a n


Gracias, Van Helsing :3


avatar
Apodos : Rymond Kallahan
Avatar : Josip Tabak
Habilidad : Iron Skin.
F. Inscripción : 16/08/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Cala Tor el Dom Mar 20, 2016 7:58 am

A la nívea le sorprendió la pregunta y parpadeó varias veces antes de dignarse a prestar atención a aquello que había dicho. Miró, como si no viera realmente, el brazo del moreno, tendido en su dirección. Frunció el ceño y luego lo miró a él y al sitio que había dejado esperando ser ocupado por ella. Cala no acostumbraba a tener frío cuando se quedaba bajo la lluvia, pero claro también solía quedarse bajo la lluvia en su otra forma, más peluda y menos vulnerable.

Lo meditó unos segundos, con rapidez, sabiendo que el lobo no esperaría eternamente una respuesta de su parte. Al final acabó asintiendo, mientras notaba como las gotas de lluvia ya casi formaban parte de ella. Seguramente cuando el temporal amainase se sentiría extraña al no escuchar el crepitar del agua o no sentir las gotas contra su cuerpo. Con agilidad, se acercó a él aceptando la mano que le tendía y, una vez sentada en el espacio que él había dejado para ella le soltó.

Se sentía algo extraña pues no es una situación en la que se encontrase habitualmente por no decir nunca pero, no podía negar que era agradable y en poco rato se sorprendió a si misma buscando cobijo y calor junto al lobo negro.

Mientras, su cabeza no dejaba de funcionar, según él tenía que conocerse a si misma para poder enfrentarse a lo que fuera pero no tenía ni idea de como hacer eso. Hasta la fecha había sido fácil, sabía lo que gustaba y lo que no, hasta donde podía llegar y hasta donde no podía y, por supuesto, lo que podía aguantar. Pero, ahora esos límites se tornaban difusos y desdibujados y la loba ya no sabía realmente como debía buscarse porque, sin lugar a dudas, se había perdido en sí misma.

¿Y cómo voy a hacer eso? — preguntó Cala sintiéndose ya insegura de sí misma, de lo que sentía y de lo que debía hacer, como actuar. Volvió a suspirar confirmando su anterior sospecha de que lo había tomado por un mal hábito y miró de reojo a Rymond buscando alguna respuesta que realmente le ayudase a vislumbrar algo del caos en el que se había vuelto su mente.
avatar
Apodos : Cala Tor
Avatar : Chloe Moretz
Habilidad : Anti-Ilusiones.
F. Inscripción : 18/06/2015


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Rymond Kallahan el Vie Abr 08, 2016 7:17 pm

Rymond, por norma general, era complicado. Desde su perspectiva todo estaba muy claro y apenas había espacio para los contratiempos y las dudas. Sin embargo, desde fuera, él era raro, misterioso y prácticamente imposible de conocer. Ni siquiera Ana había logrado ver más allá de lo que él mismo había permitido sin darse cuenta. Con Cala le estaba resultando tremendamente sencillo seguir la fluidez de la situación. No se sentía forzado a nada, y eso no hacía sino incrementar la comodidad que sentía. Sonrió cuando ella aceptó su ofrecimiento y se acurrucó a su lado. Lo cierto era que no se esperaba esa respuesta. Se esperaba una respuesta verbal aunque pudiese ser afirmativa, pero no esa. Una vez más, Cala le sorprendía. Tenía la sensación de saber algunas cosas sobre ella y a la vez no conocerla de nada.

Cuando la loba blanca se acomodó del todo, Rymond cerró su abrazo entorno a ella. Un abrazo extraño, sin duda. Una mezcla de desinterés y paternalismo, o quizá algo que solamente Rymond era capaz de calificar. El calor instantáneo que la piel de la rubia transmitió en su piel desnuda fue más agradable de lo que esperó. Le gustaba. Además, cuando ella se apegó buscando algo más Rymond frunció el ceño una vez más. Le extrañó tanto que hasta parpadeó varias veces. Ya había quedado claro que Cala tenía algo, pero, si la gente, todos, rehuían de él de semejante manera, ¿por qué ella incluso buscaba acercarse tanto buscando, tal vez, protección? ¿Rymond un protector? Cala iba a resultar o más inocente de lo que parecía o mucho más inteligente, después de todo.

Eso solamente puedes saberlo tú —respondió, sin más —. Cuando vivas una situación que te ponga al límite conocerás tu verdadera fuerza y resistencia. Algunas personas se hacen fuertes al sufrir. Otras, quedan tan heridas que tardan toda la vida en recuperarse. Depende únicamente de ti y de cómo seas en el momento de vivir lo que te toque.

En un cincuenta y cincuenta, Rymond había acercado sin darse cuenta y con toda la intención, el rostro al cuello de Cala. Su instinto cánido lo llevaba a buscar ese olor que la había delatado minutos antes por encima de su presencia visual. El lobo negro sentía las diminutas partículas disueltas en el aire inundar sus fosas nasales con una mayor intensidad ahora que la tenía tan cerca, y su aroma le resultaba tan fascinante que quería olerlo incluso más de cerca. Sin maldad del todo en sus acciones, llevó la mano que tenía libre en su costado a la mejilla de la omega y se la acarició suavemente con el pulgar. Con el brazo que la rodeaba, apretó ligeramente el abrazo y finalmente hundió la nariz en su cuello. Su melena dorada se interpuso entre ambas pieles, pero no resultó impedimento para que Rymond aspirara profundamente y luego exhalara de la misma forma calentando la zona. Quiso hacerlo una segunda vez, pero cayó en la cuenta de que quizá a ella no le gustara. Levantó un poco el rostro y la miró.

¿Te molesta? —preguntó en un susurro grave.

Traviesa, una gota de lluvia resbaló por su nariz y se desprendió hacia el mármol.


_______________________________________________________________________________
PD: Siento MUUUUUUUCHO la tardanza. Ya he vuelto :3



R y m o n d   K a l l a h a n


Gracias, Van Helsing :3


avatar
Apodos : Rymond Kallahan
Avatar : Josip Tabak
Habilidad : Iron Skin.
F. Inscripción : 16/08/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Cala Tor el Sáb Abr 09, 2016 7:03 am

“Una situación que la pusiera al límite”. Cala pensaba en aquello y analizaba con cuidado todas las situaciones peliagudas en las que se había encontrado. Ninguna lo suficiente al límite para ella ¿Y si realmente no conocía sus límites? ¿Y si era como uno de esos caballos desbocados que no sabe cuando parar? Frunció el ceño al tomar en cuenta aquella posibilidad. Probablemente no habría problema con ello hasta que… Hasta que el límite se rompiera y el sufrimiento llegase a ella en oleadas tan grandes que seguramente no podría soportarlo. Lo sentiría todo como nunca antes lo había sentido y, en cierto modo, aquella idea le resultaba atractiva.

Notó el abrazo del lobo, era reconfortante para que mentir. Se sintió relajada y… ¿protegida? Sí, suponía que sí. Era extraño y agradable, al mismo tiempo, sentirse así pues la única protección que había tenido hasta la fecha era la que ella misma se había proporcionado y no porqué los demás no quisieran protegerla a ella, sino porqué había sido ella quien no había dejado a nadie, nunca, acercarse tanto como para permitirse aquellas confianzas.

Cala no se movió cuando notó el rostro del contrario cerca de su cuello, ni siquiera se puso nerviosa, únicamente lo miró de reojo y luego volvió a fijarse en la lluvia caer y en la leve niebla que no tardaría en crearse. Ella notaba, también, el olor del lobo a causa de la proximidad, pero ya lo había notado antes también. A pesar de la lluvia, las partículas de aquél olor tan característico permanecían en torno a ellos como una aureola indivisible. Al escuchar la pregunta del moreno, lo miró directamente y lo analizó levemente ladeando la cabeza. Luego volvió a desviar la mirada.

No. —respondió sin sonar demasiado brusca, o al menos sin pretenderlo.

No le molestaba, por extraño que pudiera parecer, la proximidad del lobo cuando ella acostumbraba a rehuir todo intento de acercamiento.
avatar
Apodos : Cala Tor
Avatar : Chloe Moretz
Habilidad : Anti-Ilusiones.
F. Inscripción : 18/06/2015


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Rymond Kallahan el Lun Abr 11, 2016 10:08 pm

Si había un momento que Rymond realmente disfrutaba, ése era el de conseguir la vía libre. Quizá, en los confines de su mente, sí había espacio para pequeñas alegrías. Ese momento en el que la tensión de la espera se rompía para dar paso a lo que había estado esperando era para él lo que un dulce para un niño pequeño. En esos momentos la seguridad de poder obrar libremente se adueñaba de él, a veces sacando a relucir sus más bajos instintos. Esa era una de esas veces.

Mejor —su voz sonó grave y tajante, como un preludio. Unas palabras que dejaban claro que no iba a detenerse.

Despacio, con tacto, los dedos de su mano libre, la que acariciaba la mejilla de la loba, se posaron sobre su brazo y apretaron ligeramente al tiempo que trazaban un surco en su piel. Rymond pretendía darle una caricia posesiva, de esas que demostraban que se quería algo más que un mero contacto físico. Mientras tanto, con el otro brazo, intensificó el abrazo y abrió la palma de la mano, la cual posó en el estómago de la rubia. Allí se entretuvo en dibujar formas aleatorias con la punta de los dedos. Tras terminar el surco con la primera mano, el lobo negro comenzó a dar pequeñas narices con la palma de la mano en un vaivén largo y lento, suave. Todo lo que hacía, cada pequeño movimiento, estaba impregnado de un calor inusual en el moreno. Aunque, también era cierto, la situación no era habitual.

Entretanto, su rostro volvió a la carga. Ahora fue un poco más «brusco». Apartó el mechón rubio que al principio le impidió oler bien con la barbilla, poblada de barba, y con los labios entreabiertos pegados a su piel blanquecina, Rymond trazó pequeñas caricias de arriba abajo, desde su oreja hasta su clavícula. Poco después, el vaho caliente había humedecido el cuello de la joven loba. Tal vez, y sólo tal vez, se le escapara algo parecido a un mordisco muy suave.

En el fondo, Rymond se estaba dejando llevar. Cala, tuviese la reacción que tuviese, podía sentirse afortunada.



R y m o n d   K a l l a h a n


Gracias, Van Helsing :3


avatar
Apodos : Rymond Kallahan
Avatar : Josip Tabak
Habilidad : Iron Skin.
F. Inscripción : 16/08/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Cala Tor el Vie Abr 15, 2016 3:14 pm

La voz grave del lobo no alarmó a Cala, como hubiera sido natural. Por alguna razón no encontraba aquella situación tan rara y tampoco era algo que la molestase, de hecho podría admitir con total naturalidad que le gustaba. Prefería aquello que tener que buscarse a sí misma porque supondría un agotamiento físico y moral para el que no estaba o no quería estar preparada.

La lluvia seguía cayendo con una violencia desmesurada, la noche se había cernido sobre el cementerio y las sombras se alargaban y se hacían tétricas y siniestras, pero no era aquello en lo que estaba pensando Cala en aquél momento. Otras cosas, difusas y mezcladas le rondaban por la cabeza. Sentía su mente turbulenta y sus sentidos embotados, como si estuviera bajo el efecto del alcohol de algún otro tipo de droga.

Si bien, no era algo a lo que estuviera acostumbrada, Cala sintió las caricias del lobo como si se las dieran cada día, como si fuera algo familiar aunque realmente no lo era. Quizá aquella sensación se debía más a la persona y no la acción en sí. La loba no se paró mucho a pensar en ello porque, realmente, en aquél momento le estaba costando pensar como lo había estado haciendo. Tenía pensamientos y sentimientos encontrados que batallaban entre sí y, parecía ser que, la única salida era dejarlo todo.

Así lo hizo, Cala se desprendió de sus pensamientos, dejándolos arrinconados en algún lugar de su mente y, simplemente, se dejó llevar por la situación. Apenas si se movió para corresponder alguna caricia, simplemente se permitió disfrutar de la situación sin preocuparse por si luego habría remordimientos, que no los habría.

En el fondo, Cala, se seguía sintiendo algo insegura de si misma y probablemente, aunque ella quisiera esconderlo, aquello se reflejase en su forma de actuar y reaccionar.
avatar
Apodos : Cala Tor
Avatar : Chloe Moretz
Habilidad : Anti-Ilusiones.
F. Inscripción : 18/06/2015


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Rymond Kallahan el Sáb Abr 23, 2016 3:40 pm


Cuando Rymond volvió a permitirse hundir la nariz en el cuello de la loba percibió el aroma del placer. Acababa de comenzar y ella ya empezaba a retorcerse. Sinceramente, no esperó tan pronta respuesta positiva de su parte. Sabía que podía cambiar de parecer en cualquier momento, pero aun así le sorprendió que su primera reacción, en lugar de parecer tímida, reacia o incluso novata, fuera devolverle las caricias y mostrarse de lo más receptiva. Porque, con cada una de ellas, aunque no fueran muchas, Cala le estaba diciendo no solamente que sí quería, sino qué quería.

Y aquello lo volvió loco.

Lo que comenzó como una caricia en su vientre se transformó en una demanda en la que Rymond se afanó en apartar la ropa con mano hambrienta. Cuando tuvo toda la piel del vientre y bajo vientre a la vista la volvió a acariciar, ahora de forma intensa, apretando. El cuello de Cala se volvió el centro de la diana en la que el lobo negro clavo sus dientes con la intensidad justa para hacerse notar, mas no hacerle daño. Tras aquel mordisco lamió la zona con una media sonrisa en los labios. Entre beso, mordisco y lamida sus manos se encontraron en el vientre de la loba, acariciando con movimientos circulares desde dentro hacia afuera en los que llevaba la punta de los dedos muy cerca del centro de su cuerpo.

El lobo negro recordó a Ana y la primera vez que sucedió. No fue mucho después de que lo salvara. Ana le dijo que iba a bañarse, pero fue la primera vez que dejó la puerta abierta. Rymond, curioso, se acercó y la observó por la ranura. Lo que vio fue fascinante. Era la primera vez que lo veía. Vio a una mujer de curvas generosas, cabello moreno más largo de lo que había imaginado al ser rizado y piel blanca ligeramente bronceada por la que resbalaba el agua. Rymond entró, sin pensárselo mucho se agachó tras ella, le mordió el cuello y el resto fue historia.

Ahora volvía a tener entre sus brazos a una mujer que de alguna forma era significativa para él, con agua de por medio y, aún mejor, estaba de espaldas aunque él estuviera una cabeza por encima. Al principio se dejó llevar, pero ahora tomó el control. Y pensaba llevarlo hasta que llegara una respuesta negativa por parte de la loba.


Un rato después en el que su respiración ya había comenzado a acelerarse, Rymond fue subiendo las manos muy despacio por el torso de Cala hasta que alcanzó sus senos y los masajeó con suavidad pero sin abandonar esa intensidad propia del momento. Con ellos se entretuvo los momentos siguientes. Los tocaba como se le antojaba, siempre respetando los deseos de la loba. Rymond era un hombre acostumbrado a lo calculado, y en esos momentos no le resultaba difícil mandar al cuerno los preparativos. ¿Qué tenía Cala? De momento prefería no saberlo y sí continuar explorando su cuerpo.

El lobo se movió para poder acomodar a Cala y tener una mayor libertad de movimiento. Mientras sus manos seguían ocupadas con sus pechos su boca se dedicó a mordisquear su fino cuello, a repartirlos entre el costado, la nuca y el hombro. Estaba mojada, pero aun así le gustaba su sabor.

De no ser por la fuerza con la que caía la lluvia su grave y oscura carcajada hubiera resonado en todo el cementerio.


________________________________________________________________________________
PD: Lamento la tardanza. Creo que deberías ponerle el +18 al título (?)



R y m o n d   K a l l a h a n


Gracias, Van Helsing :3


avatar
Apodos : Rymond Kallahan
Avatar : Josip Tabak
Habilidad : Iron Skin.
F. Inscripción : 16/08/2015


Ver perfil de usuario
Omega

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Cala Tor el Miér Abr 27, 2016 6:20 am

De un momento a otro Cala había perdido toda cordura que pudiera haber en su caótica mente. El cementerio en el que se encontraban había desaparecido para ella y lo único que era capaz de percibir y sentir eran las manos del lobo recorriendo al completo su cuerpo haciendo que se retorciera. Estaba claro que el que llevaba la batuta en el asunto era él y a ella no le importaba, por ahora. Notó la fuerza de sus dientes en su cuello, brusco pero sin pasarse y un pequeño gruñido se escapó de la garganta de la loba que tampoco se esmeró mucho en retenerlo.

Ya no recordaba de que habían estado hablando y como habían llegado a aquella situación pero por mucho que se esforzase en pensar, las sensaciones que le provocaba Rymond se imponían sobre su raciocinio. A decir verdad, Cala nunca había creído que pudiera llegar a aquél tipo de “relación” con el lobo negro, de hecho nunca había creído que llegaran a ningún tipo de relación excepto un “hola y adiós” en algún encontronazo y, por alguna razón sabía que cuando todo aquello acabase las aguas volverían a su cauce y el “hola y adiós” volverían a su vida como hasta ahora.

Y no le importaba. Cala no era una persona a la que le gustase relacionarse mucho con la gente, aquello había sido más que una excepción  y, no era que le molestase, simplemente no era un ser de mantener vivas las relaciones. Por lo general las dejaba morir lentamente, desatendidas mientras ella se arropaba con su soledad.

La lluvia seguía cayendo con fuerza sobre ellos, pero aquello no importaba porque la lluvia también había dejado de existir. Notó la boca de Rymond, implacable, en su cuello y de alguna forma sintió que aquello encerraría sus temores durante un tiempo, al menos. Era una distracción más que bienvenida y, sobretodo, placentera.

Se atrevió a seguir devolviéndole algunas caricias con algo más de ímpetu que antes porque la delicadeza tampoco iba mucho con ella y a decir verdad comenzaba a notar una sensación de euforia correr por su sangre. Se sentía activa, pero al mismo tiempo no se atrevía a moverse demasiado, los resquicios de su inseguridad seguían presentes en sus actos pero en ningún momento se echó atrás en lo que ya habían empezado. No tenía intención de hacerlo en ningún momento, fuera cual fuese el resultado de todo aquello.

No acababa de entender que era lo que tenía el lobo para que ella no quisiera salir corriendo ante su contacto o lo rehuyese como solía hacer con el resto de personas, por lo general. Atribuyó todo aquello a la pequeña atmósfera de confianza que se había creado en su escueta pero profunda conversación. Quizá había exagerado el carácter del lobo y no es que no tuviera mal carácter, que lo tenía, sino que quizá aquello no era tan malo como los demás suponían.

¿Qué pasaría después? La rubia tenía claro que cada uno volvería a lo suyo sin tener que arrepentirse de nada de lo ocurrido, o eso esperaba. Pero en cuyo caso eso le sucediera a ella, también tenía claro que lidiaría sola con sus remordimientos, no sería peor que el resto de cosas con las que tenía que lidiar.
avatar
Apodos : Cala Tor
Avatar : Chloe Moretz
Habilidad : Anti-Ilusiones.
F. Inscripción : 18/06/2015


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Put me to sleep... (+18) [Rymond Kallahan]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.